Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 07 de agosto

Los pibes de Bahía Basket están creciendo y ya se animan a soñar en grande

En el último partido de local de la fase regular, volvieron a ganarle a Estudiantes (Olavarría), por 84 a 65.

Joaquín Sánchez fue una amenaza permanente para la defensa visitante. Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   Bahía Basket cerró su participación como local en la fase regular de la Liga Argentina, jugando a muy buen nivel y venciendo a Estudiantes (Olavarría), por 84 a 65.

   De esta manera, el equipo de la ciudad repitió la victoria ante el mismo rival del domingo y ahora le restan dos compromisos, ambos como visitante, frente a Zárate (6 de abril) y Pergamino (8 de abril).

   Su máxima aspiración, en lo inmediato, es conseguir un triunfo más que Rocamora y tener la localía en el play-in.

   

   Después de un 0-4 en la apertura del juego, Bahía respondió con parcial de 10-0 en 2m05, producto de una buena defensa y una ofensiva pausada, buscando cada una de las ventajas.

   Estudiantes acompañaba defensivamente, pero no contenía y adelante sus porcentajes eran bajísimos. Así, el parcial se estiró a 17-2 (17-6), cerrando el primer cuarto 21 a 13, con una profunda rotación, que incluyó 11 jugadores.

   El equipo bahiense mostraba confianza, acaso arrastrando mentalmente el positivismo del último domingo, cuando había vencido al mismo rival en su propia casa.

   Todo lo contrario pasaba con el Bataraz, que estaba dubitativo, impreciso, anárquico y liviano.

   Bahía escapó 30-15 en 4m05 del segundo período. 

   Se pasó la pelota, tuvo fluidez, decisión para atacar y buscar el rebote ofensivo. Mucho más deseo de ganar que su rival. Y eso se reflejó en marcador.

   La visita comenzó a recortar a fuerza de tiros a pie firme, metiendo un parcial de 11-1 (31-26).

   No obstante, Bahía levantó la defensa en bloque, impidió rompimientos y limitó a la visita, recuperando la diferencia, para cerrar el primer tiempo 38 a 29.

Mirá las estadísticas del partido

   Manteniendo la libertad adelante, jugando mucho de adentro hacia afuera y aprovechando la escasa respuesta de su rival, Bahía ganaba 47-35 en 3m30 del complemento.

   Aunque, claro, Bahía bajó la intensidad defensiva, Estudiantes atacó el cesto, por momentos corrió y redujo a 4 (parcial de 10-2).

   Eso duró poco, en la medida que el local volvió a las fuentes, tuvo paciencia y eligió opciones a partir de una buena lectura ofensiva, estampando un parcial de 14-3 (63-48) en los últimos 3m30 del cuarto.

  Y poco cambió en lo que restaba del juego. Inclusive, los pibes no cometieron los pecados de juventud como en otras oportunidades, tuvieron personalidad, orden y equilibrio para mantener la ventaja, estirarla a una máxima de 19 y despedirse con una sonrisa.

   De continuar así, difícilmente haya sido el último partido de la temporada en el Dow Center.