Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

El puente blanco: paisaje, ingeniería y diseño para un escenario de la guerra civil española

Un puente de atractiva estética y simple diseño que se impone con en un tranquilo paisaje rural y de llanura. Un lugar para conocer y disfrutar.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

Fotografías: Rodrigo García / rgarcia@lanueva.com

   Un poco transitado camino de tierra, al que se accede desde la Ruta 72 unos pocos kilómetros antes de ingresar a Sierra de la Ventana, une a esa localidad con Coronel Pringles, con un recorrido de 50 kilómetros que incluye el paso por las estaciones ferroviarias (o lo que queda de ellas) Zoilo Peralta y Stegman, construidas a principios del siglo XX en el tendido del tren vía Pringles, entre Plaza Constitución y nuestra ciudad.

   A poco de iniciar el recorrido se debe salvar el río Sauce Grande, en su cauce entre su nacimiento en las sierras y su desembocadura en la laguna Sauce, cerca de la localidad de Monte Hermoso. Para sortearlo, en 1937 –gobernación de Manuel Fresco-- la dirección provincial de vialidad diseñó, calculó y construyó un atractivo puente de hormigón armado.

   Se lo conoce popularmente como el “Puente blanco” y es, sin dudas, una belleza desde lo estético, con su pequeña escala –65 metros de largo por 8 de ancho--, y una figura que se funde de manera amigable con el paisaje.

La obra en construcción, 1937

Entre arcos y tensores

   Estructuralmente se trata de un puente en arco, así llamado por los arcos laterales que definen su perfil, que lo destacan y hacen visible contra el paisaje rural que lo rodea.

   De cada arco cuelga un conjunto de parantes, encargados de sostener el tablero que contiene al pavimento. En la parte superior aparece una suerte de cubierta de particular trazado, un entramado de vigas cuya función es evitar el movimiento lateral de los arcos.

   Todo el conjunto apoya sobre dos bloques de fundición, los cuales se pueden visualizar con claridad cuando se desciende al arroyo.

   El sitio es recomendado como ideal para un paseo corto, tomar fotos y admirar esta obra a la que algunos califican de “señorial”. Se puede además disfrutar de un momento de tranquilidad en las márgenes del río, caminar por sus orillas y descansar a la sombra de una añosa arboleda.

   A pesar del paso del tiempo, la estructura se encuentra en buen estado, más allá de haber perdido unos muros de protección que tenían los estribos, arrastrados por una importante crecida del río en 2003.

   En las barandas de hormigón ubicadas en el acceso al cruce están grabadas, bajo relieve, las leyendas “Río Sauce Grande” y las distancias a Bahía Blanca (101 km) y a Coronel Pringles (49 kilómetros). Una placa amurada en un pilar da cuenta del año de construcción.

 

El lugar de los dragones

   Pero además de su atractivo propio, el sitio tiene una historia adicional muy interesante. En 2009 su tranquilidad se vio alterada con la llegada de un numeroso equipo de filmación. Fue el lugar elegido por el director británico Roland Joffé --–el mismo que dirigió Los gritos del silencio y La Misión— para la realización de algunas partes del film "There by dragons" (estrenada en nuestro país como "Encontrarás dragones"), protagonizada por Charlie Cox, Wes Bentley y Olga Bentley.

   Se trata de un drama basado en la vida de un periodista inglés que descubre e investiga una antigua relación de su padre con el Opus Dei. El film  recrea diferentes momentos de la guerra civil española y la persecución de los republicanos a los religiosos, que cobró la vida de 12 mil sacerdotes.

   El puente aparece como escenografía de algunos combates e incluso en su parte superior aparecen colgados varios muñecos haciendo las veces de cadáveres. “La fotografía y la vivacidad cromática de las tomas son maravillosas.

   En la guerra se destaca el realismo de las batallas, a la altura de las mejores películas bélicas”, mencionó una crítica de 2011, año del estreno en Madrid.

Otro puente, también de película

   El puente serrano se suma así a otro de nuestra región como espacio de películas. La referencia es al conocido Puente Canessa, en el km 22 del camino de la Carrindanga, que pasa  sobre el arroyo Napostá. En 1995 fue parte de Caballos Salvajes, film dirigido por Marcelo Piñeyro, en una escena que muestra como el auto deportivo que ocupaban Leonardo Sbaraglia y Héctor Alterio, protagonistas de la historia, comienza a rodar por el camino, cruza el puente y termina cayendo a las aguas del Napostá.