Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Un 39,3 % de los trabajadores bahienses sufre la precariedad laboral

Durante el segundo trimestre de este año, alrededor de 52.215 conciudadanos contaba con un empleo no registrado, de duración acotada o altamente inestable.

Foto: Archivo La Nueva.

   Unos 52.215 trabajadores bahienses tenían un trabajo precario al segundo trimestre de este año, es decir, o era informal o contaba con aportes, pero su duración resultaba acotada o altamente inestable, de acuerdo con un informe del Centro de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA), elaborado en base a cifras oficiales.

    La cifra representa el 39,3% del total de ocupados de nuestra ciudad.

    Vale aclarar que el concepto empleo precario comprende a los trabajadores no registrados (en negro) y además incorpora a los asalariados con trabajo inestable o de finalización acordada. También a los trabajadores independientes que no realizan aportes, trabajadores independientes subocupados demandantes, trabajadores sin salario y ocupados menores de 18 años, de forma que resulta bastante más abarcativo que el de trabajador informal o no registrado, ya que se incluye en este colectivo únicamente a aquellos asalariados que no cuentan con alguno de los beneficios laborales, como indemnización por despido, vacaciones, aguinaldo, aportes jubilatorios, seguro de trabajo y obra social.

   "En la ciudad de Bahía Blanca, según los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC (EPH), se estima que la tasa de informalidad alcanzó al cierre del segundo trimestre de 2021 el 30,3% (lo que equivale a aproximadamente 29.140 personas), mientras que la tasa de precariedad se ubicó en 39,3% (aproximadamente 52.215 individuos). A nivel nacional, por su parte, la tasa de informalidad asciende al 32,8% mientras que la de precariedad fue del 40,4%", de acuerdo con los técnicos del CREEBBA.

   En este contexto, la tasa de informalidad presenta un aumento en el trimestre en cuestión, producto de un mayor número de asalariados en condiciones de informalidad (10.570 individuos más en relación a igual período de 2020), sumado a una menor cantidad de asalariados con empleo formal (2.480 individuos menos en relación al 2º trimestre de 2020).

   En lo que respecta a la tasa de precariedad se puede subrayar que hubo un incremento de los ocupados en condiciones de precariedad (24.482 individuos adicionales). Por otra parte, la población ocupada creció en 25.331 personas. En consecuencia, la tasa de precariedad registró un crecimiento de 13,5 puntos porcentuales respecto al 2º trimestre de 2020.

   Cabe aclarar, sin embargo, que la base de comparación, es decir, el lapso abril-junio de 2020, estuvo fuertemente influido por el aislamiento obligatorio por la pandemia, habida cuenta de que los resultados de dicho trimestre exhibieron una baja significativa en el número de casos relevados por parte del INDEC. Esto redunda en estimaciones más imprecisas que lo usual al incrementarse el grado de error estadístico.