Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Apareció muerto en Mendoza un turista santafesino que era buscado por su familia

El cuerpo se encontraba en avanzado estado de descomposición y se investiga si cayó de 50 o 60 metros de altura. Su familia lo buscaba desde diciembre pasado, cuando perdió comunicación con él.

Andrés Cassina

   El cuerpo de un turista santafesino que era buscado desde diciembre de 2021, fue encontrado en las últimas horas en Luján de Cuyo, Mendoza. Se trata de Germán Andrés Cassina de 38 años oriundo de Rafaela, que era intensamente buscado por su familia. 

   El hallazgo se dio gracias al llamado de una mujer al 911, que detalló haber encontrado el cadáver de un hombre boca abajo en estado de descomposición, con una mochila con sus elementos dispersos. El cuerpo fue encontrado en la Ruta Nacional N°7 KM 1180 de Polvaredas.

   La mujer oriunda de Buenos Aires, había llegada el sábado a la provincia de Mendoza y el domingo, cuando salió a caminar, encontró el cuerpo de Cassina cerca de las 17:50 horas. 

   El fiscal Franco Madiona tomó intervención y solicitó el trabajo de Policía Científica, que arribó al lugar y manifestó que el cuerpo se encontraba en avanzado estado de descomposición. Se investiga si se trató de una caída a 50 o 60 metros de altura. 

   En enero, el diario Sol de Mendoza dialogó con la madre de Cassina, Mirta Schvap, quien reveló que se habían comunicado por última vez el 15 de noviembre del año pasado, mientras que su otro hijo, de 22 años, lo contactó el 9 de diciembre. Desde entonces, no habían vuelto a tener noticias sobre él. 

   El hombre de 38 años llegó a Mendoza en 2019 y comenzó a trabajar en un supermercado. Pero las cosas se complicaron cuando comenzó la pandemia y perdió su empleo. Germán vivía en una pensión en la capital, cuya dueña se puso en contacto con su madre y le avisó que hacía tiempo que el hombre no regresaba y no pagaba la habitación que ocupaba.

    A partir de ese llamado el temor fue mayor y le pidieron a la mujer que hiciera la denuncia. Fue así como la dueña de la pensión fue hasta la Oficina Fiscal Nº 13, de Capital, y aportó todos los datos del santafesino. Tiempo después, cuando la policía realizó una medida judicial en la pensión donde el hombre se alojaba, constataron que sólo faltaba su celular, el cargador, su DNI y un morral.