Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

“Ningún mar calmo hizo a un marino experto”

Se lo dijo el director de la Escuela de Suboficiales de la Armada a los aspirantes navales de primer año que juraron lealtad a la bandera. También hubo egreso de oficiales.

Fotos: Armada Argentina

Aspirantes navales de primer año de la Promoción 123° de la Escuela de Suboficiales de la Armada recibieron sus uniformes y juraron lealtad a la bandera, en un acto realizado en la Plaza de Armas “Almirante Guillermo Brown”, de dicho establecimiento educativo en Puerto Belgrano.

“Ningún mar calmo hizo a un marino experto —les dijo el director de la escuela, capitán de navío Alberto Jorge Philippi, en su discurso—. Las circunstancias de la pandemia que azota a la humanidad han obligado a modificar el ritmo de nuestras vidas y de nuestras instituciones; es por eso que realizamos esta ceremonia fuera de las fechas tradicionales.”

La salvedad hace referencia a que este multitudinario y significativo acto se hace año a año el 20 de junio, cuando se honra la figura del creador de la enseña patria, general Manuel Belgrano.

“Debimos alterar la rutina, pero sin embargo mantuvimos firmes el objetivo”, agregó Philippi. En el acto estuvieron el director general de Educación de la Armada, contralmirante Marcelo Tarapow, y el intendente rosaleño, Mariano Uset.

También les dijo a los aspirantes que el uniforme de gala que lucen por primera vez en esta ceremonia, “los iguala por un lado a los demás integrantes de nuestra institución fundadora de la Nación, y por otra parte, los distingue de sus conciudadanos entre los marinos del mundo; pero lo más trascendente es que los hace depositarios de un legado glorioso que se proyecta al futuro. Deberán honrarlo con sus actos dentro y fuera del servicio. Lo llevarán inmaculado con orgullo, dispuestos a hacerlo brillar en toda circunstancia en nombre de la institución y del país que representan”.

Jura. En otro tramo de la alocución, el director de la escuela les recordó a los aspirantes que el acto de jurar lealtad a la bandera “encarna el compromiso asumido libre y públicamente en presencia de sus pares, superiores y seres más queridos de seguir a una única enseña, la celeste y blanca, con todo lo que simboliza y ofreciendo lo más sagrado que posee una persona: la propia vida en cumplimiento de nuestro deber”.

En el acto, fueron designados abanderado y primer y segundo escoltas de la bandera los aspirantes navales Enzo Manuel Ortiz Arias, Agustín Emiliano Arce y Francisco Tomás Sosa, respectivamente. Además, entregaron presentes al abanderado saliente, cabo segundo de Mar Esteban Adriel Benítez.

Luego, se procedió a tomar el juramento de rigor al Cuerpo de Aspirantes, quienes al unísono gritaron “¡Sí, juro!”, para luego rendir honores al pabellón nacional y realizar el tradicional desfile.

 

Egreso de oficiales

En tanto, en el anfiteatro de la Escuela de Oficiales de la Armada, se realizó la ceremonia de egreso de los diferentes cursos de posgrado que dicta la institución, encabezada por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, contralmirante Juan Carlos Daniel Abbondanza, acompañado por el director general de Educación Naval, el intendente Uset y el director de escuela, capitán de navío Marcelo Valverde, además de oficiales, docentes e invitados.

“La fuerte impronta histórica que tiene la educación en la Armada nos obliga a no claudicar ante la adversidad reinante —expresó el capitán Valderde—. La escuela ha sido modelo, sosteniendo su prolífica currícula de estudios ante este arduo contexto sanitario. Estos logros tangibles y concretos son producto de la correcta ejecución e interconexión entre algunos de los actores de mayor importancia: los docentes y jefes de curso.”

Y agregó que: “Tanto la historia como la actualidad militar global nos demuestran de manera tajante que cualquier medio operativo por sí solo no es determinante en el campo de batalla. No todo gira en torno a lo estrictamente tecnológico, razón por la cual la Escuela de Oficiales de la Armada también capacita con ahínco a los tenientes en lo referente al capital humano y a una formación integral en beneficio de sus facultades”.

Para concluir, dedicó palabras a los flamantes egresados: “Sean claros con su personal a cargo, ya que permanentemente los estarán observando. Condúzcanlos con el ejemplo, honren su don de mando, feliciten el cumplimiento de lo ordenado, y luego háganse cargo de ello”.

Luego de las palabras del capitán Valverde, se llevó a cabo la entrega de premios y reconocimientos a los alumnos que se destacaron durante el año y que cumplieron satisfactoriamente los objetivos fijados por la escuela. El acto concluyó con la entrega a los alumnos de sus respectivos diplomas y distintivos que acreditan el egreso de este ciclo educativo superior.