Fallo del Tribunal N° 2

Le robó a la almacenera de su barrio aunque se disculpó en el juicio oral

3/5/2021 | 06:15 |

Fabián Martínez confesó que cometió el asalto por necesidad económica. Fue condenado a 5 años y 4 meses de prisión. Al momento del delito se encontraba en libertad condicional.

   Su confesión y arrepentimiento durante el juicio oral le sirvieron a Fabián Andrés Martínez (24) como atenuante, pero no le alcanzaron para evitar una pena de prisión por el asalto con armas que había cometido un año antes.

   La jueza María Mercedes Rico, del Tribunal en lo Criminal N° 2, lo consideró reincidente -por una pena anterior que había cumplido parcialmente- y le impuso 5 años y 4 meses de cárcel de cumplimiento efectivo.

   Al joven se lo imputó de haber cometido un robo en la despensa de su barrio, en Villa Harding Green, a la cual incluso previamente iba como cliente.

   El hecho, según quedó probado, se cometió el 22 de julio del año pasado, sobre las 14.35, cuando un solitario ladrón llegó hasta el almacén denominado Los Peques, en Quinquela Martín 3859.

   Cuando escuchó golpear la puerta, Nila Rosa Distel, la comerciante, cortó la llamada que en ese momento mantenía con un hijo y fue a atender.

   Al llegar, destrabó una pequeña ventana y el visitante demostró sus intenciones. Le apuntó con un arma, la mujer se fue hacia atrás y él introdujo la mano y corrió el pasador para ingresar.

   Pese a estar encapuchado y con barbijo, Martínez fue reconocido como autor del atraco, más allá de que luego brindó su declaración incriminatoria en el debate.

   Escapó con unos 2 mil pesos de la caja, 10 atados de cigarrillos de distintas marcas y 6 cajas de vino.

   "No le voy a robar más nada, doña", le dijo antes de fugar a pie.

   Nila no tenía dudas de quién era, no solo por ser un comprador frecuente sino porque ella repartió muchos años la leche del plan Más Vida y conoce a casi todos los jóvenes del barrio que tienen entre 19 y 27 años.

   Ratificó su nombre a través de comentarios de algunos vecinos y las fotos del perfil de Facebook del acusado.

   Un allanamiento al otro día del robo, en la vivienda de Martínez, ubicada en Gambartes 3679, permitió el secuestro de dinero y de 6 de los paquetes de cigarrillos que fueron reconocidos por la comerciante.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Tras la detención, se determinó que el joven estaba en libertad condicional desde el 11 de febrero de 2020, tras cumplir parcialmente una condena anterior, a 3 años de prisión, que vencía el 17 de abril de 2022 y de la que resulta ahora su declaración de reincidencia.

   Esa calificante, aceptada por la Justicia, había sido pedida en el juicio por el fiscal Diego Conti, quien también tuvo a su cargo la investigación de la causa.

   El defensor particular, Maximiliano De Mira, no cuestionó la comisión del hecho ni la autoría, aunque pidió valorar su arrepentimiento en la audiencia.

"Tenía problemas"

   Pese a que durante la instrucción de la causa había negado su relación con el hecho, Martínez confesó su autoría en el juicio oral, delante de la jueza, el fiscal y la víctima.

   "Andaba mal, necesitaba plata porque tenía problemas económicos", dijo.

   Y se mostró arrepentido porque "dejé sola a mi familia". Tiene dos hijos de 7 y 8 años que continúa viendo, aunque desde el año pasado en su condición de recapturado y en la cárcel de Villa Floresta.

   "Su reconocimiento del hecho se corrobora asimismo con el contundente reconocimiento que hiciera la víctima y con el hallazgo en su domicilio de los elementos sustraídos, conforme se desprende de las pruebas colectadas en la instrucción y cuya incorporación por lectura se ha dispuesto con acuerdo de partes. Prueba toda ella concluyente respecto de la autoría del aquí imputado en el hecho", afirmó la jueza en el fallo.

   Sí adoptó como atenuantes de la pena su "confesión sincera y el arrepentimiento" expresado en el juicio, aunque no sus dichos sobre los problemas económicos, ya que ningún testigo lo ratificó y, por otro lado, no se explica por qué además del dinero sustrajo cigarrillos y vino.

   El delito fue calificado como robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada, en los términos del artículo 166, inciso segundo, último párrafo del Código Penal.

   Por el hecho puntual se le impusieron 3 años y 8 meses de cárcel a Martínez, aunque se le sumó la sentencia anterior -parcialmente cumplida- y, tras ser declarado reincidente, se le fijaron en total 5 años y 4 meses de prisión.

Antecedentes como agravante

Pedido. El fiscal Diego Conti pidió que se considerara como agravante los antecedentes de Martínez y, pese a que el defensor De Mira rechazó ese planteo, la jueza lo tuvo en cuenta.

Casación. "No comparto el cuestionamiento hecho por el señor defensor", sostuvo la doctora Rico. Y citó al Tribunal de Casación en este sentido.
Válido. "Resulta válida la valoración de las condenas anteriores a los efectos de discernir la sanción a imponer", sostuvo en fallos anteriores el cuerpo judicial de La Plata.

Desprecio. "El parámetro trasluce desprecio por la advertencia que supone la condena previa, reiteración en el delito y, en consecuencia, una mayor culpabilidad", sostuvo Casación, para agregar que ese tipo de circunstancia "justifica la imposición de una pena más severa", en diferencia con quien no tiene condenas anteriores.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias