Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

“Caí noqueado y se me apagó la luz”, dijo el “3” de Aldosivi tras el durísimo golpe que recibió

Ian Escobar chocó su cabeza con Iván Cazal, de Lanús, quedó inconsciente y fue hospitalizado de inmediato. Hoy ya está mejor y, según él, la puede contar.

 

   El golpe fue durísimo y hubo minutos de mucha tensión y preocupación en la cancha de Lanús tras el encontronazo de cabezas entre Ian Escobar y Iván Cazal, que terminó con el jugador de Aldosivi inconsciente y hospitalizado. Ayer fue todo dramatismo, pero el lateral del “Tiburón” evolucionó favorablemente y no le quedaron secuelas de la lesión.

   "Me levanté en el hospital y no sabía qué pasaba", fue lo primero que le manifestó Escobar a TyC Sports.

   Además reveló: "Me dijeron que hablé en la ambulancia pero no me acuerdo de nada; yo me levanté cuando me estaban haciendo la tomografía computada y ahí pregunté todo, no sabía dónde estaba".

   También explicó que recibió infinidad de mensajes por parte de sus compañeros, los rivales y mucha gente que le demostró todo su cariño. "Hablé con todos, le agradecí a todos", afirmó.

   Sobre su estado aseguró que está mejor. "Anoche no pude dormir porque me dolía mucho la cabeza, pero hoy amanecí bien", relató.

   Cuando vio la repetición de la jugada, reconoció: "Caí noqueado y se me apagó la luz; ahora tengo un huevo en la cabeza terrible".

   Al ser consultado por los pasos a seguir, el futbolista sostuvo: "Me hicieron la tomografía y no salió nada, pero no me dijeron hasta cuando voy a estar acá".