En un juicio abreviado

Sorprendido en un control policial y condenado por venta de estupefacientes

16/1/2022 | 07:40 |

La Justicia Federal le impuso una pena de 4 años y medio de prisión a Cristian Darío Desch, quien fue detenido a fines de 2020 en la zona de Altos del Pinar.

Fotos: Archivo LN.

   A fines de 2020, durante un operativo de control que realizaban policías en la zona de Altos del Pinar, interceptaron un automóvil y procuraron identificar al conductor.

   Cuando el hombre bajó la ventanilla, los efectivos advirtieron olor a marihuana que salía del interior del rodado, por lo que lo hicieron descender e inspeccionaron el vehículo, hallando drogas, balanzas y un arma de fuego.

   Cristian Darío Desch fue detenido tras el procedimiento y recientemente condenado en un juicio abreviado a cuatro años y medio de prisión y una multa de unos 560 mil pesos.

   El fallo fue resuelto por el juez del Tribunal Oral Federal, doctor Sebastián Foglia, quien halló culpable al procesado de los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal.

Operativo

   La investigación comenzó el 17 de diciembre de 2020, alrededor de las 23.30, cuando uniformados que realizaban un “operativo de saturación”, detuvieron el Renault 11 en el que circulaba Desch.

   Los policías mencionaron que el conductor bajó la ventanilla de su lado y advirtieron “un fuerte aroma a marihuana”, además de observar que intentaba ocultar un bolso entre los asientos.

   Por esa razón le dieron la orden de descender del vehículo y lo registraron, hallando un arma calibre 22 con proyectiles, unos 8 gramos de marihuana, poco menos de 1 gramo de cocaína, unas 42 microdosis de LSD y comprimidos de clonazepam, rivotril y clonagin. También incautaron dos balanzas de precisión. 

   En un principio, y tras el arresto, intervino la fiscalía dependiente de la justicia provincial, por lo que ordenaron un allanamiento en la vivienda del sospechoso, ubicada en 14 de Julio al 1100.

   En el lugar, entre otros elementos, los investigadores incautaron dispositivos electrónicos que fueron periciados y arrojaron elementos de interés.

Declaración

   Desch declaró poco después de ser arrestado y negó los cargos en su contra.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Dijo que consumía estupefacientes desde los 28 años y que la sustancia hallada en su poder la había comprado “porque había hecho un laburito”.

   Mencionó que había gastos alrededor de 19 mil pesos en los estupefacientes y que los había comprado en Villa Harding Green, aunque no brindó más precisiones.

   Explicó que tenía el arma de fuego porque el lugar al que había concurrido era peligroso y que llevaba la balanza para “asegurarse que no le den menos de lo que compra”.

   Pese al descargo, el juez consideró que “los testimonios de los oficiales, los hallazgos de la droga durante el transcurso de las medidas de allanamiento y requisa sobre la persona, automóvil y domicilio de Desch, respectivamente, el hallazgo del celular y el consecuente análisis de su contenido, como los informes sobre el arma secuestrada, resultan todos elementos centrales a la hora de establecer los hechos y la autoría responsable del encartado”.

Mensajes

   Según detalló el magistrado, una de las pruebas importantes fue el material hallado en los teléfonos celulares secuestrados en la causa.

   Sostuvo que fueron encontrados varios mensajes con utilización de términos que tienen relación con el delito investigado.

   Describió palabras como “pasto”, “ramon”, “fa” y “paragua” para referirse a la marihuana, y “cemento” en alusión a la cocaína.

   “Los mensajes me resultan claros en el sentido de que harían transacciones de dinero a cambio de droga, es decir, me permite concluir que la droga que se le encontró a Desch la tenía para ser comercializada por él con sus contactos”, detalló en la resolución.

   También destacó Foglia que otro indicio de la finalidad de venta era la forma en que estaba acondicionada la droga hallada.

   En este sentido, indicó que se hallaron bochas de nylon con estupefacientes, recortes de ese mismo material en su casa, cuchillos con rastros de drogas, elementos de corte y balanzas de precisión.

   Al momento de establecer la pena, el juez valoró como atenuantes la carencia de antecedentes penales y el buen concepto informado.

   En cuanto a los agravantes, señaló “la cantidad de estupefacientes secuestrados en su vehículo y domicilio, no tanto por el peso sino por la variedad de sustancias halladas".

   Por todo ello, halló culpable a Desch de los hechos y le impuso la pena de prisión efectiva.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias