Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

En el día del arquero, las manos de Lucas Partal salvaron a Liniers

El "Chivo" venció 1-0 a Ciudad de Bolívar en la Avenida Alem. Lautaro Cerato anotó, desde los doce pasos, la única conquista del partido. El golero albinegro terminó siendo determinante en el penal que le contuvo a Luciano Vázquez.

Todos los abrazos para el arquero albinegro, Lucas Partal, al finalizar el partido. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   Tan rápido como reaccionó para atajar el penal ejectuado Luciano Vázquez, fue la respuesta de Lucas Partal para mencionar que se trataba de un día especial. Pero estaba tan contento, como el resto de sus compañeros, por el triunfo obtenido que dejó atrás una racha de sinsabores, que no quiso otorgarse demasiados méritos.

   "¿Qué día es hoy? El día del arquero argentino, en homenaje a Amadeo Carrizo. Más allá de eso, lo importante es haber ganado y el peso que nos sacamos de encima. Mis compañeros dejaron la vida en la cancha; es un triunfo de todos", dijo el golero albinegro, uno de los jugadores determinantes en la victoria, por 1 a 0, ante Ciudad de Bolívar.

   Sin dudas fue desahogo ante tanta adversidad. Porque el "Chivo" sólo había ganado uno en 12 encuentros y miraba con preocupación desde el fondo de la zona caliente. Todavía no sacó la cabeza, pero un triunfo calma las aguas.

   Liniers se topó con un rival mañoso, de esos que dan pelea en todos los centímetros del terreno y que se prenden en todas las discusiones. 

   Tuvo que engranar bastante fino para poder generarle llegadas a Ciudad, aunque cuando lo logró lo complicó.

   Lo de Bulgarelli jugando casi como acompañante de Falucho Herrera y Lautaro Cerato volcado más atrás por la derecha para armar, por momentos, una doble línea de cuatro jugadores, tuvo efecto en varios pasajes del primer tiempo.

   El otro volante que se sumó varias veces al circuito ofensivo fue Franzino, quien le dio un salto de calidad al equipo.

   Allí el Chivo fue en busca de la apertura. Tuvo claridad para pisar el área rival, aunque muchas veces chocó con la seguridad de defensores que se la rebuscaron para aventar el peligro.

   La única falla que evidenció en el equipo en el PT, es que por sumar tanta gente al ataque se expuso a la contra del rival, que también tuvo lo suyo. Es más, las dos acciones contrarias más claras de los primeros minutos fueron por quedar mal parado en el mediocampo.

   Cólzera probó de media distancia por arriba y el "4", Facundo Aguerre, se perdió un gol increíble porque su función no es definir. Si le quedaba al "9" por ahí la historia cambiaba.

   Al promediar la fracción Liniers se adueñó del balón y puso en aprietos a su rival en dos ocasiones: primero fue un centro de Franzino que Yeri abortó con lo justo en el segundo palo y luego una exquisitez del jugador que viene de militar en Italia y demostró que su buena pegada sigue intacta: un tiro libre con mucha rosca dio el horizontal, pero la pelota picó a centímetros de la raya de sentencia y el grito quedó atragantado.

   Sin embargo a los 36, en la mejor jugada colectiva de los dirigidos por Ballestero -la armaron entre Bulgarelli, Herrera y Cerato- terminó con un claro penal de Quiroga para con el juvenil y una correcta interpretación del juez.

   Cerato asumió la responsabilidad y no perdonó: seco, al palo izquierdo de Cavallotti, quien se arrojó al otro lado.

   Pero, como en Liniers siempre hay un pero..., cuando se moría el primer tiempo el juez sancionó, tras la ejecución de un córner, un agarrón del Turu Martínez sobre Troncoso y volvió a cobrar penal.

   Ahí salió a relucir lo mejor de Lucas Partal, quien luego reconocería que ya sabía cómo pateaba el delantero Luciano Vázquez. Arqueó su cuerpo con destreza, amortiguó el balón y se ganó todos los aplausos.

Segundo tiempo caliente

   En el complemento el sufrimiento estuvo a flor de piel. Liniers tenía que demostrar picardía para no pecar de ingenuo, como le pasó ante Huracán Las Heras, y la verdad es que aprendió la lección.

   Es más, tuvo que soportar casi 30 minutos con un hombre menos por una injusta expulsión de Mauro Martínez. El colegiado entendió que hubo agresión del defensor para con Troncoso, pero nada de eso ocurrió. La falta existió, es cierto, aunque lejos estuvo de ser agresión y mucho menos en la simulación del delantero tomándose la cabeza.

   Ballestero rearmó con dos líneas de cuatro -Emanuel Tamalet ya estaba en cancha desde hacía algunos minutos- haciendo ingresar a Maxi Guardia y Mc Coubrey, quedando éste último como único punta para intentar pescar lo que pudiera.

   El equipo se fue retrasando más por impulso propio que por mérito rival, pero nunca resignó el contragolpe o la idea de marcar otro gol: pudo anotar el segundo cuando el ingresado Tomás Onorio ensayó una corrida en soledad y le sirvió el "tomá y hacelo" a Benavídez, aunque defensor no logró esquivar el cuerpo del golero.

   En el fragor de la lucha las rispideces aumentaron: empujones, discusiones y pierna fuerte; esta vez el "Chivo" fue inteligente para sacar provecho del reloj y no deseperarse, incluso, más allá de los 6 minutos que se agregaron a la cuenta. 

   Entre una firme defensa -sobresalió la tarea de Sebastián Leguiza- y las buenas atajadas de Partal, el "Chivo" se aferró con uñas y dientes a una victoria que le otorga respiro y le alimenta la confianza para empezar a salir del fondo.

 

La síntesis

LINIERS 1

 

LUCAS PARTAL 7

 

Taverna 6

M. Martínez 5

Leguiza 7

Benavídez 6

 

Cerato 6

G. Bárez (c) 5

Lefiñir 5

Franzino 7

 

Bulgarelli 6

C. Herrera 5

DT: N. Ballestero

 

CIUDAD DE BOLÍVAR  0

Cavallotti 6

 

Aguerre 4

Valencia 6

Lucero 5

Quiroga 4

 

Guerra 5

Palisi (c) 6

N. Yeri 7

Troncoso 5

 

Cólzera 6

Vázquez 4

 

DT: Darío Ortiz

 

   PT. Gol de Cerato (L), de penal, a los 41m. 

   ST. No hubo goles. A los 23m. fue expulsado M. Martínez (L).

   Incidencias. A los 45m. Lucas Partal (L) le contuvo un penal a Vázquez (CB).

   Cambios. 58m. Talamel (5) por Franzino, 70m. M. Guardia por Bullagarelli y Mc Coubrey por Herrera, y 90m. Onorio por Lefiñir, en Liniers; 57m. Duarte (4) por Cólzera, 69m. Barreto por Guerra y 73m. Espinoza por Aguerre, en Ciudad de Bolívar.

   Árbitro. Fabricio Llobet (5).

   Cancha. Liniers (buena).