Una ausencia que se sentirá

Símbolo del compromiso social, Natty dejó un legado imborrable

31/7/2021 | 06:30 |

"Las cosas no se dicen, se hacen; porque al hacerlas se dicen solas", dijo Woody Allen alguna vez, en una frase que podría resumir la vida de Natty Petrosino. 

Fotos: Archivo La Nueva.

   Pocas personas lucharon tanto por los derechos humanos como Natty Petrosino, quien dejó un vacío muy difícil de llenar en el plano terrenal.

   Tras contagiarse de Covid, la referente social falleció en la madrugada del martes en el Hospital Municipal de nuestra ciudad.

   Hace pocos días atrás había sido noticia luego de sufrir hostigamientos por parte de las fuerzas de seguridad de  Formosa cuando viajó con el objetivo de entregar las donaciones recolectadas en Bahía Blanca y la zona para la comunidad wichi que habita en esa provincia.

   Así era ella. Sólo la muerte logró detenerla, pero su legado seguirá vivo en quienes la conocieron.

***
   Natty Petrosino nació cerca de Villa Iris, el 4 junio de 1938, pero se crió desde muy chica en Bahía Blanca. Su padre, alemán del Volga, atendió el parto. Fue bautizada en la capilla del campo de sus abuelos, con el nombre de Natasha, el que luego no fue aceptado por el Registro Civil, donde fue anotada como Inocencia Rosa Hollmann. Tuvo 8 hermanos.

***
   Estudió en Buenos Aires, donde se graduó de Socióloga. En Bahía Blanca se casó con Vicente Petrosino, por entonces dueño de una de las disquerías más importantes de la región y quien la acompañó en todo momento. Tuvo dos hijos.

***
  En 1967, un tumor en un oído motivó su operación en Buenos Aires. “Tuve una muerte clínica. Al salir de mi cuerpo, pedí volver para vivir según el Evangelio. El despertar fue violento: había renunciado a mis lujos, a mi casa en el Palihue con mucama, cocinera y chofer. Me sumergí por años en una profunda depresión, hasta que Jesús me recordó mi misión y me fui a trabajar al cottolengo”.

***
   En 1978 irrumpió la Natty del Hogar del Peregrino, vistiendo a los desnudos, alimentando a los hambrientos, auxiliando a los enfermos y a los ancianos. Durante meses, miles de indigentes recibieron el pan de las manos de esa mujer vestida de blanco. Desde febrero de 1999, el lugar es atendido por las hermanas del Movimiento Don Orione. Allí, aún hoy, funcionan un cotolengo para niños con discapacidades severas, un lugar de tránsito para mujeres embarazadas solteras, un hogar de ancianos, una sala especialmente acondicionada para enfermos terminales, un lugar para vagabundos que llegan abandonados tanto física como psicológicamente y una sala especial para enfermos de SIDA.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

***
   En 1991 proyectó su misión con los indios huarpes, en Mendoza, a Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco y Corrientes. En 1997 se radicó en Divisadero, plena selva formoseña, a 3.000 kilómetros de Bahía Blanca, donde inauguró el barrio que lleva el nombre de nuestra ciudad. Durante años fue creando una red de hogares para ayudar a los más pobres, enfermos y discapacitados en toda Argentina y con el tiempo extendió su labor a lugares como Nicaragua, Rusia, Ucrania y Kazajistán.

***
 El 14 de diciembre de 2006, el Concejo Deliberante le otorgó el título de Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Bahía Blanca sobre la base de su reconocida acción solidaria, y en ese mismo mes fue elegida "Mujer del Año" por el concejo regional de Aosta, Italia que año tras año distingue a mujeres del mundo que se destaquen por su labor humanitaria.

***
    En 2009 fue nominada al Premio Nobel de la Paz. “(La nominación) no me modificó en nada, salvo en ser reconocida mundialmente y, por consiguiente, lograr más ayuda”, dijo en una entrevista con “La Nueva”.

***
   El 11 de diciembre de 2012, Natty fue galardonada en España con el Premio Internacional Jaime Brunet de la Universidad Pública de Navarra. Un año después, el 14 de septiembre de 2013, fue nombrada Embajadora de la Paz en virtud de sus acciones humanitarias. El nombramiento, reconocido por la UNESCO, fue impulsado en nuestro país por la organización Mil Milenios de Paz y la Fundación Paz Ecología y Arte.

***
   El propio Papa Francisco se comunicó con ella y la felicitó por su labor. Petrosino había expresado anteriormente su deseo de conocerlo, sin embargo, rechazó la invitación para viajar a la Ciudad del Vaticano expresando que no quería dejar a los pobres y que no quería “ver tanto lujo".

***
   Allí, donde poblaciones enteras viven a la intemperie o en chozas, sobrellevando afecciones como sífilis, sarna, lepra, tuberculosis y desnutrición, se la podía encontrar a Natty y a su grupo cristiano, aúnando esfuerzos para construir casas, escuelas y salas de atención sanitaria, alimentando a los más necesitados y curando a los enfermos.

***
   La llamada "Madre Teresa de la Argentina" --"honor que me halaga, pero no merezco", dijo alguna vez-- se hizo reconocida a nivel mundial por su entrega a los más desfavorecidos, como mediadora en las cárceles (función que cumplió en un motín en la cárcel local 1995) o con enfermos terminales, entre otras tantas tareas silenciosas y casi carentes de reconocimientos frente al ojo humano y que hace años trasladó a las comunidades aborígenes del norte.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias