Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Otro llamado para Cristian Zapata, que sigue teniendo hilo en el carretel

El bahiense fue convocado para integrar el preseleccionado que se prepara para los Odesur de octubre, en Asunción del Paraguay. Se competirá en la especialidad Raffa Volo.

   Desde 2011, su primera vez en el seleccionado argentino, Cristian Zapata se ha destacado en la especialidad Raffa Volo, la competencia predilecta de los europeos, que también se juega en Sudamérica. Los próximos Juegos Suramericanos de octubre tendrán presencia bochófila argentina y uno de los convocados para el preseleccionado es, precisamente, el bahiense.

   "Me llena de orgullo. Vengo de disputar un individual en Río Cuarto y en Bahía (Velocidad), estamos en semifinales de parejas junto a Rafa Randazzo y Silvio Kaddour", dijo Zapata.

   -¿Qué te genera esta nueva convocatoria?

   -Entusiasmo. Es muy importante porque te motiva mucho. Pensaba que todo estaba cerrado para mí, pero se ve que José (Gáspari) todavía me considera. Conozco el juego, lo jugué muchos años; puedo aportar mi experiencia. Agradezco por la notificación.

   -¿Sos el jugador que más jugó Raffa Volo?

   -Lo hice 5 años en Brasil, tuve la suerte de viajar a Europa con el club Círculo Militar de San Pablo en 2005/06. Jugamos en Alemania e Italia. Ellos son expertos en este tipo de juego, porque lo tienen incorporado desde siempre.

   -En los mundiales te ha ido muy bien.

   -En 2012, en Puerto Iguazú, obtuvimos el segundo y tercer lugar detrás de Italia. Y un año después fui campeón Mundial de Tiro de Precisión (Zerbín) en Bahía. También tengo un quinto puesto en Croacia 2015; y en 2011 gané en Laboulaye (torneo Sudamericano).

   -¿Es difícil rafar?

   -Es hermoso. Son canchas de alfombra de 27 metros. Si jugás contra un europeo sabés que el final es el fondo, ahí termina el bochín. Con un Sudamericano tenés más chances, ya que el bochín puede quedar en su lugar porque no le pegan.

   "En este juego se demuestra la capacidad de cada uno, porque tenés que pensar mucho. Un error de cálculo te puede costar muy caro; si tenés posibilidades de raffar el bochín tenés más chances de ganar. Igual siempre es más fácil rafar el bochín que pegarle de aire; en mi caso se dio en ambas situaciones pero he tenido mucha suerte", sostuvo.

   -Como en la final del mundial de zerbín.

   -(Risas). Esos momentos se dan pocas veces en la vida; te diría que sólo una vez. Fue ideal y especial, con cancha repleta, el tiro decisivo a un bochín que estaba lejos y había que pegarle; y el festejo con mi gente.

   -¿Cómo estamos en materia de infraestructura?

   -Nos falta. Están las canchas que se usaron para el Mundial de Iguazú, pero falta competencia. Lo compensamos con jugadores de calidad. Me ha tocado estar en muy buenos grupos.

   "El argentino siempre tiene un plus, saca a relucir su orgullo porque sobra talento. Si empezamos a competir en esas espacialidades y se invierte en canchas de este tipo no tengo dudas que seremos potencia", amplió.

   -¿Brasil es el candidato?

   -Brasil juega ese juego en sus torneos, son especialistas. Pero acá hay chicos con una capacidad de adaptación increíble. 

   "Hay que ver qué pisos presenta Paraguay y cómo se conforman los distintos seleccionados. En mi caso puedo aportar desde mi experiencia, los grupos se van conformando con charlas y prácticas. Seguramente nuestro país, como siempre lo hizo, irá con un equipo muy bien preparado", apuntó.

   -En la competencia doméstica están entre los cuatro mejores.

   -Tuvimos un mal comienzo, no pensábamos llegar a estar entre los mejores, pero en la segunda rueda ganamos 9 partidos y terminamos bien ubicados, en el cuarto lugar.

   "El equipo se va afianzando y tenemos un cruce muy duro con Almafuerte, que fue el mejor equipo de la primera rueda. Ahora apuntamos, teniendo nuestra localía en la definición, a clasificar a la semifinal. En Bahía el nivel es muy parejo, hay muy buenos jugadores", señaló.

   -Se te nota adaptado a Bahía.

   -Me siento cómodo, es mi casa. Le debo agradecer a Oscarr Rojo y Silvio Kaddour, porque ellos insistieron con mi vuelta.

   -¿Terminás el de parejas y después jugás el individual?

   -No. Para el individual no voy a estar. Tengo un compromiso en Chaco y voy a aprovechar para visitar a mi hijo. Después vuelvo para jugar el de tercetos, donde también se incorpora Oscar Fidalgo.

   -¿Cómo se siente jugar con 46 años?

   -Ufff... Pasaron volando los años, los cumplí el 9 de enero. Todavía conservo esas ganas de jugar que tenía desde chico, me ayuda mucho estar en un ambiente donde la gente te quiere. Ojalá podamos aportarle mucho a Velocidad, porque es un club con mucha historia.