Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Apoyo de referentes de partidos de la coalición del Gobierno al proyecto para pagar la deuda con FMI

 "Estamos acá para decirle al pueblo que no queremos que pague el jubilado ni el trabajador ni el que se esfuerza", sostuvo el senador Mayans en alusión al proyecto que propone crear un Fondo para pagar la deuda con el organismo internacional.

   El interbloque de senadores del Frente de Todos recibió hoy en el Senado el apoyo de los partidos políticos que integran la coalición de Gobierno para avanzar en el debate del proyecto de ley que crea un fondo con dinero fugado del país para el pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

   En la apertura del encuentro que se realizó en el Salón Azul del Senado, el jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, declaró que el proyecto busca terminar con "el gran curro que fue la deuda externa" con "la danza de los intereses" y "la generación de hacer plata sin trabajar".

   "Estamos acá para decirle al pueblo que no queremos que pague el jubilado ni el trabajador ni el que se esfuerza", sostuvo en alusión al proyecto que propone crear un Fondo para pagar la deuda con el organismo internacional.

   Mayans también criticó a quienes calificó como "los profesores que son todos doctores en economía y sabían bien lo que estaban haciendo cuando entregaron la independencia de nuestra patria".

   A su lado, la vicepresidenta del interbloque del FdT, Anabel Fernández Sagasti, definió como "positivo" el apoyo de los espacios políticos que integran la coalición de Gobierno y sostuvo que la discusión de fondo es "política" y no sólo económica.

   Sagasti reconoció que los números para aprobar la iniciativa en la Cámara de Diputados "están mucho más ajustados que en el Senado" pero expresó que, además de la votación en el Parlamento, "hay que ganar el sentido común popular" que, aseguró, "acompaña" a su movimiento.

   En representación de los partidos políticos del oficialismo, el economista de Unidad Popular Claudio Lozano señaló "la asociación directa que existe entre el endeudamiento y la fuga de capitales" que, precisó, tiene "un período en dictadura, otro en la década de los 90 y otro en el macrismo".

   Lozano consideró importante que Argentina se quite de encima "el collar" que le coloca el FMI, destacó la importancia de reactivar la comisión bicameral de control de la deuda externa y pidió aclarar "una y otra vez" que la deuda no fue generada por este Gobierno.

   Claudio Morresi, de Kolina, insistió en la necesidad de "organizarse para salir fuertemente a militar este proyecto", mientras que Adriana Diaz, del Partido Intransigente recalcó que los partidos políticos deben "recuperar sol rol pedagógico" para informar sobre este tipo de iniciativas a la sociedad.

   Cristina Álvarez Rodríguez, del Partido Justicialista, remarcó que el PJ tiene banderas históricas como "la justicia social y la independencia económica", y calificó al proyecto como "pertinente, oportuno y preciso para poner al pueblo trabajador de pie".

   Esteban San Pedro, del Partido por la Victoria, dijo que la idea es "militar y trabajar el proyecto" en las calles al sostener que "si no pagan los evasores seguramente lo va a tener que pagar el pueblo" y consideró "ridículo" que "los creadores de esta situación de endeudamiento se opongan al proyecto".

   En el inicio, el senador Parrilli, autor del proyecto, explicó los cambios introducidos durante la última reunión en la que se firmó dictamen.

   En ese sentido, remarcó la importancia de "tipificar como falta grave la falta de colaboración de los bancos" para el registro de capitales en el exterior y consideró que "la única manera de ubicar" esos fondos "es si los bancos colaboran porque el dinero está en los bancos, no en guaridas".

   Parrilli precisó que hay entre 350 y 400 mil millones de dólares de argentinos residentes en el exterior, de los cuales hay aproximadamente 300 mil millones de dólares que no están declarados" y sostuvo que el principal objetivo de su propuesta es que "el Fondo no monitoree más las políticas económicas argentinas".

   De la reunión participaron los senadores del FdT, Mariano Recalde, Juliana Di Tulio, Ricardo Guerra, Guillermo Snopek, Silvia Sapag, Nora Giménez, Pablo Yedlin, Ana Maria Ianni y María Teresa González entre otros miembros del interbloque.

   El proyecto fue dictaminado ayer y establece que el dinero fugado al exterior por argentinos se utilizará para afrontar las obligaciones contraídas por el gobierno del expresidente Mauricio Macri en 2018.

   Entre quienes manifestaron su respaldo a la iniciativa estuvieron Mario Secco del Frente Grande; de Forja, Daniel Siciliano; de Kolina; de Nuevo Encuentro, Rubén Cuello y Fernando Torrillate; del Frente Renovador, Pablo Mirolo; del Partido Comunista: Jorge Alberto Kreynes y Zaida Chmaruk; de Parte, Manuel Luaces; del Partido del Trabajo y del Pueblo, Juan Carlos Alderete y Elena Hanono; de Compromiso Federal, Mariano Pinedo y Alejandro Mosquera; del Partido Solidario, Juan Carlos Junio y Carlos Grande, y de Cultura, Educación y Trabajo, Octavio Argüello y Jorge Taboada.