Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Voluntarias de "María Goretti" y su noble tarea de ayuda al prójimo

El cómodo y amplio taller de costura funciona en el Hospital Municipal "Eva Perón", sobre calle Mitre.

Fotos: La Nueva.

   Son voluntarias y se sienten sumamente gratificadas de brindar servicio a su prójimo.

   Ofrecen horas de su tiempo para atender las necesidades de los enfermos internados en el Hospital Municipal “Eva Perón”, responder a los requerimientos de ropería y asistir, en lo que puedan, a las familias que se acercan a su espacio de trabajo, ubicado sobre calle Mitre del citado centro de salud puntaltense.

   Son las conocidas “Damas de rosa”, como su atuendo las representa, y forman el Voluntariado “María Goretti” que desde 1965 cumple con su noble tarea en el nosocomio local, ahora, y desde antes de la pandemia, en sus amplias y cómodas instalaciones, que tanto les costó concretar.

   “Estamos muy contentas. Fueron muchos años de trabajar muy incómodas y hoy estamos muy bien, con más ganas que antes de realizar nuestra labor”, dijo Elia Prieto de González, presidenta de la institución.

   “Hace algo más de una semana, se sumaron tres nuevas aspirantes. En los últimos dos años, lamentablemente fallecieron tres de nuestras compañeras. Quienes quieran sumarse, pueden venir tranquilamente. No hay problema. Las puertas del Voluntariado están abiertas para todas las señoras que quieran efectuar tareas”, remarcó.

   Su misión es llevar adelante un acción para el otro y eso “nos hace muy bien a nosotras. La satisfacción que llevamos cuando nos vamos es algo muy lindo; salir a la calle y saber que tenés el deber cumplido para el prójimo es muy importante. La obra de Dios es maravillosa, entregarnos a él toda nuestra tarea”.

Ropería

   “En este momento, con respecto a la atención de los enfermos, estamos un poco restringidas por todo lo que ya se sabe. Después del peor momento de la pandemia, aún hay algunos problemas de salud y, por eso, no acudimos tanto a la sala de internación”.

   “De todos modos -aclaró-, no dejamos de atender al necesitado. Tenemos contacto con el personal, sabemos lo que hace falta. Según el caso, podemos entrevistar a algunos enfermos, pero no es tan intensa la labor en la sala como antes, cuando cortábamos el pelo y afeitábamos”.

   Mientras, dijo que las tareas de ropería siguen igual, así como la asistencia social.

   En este contexto, sostuvo que “continuamos recibiendo los pedidos y los preparamos para las familias necesitadas. Esto lo hacemos en forma mancomunada con las asistentes sociales”.

   Comentó que durante la pandemia todo estuvo suspendido. “Luego empezaron a venir por ayuda muy pocos y hace alrededor de un mes se intensificó muchísimo. Pienso que es por el frío, que la gente necesita ropa de abrigo”.

   “Nos falta ropa de adolescentes. Tenemos para bebés, niños, y de hombre y mujer. Pero estamos un poco carentes de vestimenta para los jóvenes”, sostuvo 
Para quienes deseen realizar donaciones, “lo que único que pedimos es que la ropa esté limpia. Si está rota o le falta un botón, no importa. Para eso, está el taller de costura”.

Donaciones

   Por estos días, Prieto de González comentó que se están confeccionando fundas de mesa de cirugía, camisolines, y lo que es continuo todas las semanas, las sábanas. También cuentan con tejedoras, quienes “nos hacen mantitas y sacos”.

   “Las telas las compra el Municipio. Nosotras adquirimos agujas, hilo, alfileres. Y también cuando vienen a visitarnos, nos donan todo lo que se usa en un taller de costura”, indicó, tras lo cual destacó que recibieron de regalo una remalladora y planchas. “A todos les agradecemos mucho”, subrayó y recordó que "aunque están atentas siempre", los días fijos de tareas son lunes y jueves, a las 8, y los miércoles, a las 14.

Misa y ermita

   En tanto el día de de conmemoración a Santa María Goretti es el 6 de julio.

   Habrá una misa en la parrooquia María Auxiliadora, en la cual “vamos a bendecir una imagen preciosa que nos enviaron desde Italia. Por medio de una compañera, logramos esta entrega de un escultor que trabaja sobre madera y una pintura especial, que es realmente maravilloso”.

   Además, dijo que tiene previsto edificar una ermita en la plaza homónima del nosocomio. “Tenemos que elegir el lugar, pero como en este momento hay mucho movimiento de construcción, estamos esperando y, tal vez, en dos meses tengamos nuestra ermita”, mencionó.