Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Tornquist: las cooperativas eléctricas le pidieron a Kicillof una obra de 550 millones de pesos

Se trata de la ampliación de la estación transformadora de Transba en Tornquist. "Ya no da abasto para abastecer la demanda", explican desde el distrito serrano. El problema comenzó en 2014, se agudiza año tras año y pone un freno al crecimiento turístico y productivo.
 

Fotos: Archivo La Nueva. y Agencia Tornquist

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   Cooperativas eléctricas del distrito de Tornquist reanudaron las gestiones ante el gobierno provincial por una obra de energía eléctrica fundamental para garantizar el servicio en los momentos de mayor demanda, pero también para habilitar nuevos emprendimientos comerciales, productivos y de urbanización.

   “El proyecto lo venimos impulsando desde 2014: hay que ampliar la subestación transformadora de Transba, que está ubicada en el cruce de las rutas nacional 33 y la provincial 76“, contó a La Nueva. el presidente del consejo de administración de la Cooperativa Eléctrica de Tornquist, Alberto Rubio.

   La iniciativa fue planteada por las cooperativas eléctricas del distrito al gobernador Axel Kicillof y a su jefe de asesores, Carlos Bianco, durante la reciente visita de ambos a Sierra de la Ventana. Ambos se comprometieron a trabajar en el tema con las autoridades de la dirección provincial de Energía.

   “Hoy la subestación de Transba tiene un transformador de 15Mw de capacidad, lo que resulta insuficiente. Allí se hace el cuello de botella, porque el 40% de esa energía va a la papelera de Tornquist (Papelera del Sur)”, describió.

   “Con lo que queda -continuó- se sirve a la subestación de EDES, la cual a su vez abastece a las cooperativas de Tornquist y Chasicó, en Tornquist, y de Dufaur, en Saavedra. Y la realidad es que no alcanza”.

   “Por esto lo que propusimos al gobernador son dos alternativas: una de mínima, que consistiría en sumar otro transformador de 15Mw al que ya tiene Transba, y otra de máxima, que implicaría retirar el transformador actual e instalar en su lugar dos de 30Mw cada uno”, detalló.

   “La obra de mínima sería muy importante, por supuesto, pero la de máxima nos permitiría resolver el problema de nuestras cooperativas por décadas”, completó.

Alberto Rubio, el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Tornquist, expuso el problema en el encuentro con las autoridades provinciales y municipales.

 

   El problema que tienen ambos proyectos -reconoció Rubio- es su costo: 550 millones de pesos el más económico y unos 1.100 millones el más ambicioso.

   “Son cifras elevadas, claro, pero en algún momento debemos plantear una solución que nos permita proyectar a mediano y largo plazo”, subrayó.

   El proyecto técnico -aclaró- está terminado. Fue desarrollado por EDES y, según Rubio, está listo para ser licitado.

   “Además, la empresa EDES ha hecho ampliaciones, mejoras y refuerzos en sus instalaciones en estos años, pero el cuello de botella se produce en la subestación de Transba. Allí está el problema”, reiteró.

Rubio con el jefe de asesores del gobernador, Carlos Bianco. "Quedó en ocuparse del tema", indicó el directivo cooperativista.

 

Ocho años

   Rubio señaló que hace 8 años que las cooperativas de Tornquist vienen gestionando la obra. 

   “Por el crecimiento exponencial de nuestro distrito, el consumo de energía se viene incrementando y en 2014 llegamos a un punto límite”, recordó.

   El directivo mencionó que la falta de energía está poniendo un techo al desarrollo de proyectos turísticos, productivos e industriales.

   “Desarrollos turísticos hay en toda la comarca, pero también hay proyectos productivo-agropecuarios en Sierra de la Ventana, Tornquist y Chasicó. Todos están al límite”, señaló.

   “En la comarca desarrollos turísticos no tienen gas, por lo que en invierno se calefaccionan con energía eléctrica y en verano también demandan un alto consumo para climatizar ambientes”, añadió.

   Rubio también mencionó que continuamente están apareciendo proyectos de desarrollo de barrios a los cuales “es cada vez más difícil darles la factibilidad eléctrica”.

   “Hoy tenemos en carpeta tres desarrollos que han pedido la factibilidad, pero según el consumo que han solicitado no se las podemos otorgar. Solicitan una provisión energética que no podemos garantizarles”, refirió.

   “El problema no se da en temporada baja, porque hay muchas casas deshabitadas, pero en fines de semana con mucho calor o mucho frío, cuando suben los consumos, la situación se complica”, añadió.