Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

El gesto poco común de San Lorenzo, la herida que se cerró y unos "viejitos" que saben

Hablaron Alejo Agulló, Joaquín Coria y Luciano Fortelli, las voces de una noche inolvidable.

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

   El gesto no fue habitual. Terminó el partido y antes de celebrar el ascenso con espuma (y espumante), el plantel de San Lorenzo del Sud priorizó ir a saludar al rival. Como si hubiera terminado un partido más del calendario. Inclusive el propio DT local Claudio Queti se arrimó a darle un abrazo a su colega Andrés Iannamico, en medio de la tristeza generalizada en el banco visitante. Después, sí, el público local invadió la cancha y se armó un abrazo general de felicidad. Porque "Sanlo" vuelve a primera división tras superar el camino del repechaje ante Pacífico (2-0), equipo que le había ganado a 9 de Julio la final por la permanencia en la división superior.

Alejo Agulló sobresalió en la cancha y también en esta imagen, en los festejos con sus compañeros.

 

   “Son muchas cosas que se me vienen a la cabeza… Por ejemplo que no se nos dio contra Sportivo hace una semana. Los tuvimos que ver festejar y bueno, ahora se nos dio acá en San Lorenzo el ascenso, que era el principal objetivo”, dijo Alejo Agulló, quien de acuerdo con la estadística oficial fue el más valioso en el juego decisivo por el ascenso (13 puntos, 12 rebotes y una acción clave de rebote ofensivo y doble a 2m24s del final para el 62-57).

   “El marco fue el de una final, una locura. Por suerte supimos controlar los nervios y lo ganamos”, agregó antes de sumarse otra vez a múltiples abrazos con compañeros, cuerpo técnico y dirigentes.

 

“Se cerró la herida”

   Joaquín Coria fue, junto con Nahuel Diez, uno de los jugadores del plantel 2019 de San Lorenzo que descendió y anoche participó del ascenso, regreso tuvo un sabor especial para el “7”.

   “Nos costó mucho (volver a Primera). Pensá que fueron muchos años de pelear por la Promoción estando en Primera y ese año (2019) descendimos. Por suerte volvieron todos acá al club, (Esteban) Benedetti, (Sebastián) Branciforte, Lucho (Fortelli), vinieron (Franco) Ferrari y (Alejo) Agulló… Con ellos pudimos ascender. Mucho huevo. Empezamos muy mal, habíamos perdido muchos partidos. Pero la remontamos con los pibes”, dijo en medio de la euforia general.

Para Joaquín Coria (derecha) el ascenso tuvo un sabor especial, a revancha.

 

   “La temporada se hizo larguísima. Queríamos terminar ya, desde que perdimos la serie contra Sportivo. Pero esto sirve mucho. Se cerró la herida del descenso, por fin. Queríamos volver. Esperemos hacer un buen papel (en Primera), veremos si se quedan los grandes y siguen los chicos como Agulló y Ferrari”, agregó el centro.

 

“Viejitos con experiencia”

   Después de los abrazos con dirigentes, entrenadores y compañeros Luciano Fortelli dedicó unas palabras tras concretar el objetivo de volver a Primera con San Lorenzo.

   “Es un desahogo, después de casi dos años en los que no se sabía si se jugaba o no. Se fueron dando las cosas, al final creíamos que podíamos y se terminó dando un objetivo importantísimo”, dijo el base.

"Siempre tiramos para adelante cuando no salió", dijo Luciano Fortelli.

   Fortelli reconoció que el equipo tuvo hambre para no desaprovechar la segunda oportunidad de la temporada para ascender.

   “Había hambre, chicos con muchas ganas de mostrarse y algunos viejitos con experiencia que sabemos jugar este tipo de partidos. Y lo otro es que se nos fueron dando las cosas y siempre tiramos para adelante cuando no salió. Siempre positivos. Clave la unión que tuvo el grupo”, expresó Lucho, quien junto con Esteban Benedetti (un doble a 1m30s para el 64-61) y Martín Ríos Lodoli (con 2-2 en libres para el 66-61 a 52s), fueron el tridente de la experiencia que encaminó a San Lorenzo al triunfo (el base anotó el doble del 68-61 a 32s.).