Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Bahía Blanca | Martes, 07 de febrero

Después de los escapes de amoníaco, clausuran el frigorífico de Villa Olga

La decisión fue tomada por la Provincia. Se permitirá que se retire el material que se encuentra en las cámaras frigoríficas.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Después de que ayer se produjese un nuevo escape de amoníaco en el Frigorífico de Villa Olga, en General Cerri, afectando a otros dos operarios, la provincia de Buenos Aires decidió la clausura parcial del lugar hasta tanto no se dé una solución a esta problemática.

   La medida fue efectivizada hace instantes a través del ministerio de Ambiente bonaerense, con la idea de que se pueda retirar todo lo faenado que se encuentra en las cámaras frigoríficas.

   Además, el organismo provincial realizó un acta e intimó a la empresa a presentar -mañana miércoles- un cronograma de adecuación de toda la instalación frigorífica de acuerdo al marco normativo vigente.

 

"Vamos a pedir una inspección inmediata"

 

   Entre el viernes y ayer, en el frigorífico se dieron dos escapes de amoníaco, por el cual 13 operarios debieron recibir atención médica y ser hospitalizados: once en la primera ocasión y otros dos el lunes. Los síntomas eran irritación ocular y en la piel, molestias en la garganta, náuseas, vómitos, dificultades respiratorias y mucosas.

   Fuentes vinculadas al caso aseguraron a “La Nueva.” que la clausura parcial se debe a que todavía queda producto dentro del frigorífico y que, por eso, las máquinas deben seguir funcionando.

   “Seguirá trabajando sin gente hasta que se pueda sacar todo lo que hay en las cámaras. Sin embargo, no se podrán ingresar animales hasta que todo esté vacío y empiecen con los trabajos de reparación y mantenimiento, para ver cuál es el problema”, sostuvo.

   Además, se explicó que la firma también deberá “readecuar el plan de contingencia para estos casos” y también los simulacros de evacuación.

   En ese sentido, en la mañana de hoy, el titular del sindicato de la Carne en Bahía Blanca, Pablo Barayazarra, había señalado por LU2 que se iba a reclamar una inspección del lugar al ministerio de Trabajo.

   “Si el frigorífico tiene que estar clausurado un tiempo hasta que se repare todo, así será. Hay que pensar en la salud de los trabajadores -señaló-. "Uno entiende que muchas familias viven de este emprendimiento, pero están en juego vidas humanas".

   En ese sentido, había explicado que algunos equipos son “muy antiguos” y que han recibido poco mantenimiento.

   "Si no se cambian las cañerías, los escapes de amoníaco van a seguir dándose”, había explicado.