Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

“Estamos muy abajo y lo sabemos, pero nuestra idea es clasificar entre los ocho”

Carlos Gímenez, además de marcar el primer gol en la victoria de Sansinena sobre Independiente de Chivicoy, se convirtió, según lo que se pudo ver y escuchar en el estadio Luis Molina de General Daniel Cerri, en uno de los referentes del plantel “tripero” en este Federal A 2002. Su equipo ya no está en zona roja.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

   La foto es del primer gol de Sansinena, el que abrió la cuenta para el triunfo sobre Independiente de Chivilcoy, ayer en General Daniel Cerri, por la fecha 8 de la Zona Sur del torneo Federal A.

   Su autor, Carlos Giménez, lanzó un “ufff” largo al aire cuando le consulté sobre la necesidad que tenían como equipo, grupo y plantel de ganar para salir de ese penúltimo lugar de las posiciones donde todos te apuntan como candidato a perder la categoría.

   “Venimos remando como locos, sabiendo que en nuestra cancha nos tenemos que hacer fuertes más allá del poderío que te pueda presentar el rival. Independiente nos salió a comer crudo y después, cuando se dio cuenta que no podía, especuló con llevarse un punto, y en ese momento fuimos inteligentes para destrabar el trámite y llegar al gol”, fue la primera impresión del central nacido en Glew (gran Buenos Aires), que está cumpliendo la segunda temporada en el conjunto de Cerri.

   “No quiero referirme a los árbitros, pero en el primer tiempo podríamos haber sacado ventaja con el penal que no cobró el principal (Fabricio Llobet, de flojísimo cometido), porque la falta que le cometen a Recalde fue enorme y la vieron todos”, sintetizó.

   El Rojo de Chivilcoy juega al límite, apuesta constantemente al roce y sus jugadores pelean y protestan como si fueran los dueños del Federal A.

   “No voy a pisar el palito ni criticar a colegas, lo que pasó pudo ser observado por ustedes, los que realmente pueden opinar sobre el torneo o el comportamiento de un determinado equipo. A Sansinena, como saben, nadie lo ayuda y estamos de pie gracias al sacrificio y al compromiso de todo el plantel. Hay que embocar la pelota en el arco y ganar puntos como sea, a eso estamos destinados”, sostuvo “Bebu”.

   —Me da la impresión que quisiste decir: “a Sansinena no lo ayudan como a otros”. ¿Me equivoco?

   —Eso, sí, pero dí algunas vueltas para expresarlo con otras palabras...(risas).

   —Cómo están como grupo, como les cayó la llegada de un nuevo cuerpo técnico?

   —El grupo siempre estuvo unido y bancó en todo momento las decisiones dirigenciales que se tomaron. Necesitábamos ganar para confiar un poco más en nosotros, porque contamos con jugadores de buen pie y que nos pueden sacar adelante como equipo.

   —Sos unos de los pocos “sobrevivientes” de la plantilla anterior, y comprobé que tus compañeros y los auxiliares del plantel no hacen nada sin tu consentimiento. ¿Nace un referente, un capitán sin cinta?

   —En los clubes donde jugué nunca me sentí referente y tampoco lo soy acá. Aporto mi granito de arena con humildad. Acá me hacen sentir muy cómodo, ya el año pasado estuvimos a un pasito de clasificar y fue muy loable lo que se hizo. En este certamen tenemos la misma idea, meternos entre los ocho.

   —¿Llegan?

   —Sí, ni hablar, falta mucho todavía.