Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Carhué Vuela: un festival acrobático que llega con sorpresas

Se llevará a cabo el 15 y 16 de octubre para celebrar los 75 años que el Aero Club Carhué cumplió el pasado 9 de junio. Contará con la visita de Jorge Malatini y otros destacados pilotos acrobáticos. Se exhibirá el Stearman, un avión de 1949 que fue restaurado por su dueño.

El avión Stearman restaurado que será parte del show.

Anahí González Pau
agonzalez@lanueva.com

   Octubre parece lejano pero la distancia se acorta cuando se trata de llevar adelante la logística de un evento de la magnitud del Carhué Vuela, el cual tendrá lugar los días 15 y 16 de ese mes y contará con destacadas visitas, muestras y exhibiciones.

   A través de este festival, los organizadores planean festejar los 75 años del Aero Club Carhué, cumplidos el pasado 9 de junio.

   Fabio Robilotte, miembro de la Comisión Directiva del Aero Club Carhué (descendiente de quienes donaron las hectáreas de tierra para que se pudiera seguir adelante con este proyecto) comentó sobre las características del evento.

   “Elegimos realizar el festival en octubre, en primer lugar, por el clima, porque estaremos en primavera y así aprovechamos que los días serán más cálidos y, en segundo lugar, porque los pilotos de aviones acrobáticos que queríamos tener presentes estaban disponibles para esa fecha”, dijo.

   Anunció que la gran expectativa de esas jornadas estará puesta en la visita del piloto Jorge Malatini, con gran prestigio profesional y una trayectoria que avala las difíciles acrobacias que hace en el aire con su particular avión.

   “Con su talento representa al folclore y la tradición de los aeroclubes de todo el país. Estará acompañado por Leandro Ferrari y Javier García, dos pilotos acrobáticos destacados”, señaló.

   Otro de los atractivos previstos es el avión Stearman de 1949, biplaza, de la Segunda Guerra Mundial, que estuvo en Carhué durante mucho tiempo y después se vendió a una persona que lo restauró.

   “Es un muy lindo espectáculo ver al avión en tierra y en vuelo porque está restaurado originalmente”, dijo.

   El avión, que había sido adquirido por una empresa de fumigación de Carhué que ya no existe, estuvo en el areoclub durante más de 15 años, prácticamente sin uso, hasta que hace unos 10 años lo vendieron.

   “Lo había comprado esta empresa porque es una aeronave muy versátil y dúctil para maniobrar y el motor tiene mucha potencia y capacidad. Su actual dueño lo dejó impecable y hasta preserva los colores de la Armada Argentina”, añadió.

   También se espera la presencia de paracaidistas y se presentó una carta al Museo de la Aviación Naval Argentina Comandante Espora con una invitación a participar de una muestra estática y de alguna presentación dinámica.

   Además, habrá feria de emprendedores, exposición de autos, patio de juegos y de comidas. Por otra parte, se está gestionando junto al Auto Car de Carhué, institución que desde hace dos años está armando su pista de carreras, la posibilidad de exponer sus autos.

    “Esperamos que sean dos días muy lindos y que la gente pueda venir, disfrutar de las actividades y quedarse todo el día”, señaló.

   Los inicios y primeros pasos del Aero Club Carhué

    Gastón Partarrieu, director del Museo Regional Adolfo Alsina brindó detalles acerca del nacimiento del Aero Club Carhué y de sus primeros pasos.

   “Nació de la inquietud de varios aficionados locales que buscaban una alternativa ante los largos viajes en tren o los caminos de tierra, muchas veces intransitables. Reunidos en el ACA y luego del análisis respectivo de posibilidades quedaba fundado el 9 de Junio de 1947”, dijo.

   Inmediatamente después comenzaron las gestiones para reunir fondos para la flota, adquisición de un predio, instalaciones y habilitación.

   “De esta manera la Comisión, presidida por Oscar Robilotte y Vice el Dr. Urlezaga Uranga, la integraban: Wenceslao García, F. Martorelli, O. Marino, Rdo. A. Alvarez, E.J Boetti, Dr. A. Zerbini, D. Sarasúa, J. Bifano, S. Laspiur y M. Astoreca. La personería jurídica se obtiene el 29 de Diciembre de 1948 y se adquiere el primer avión marca Luscombe”, indicó.

   Asimismo señaló que el 29 de mayo de 1951 fue habilitada como Escuela de Pilotaje, enviando el director de Aviación Civil Dr. Arturo D. Vatteone, hijo del pionero del turismo en Epecuén, al instructor de vuelo, jefe de Aeródromo y delegado de la Junta de Investigaciones de Accidentes, Jorge Lacoume, quién estuvo a cargo hasta su fallecimiento durante 2000.

    Luego de la fundación se alquiló unas 60 ha. a la Sucesión de Jacinto Robilotte, pero la institución no podía ser habilitada sin hangar y demás instalaciones. Por ello se comenzó a buscar fondos y se solicitaron donaciones, casi casa por casa. Así los días 24 y 25 de noviembre de 1951 se efectuaba un gran festival aéreo, al que asistieron cientos de personas, dejando inaugurado el pequeño hangar, una poco espaciosa dependencia, un baño, un fichero y las pistas trazadas.

   Fueron padrinos de la institución el Dr. Arturo D. Vatteone y Francisca Altube de Rosso. Respetando la tradición aeronáutica Elisa Robilotte de Uribe Echeverría y doña Hipólita Robilotte de Capozzi fueron elegidas madrinas de bendición de instalaciones e inauguración junto a Oscar Robilotte y Rómulo Rosso.

   Por su parte dirigieron los destinos de la misma Oscar Robilotte, los Drs. Urlezaga Uranga y Senepart, Alfredo López, Manuel Barreiro, Néstor Garcia, Néstor Castaldi e Hipólito A. Pazos en la actualidad.


En la inauguración del Aero Club que cumplió 75 años.

   Durante sus casi sesenta años de servicio cumplió cabalmente con su cometido, pues efectuó numerosísimos viajes sanitarios a diversos puntos del país, trasladó funcionarios, inspectores de escuelas y durante la inundación de los años 1980, 1985, 1992 y 2001 efectuó viajes de observación, trasladando autoridades y apoyando demás aeronaves que se enviaron oportunamente.