Ciclo de entrevistas

Claudia Amigo: “En abuso infantil hay que saber mirar, detectar y denunciar”

24/5/2021 | 09:13 |

Doctora en psicología y además profesional de la justicia, posee una trayectoria que avala cada una de sus palabras.

   Claudia Amigo es una mujer entregada a la lucha contra todo tipo de abuso infantil.

   Doctora en psicología y especializada en un tema que cada día golpea con mayor fuerza a ese grupo tan vulnerable de la sociedad, esta docente y además profesional de la justicia posee una trayectoria que avala cada una de sus palabras. Y crudos relatos y reflexiones (lo que se corrobora en el video que ofrecemos a continuación).

   Los Niños Primero, un slogan que debería recordarse a cada instante, se fundamental en la visión profunda de esta mujer sobre una realidad con la que, quizás, convivimos en la cercanía, por lo cual debemos estar muy alertas. Y comprometernos.

   Por Walter Gullaci wgullaci@lanueva.com

   1. “Trabajar con niños sensibiliza. Uno puede quedarse en la queja o trabajar en favor de ellos. Todos nos podemos comprometer de alguna manera. Pero el estar con el niño, ver al niño maltratado, o en lo personal denunciar un caso del cual se dudaba del hecho y el niño murió en mis brazos, marca mucho. Al punto de quedar paralizada en la impotencia profesional o seguir trabajando. En ese caso me dio fuerzas para seguir haciéndolo”.

   2. “Este trabajo sólo se puede hacer en equipo, con el apoyo de docentes, directores, de colegas, de trabajadores sociales. Y con el sostén familiar, porque cuando uno denuncia también atraviesa situaciones de amenaza. En mi caso sufrí situaciones como la de avisarme que venía un auto a buscarme para llevarme a una sala de tortura”.

   3. “Uno tiene que ser fiel a sus principios. Cuando va detectando que un niño está siendo ultrajado no puede mirar para el costado, porque se vuelve cómplice”.

   4. “Estamos en una sociedad patriarcal donde el varón tiene que ocupar el lugar del saber, del poder, del deber. Los hombres, se ha impuesto, no deben llorar, porque si lloran es una debilidad y no una manifestación emocional. Esto se sostiene. En el sexo hay que rendir, siempre hay que satisfacer a una mujer, hay que restringir las emociones y lograr siempre el éxito. Los varones, por ejemplo, pueden defenderse con violencia en un juego, se les permite hasta juegos más violentos que a las nenas. Entonces socialmente se va estructurando una modalidad de ser varón que insta a buscar el poder y a partir de ahí el sometimiento hacia el otro. En esa visión empieza a no distinguirse el deseo sexual a lo que es el poder en la sexualidad”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   5. “¿Qué es lo que busca un abusador? Buscar satisfacer su propio placer, su propio narcisismo y elevar su estima, dominando totalmente al otro. ¿Y a quién puede dominar? A una mujer sometida o a un niño, porque en este caso existe una inclinación hacia ellos”.

   6. “El abusador se identifica con la sexualidad del niño. Como que hay una regresión de su sexualidad, por eso les atrae los niños. También existe lo que llamamos un error de atribución. Un niño le da un abrazo, una caricia, y ellos lo interpretan de manera errónea”.

   7. “El 80 por ciento de los casos de abuso se registran en el ámbito intrafamiliar por padres, padrastros, abuelos, tíos. Hasta he tratado a una mamá abusadora. Se trata de un perverso que está destruyendo su propio producto, a un familiar, y eso habla de qué baja está su autoestima y cómo distorsiona la realidad para elevarla mediante el sometimiento del otro”.

   8. “También tenemos casos de abusos de bebés. El abusador no tiene un límite internalizado. No puede distinguir entre lo que está o no prohibido. Si eso le da placer sigue adelante. Y más con un bebé ¿Quién lo va a denunciar? El bebé no puede expresarse”.

   9. “Muchas madres niegan la realidad para no angustiarse más o no saben cómo enfrentarla. Tiene que ver más con los mecanismos psíquicos de esa mujer que con los intelectuales. Y están aquellas que son cómplices porque tienen miedo de quedarse, por ejemplo, sin sostén económico. Y otras lo terminan naturalizando”.

   10. “Realicé una investigación sobre cómo detectar el abuso sexual en bebés cuando no hay indicador físico. Me decían ´no vas a llegar a buen puerto’. Pero quienes hemos trabajado en la niñez sabemos que sí es posible, por ejemplo en la conducta defensiva del bebé en el cambio de un pañal, lo que se ha percibido en la mayoría de los bebés abusados. De hecho por derivaciones de la Justicia hubo trece casos de bebés confirmados en los últimos dos años en el partido de Bahía Blanca”.

   11. “Hay que hablar de esto. Saber mirar, detectar y denunciar. Los docentes son muy protagonistas en poder detectar. He tenido la suerte de contar con varios muy comprometidos. Es indispensable trabajar junto a ellos”.

   12. “Aboguemos por una sociedad en la que no predomine el trauma. El maltrato al niño no es gratis. Deja serios daños en la vida adulta”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias