Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

“Debemos trabajar espalda con espalda frente al flagelo del narcotráfico”

El camarista bahiense participó del encuentro en Rosario, convocado por la Asociación de Juezas y Jueces Federales, como una muestra de apoyo a los magistrados y fiscales que intervienen en causas de narcotráfico.

Fotos: Archivo La Nueva.

   El juez de la Cámara Federal de Bahía Blanca, Roberto Daniel Amábile, remarcó la importancia del trabajo conjunto entre distintos organismos judiciales en causas vinculadas al narcotráfico, señaló que es necesaria una mayor presencia del Estado para evitar que el comercio de droga penetre en los sectores más vulnerables y aseguró que mayores penas no se traducen necesariamente en menos delitos.

   Al respecto, señaló que durante un encuentro llevado a cabo en Rosario -ciudad que desde hace tiempo es golpeada por la violencia y el narcotráfico-, de la que participó un amplio abanico de funcionarios de los tres poderes, se buscó avanzar en la lucha y prevención de este tipo de delitos.

   “Desde la Nación se promueve la idea de organizar una mesa de trabajo, donde los jueces podamos juntarnos y hablar de las problemáticas que advertimos en las jurisdicciones donde nos desempeñamos”, explicó.

   En ese sentido, señaló que el hecho de que el encuentro se haya realizado en Rosario es “simbólico” y destacó la participación de miembros de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura, además de gobernadores y representantes del poder legislativo y judicial.

   “Más que una reunión de jueces, fue un encuentro de representantes de distintos organismos del gobierno con una finalidad en común, que es trabajar espalda con espalda frente al flagelo del narcotráfico”, dijo en diálogo con Panorama, por “LU2”.

   El magistrado reconoció que en Bahía Blanca no se vive una problemática vinculada a la droga de la magnitud que existe en Rosario y advirtió que “si no trabajamos en materia de prevención en las distintas jurisdicciones, para intentar evitar que nos suceda algo similar, siempre estamos en riesgo”.

 

Tenemos que evitar las cuestiones burocráticas vinculadas a las competencias, que demoran investigaciones o las demoran. Estamos trabajando contra el crimen organizado y no podemos darnos el lujo de que dos fuerzas de seguridad investiguen lo mismo", aseguró.

 

   “Hay que recordar que en nuestra jurisdicción local tenemos el secuestro más importante de cocaína del país, que es el caso de las Bobinas Blancas”, señaló.

   Amábile señaló que si bien en nuestra ciudad no existe una escalada de violencia significativa, “no podemos perder de vista los delitos subyacentes relacionados con el narcotráfico”.

   “Tenemos que evitar las cuestiones burocráticas vinculadas a las competencias, que demoran investigaciones o las demoran. Estamos trabajando contra el crimen organizado y no podemos darnos el lujo de que dos fuerzas de seguridad investiguen lo mismo. Por eso tenemos que trabajar en forma coordinada”, explicó.

   Al respecto, señaló que desde hace años se observa cómo el delito vinculado a la droga avanza sobre los sectores más vulnerables, utilizándolos para su comisión.

   “El 90% de las mujeres que se encuentra en cárceles fue detenido por delitos de nacotráfico; si vemos la causística, la mayoría de ellas fueron usadas como mulas. Entonces, hay que aplicar la ley, pero debemos ser conscientes que se están usando sectores de mayor vulnerabilidad”, manifestó.

   En ese sentido, manifestó que esto sucede en aquellos lugares “donde el Estado no está presente”.

 

Amábile señaló que si bien en nuestra ciudad no existe una escalada de violencia significativa, “no podemos perder de vista los delitos subyacentes relacionados con el narcotráfico”

 

   “Está demostrado, a lo largo de los años, que los aumentos de pena no disminuyen la comisión de los delitos. Cuando se habla de penas más rigurosas o disminución de garantías, esto no significa que se vaya a traducir en una baja del delito”, sostuvo.

   “Debemos trabajar en forma coordinada en la prevención del delito. Para esto, el estado debe estar presente, evitando que la gente sea captada por estas organizaciones criminales. Entonces, no se trata de sacar las garantías constitucionales, sino que el eje tiene que pasar por otro lado”, añadió.

   El magistrado señaló que en una ciudad como Bahía Blanca es mucho más sencillo trabajar en el abordaje de esta temática.

   “Desde la Cámara Federal estamos trabajando en la creación de un cuerpo interdisciplinario, planteando un abordaje en ese sentido para estas personas que quedaron como víctimas, porque vemos que muchas veces se detiene a los padres, pero sus hijos los menores siguen con la misma actividad. Por eso queremos crear este cuerpo, de manera de tener una estadística de cómo se utiliza a las personas en los distintos puntos de la ciudad”, concluyó.