"Se fue a pique con la bandera al tope"

7/4/2021 | 18:53 |

Charlas con el sobreviviente Nilo Navas.

Por Walter Gullaci

   En esta segunda entrega de las charlas con Nilo Navas en el programa De Palabra, que se emite por CNN Radio Bahía, el sobreviviente bahiense recordó la historia del arribo del ARA Belgrano a la flota de mar argentina.

   “El 12 de abril de 1951 se realizó en la Base Naval de Philadelphia la afirmación del pabellón argentino. En ese momento el buque USS Phoenix pasó a llamarse ARA 17 de Octubre y el USS Boise, ARA 9 de Julio. En los trabajos de adecuación y modernización de esos dos buques adquiridos en 4 millones de dólares intervinieron obreros norteamericanos y marinos argentinos, en un intercambio de mano de obra. El gobierno argentino de entonces no escatimó recursos para dejar a ambos buques que vendrían a modernizar la flota de mar de nuestro país en las mejores condiciones”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Se trataba de dos buques nuevos que habían estado muy activos en la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, con roles muy significativos no sólo como escoltas de los convoyes, sino también en los combates contra los japoneses”.

   “El 16 de noviembre de 1951 partieron hacia su nueva Patria, Argentina. Y el 5 de diciembre llegaron de manera majestuosa, imponente, a la Base Naval Puerto Belgrano, ante la admiración de nuestra flota de mar y de familias de los tripulantes. Diez años antes, un 7 de diciembre pero de 1941, habían entrado en combate en Pearl Harbor”.

   “El 24 de octubre de 1952 recibió en donación el pabellón de combate, porque el buque cumple con el lema: irse a pique antes de rendir el pabellón. El buque se hundió con el pabellón al tope. Así lo vimos durante el hundimiento todos los sobrevivientes del Belgrano. Nuestro barco descansa en las profundidades del Océano con el pabellón al tope”.

   “Fue un momento gigante. Nosotros desde las balsas cantamos el Himno Nacional y se escucharon las palabras de ´Viva la Patria’ y ¨Viva el Belgrano’. Y el buque se hundió con la bandera al tope. Morir por la Patria es vivir eternamente y que el buque se vaya a pique antes de rendir el pabellón, de acuerdo al lema del Almirante Brown, fue un momento gigante”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias