Mercería, mueblería y banco: estratos de un esquina popular

2/10/2021 | 11:51 |

Una esquina, una espera, un rasgo de curiosidad. La historia de la ciudad que deja sus marcas.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter: mrminervino1

"Pero la ciudad no dice su pasado, lo contiene como las líneas de una mano, escrito en los ángulos de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras, en las antenas de los pararrayos, en las astas de las banderas, surcado a su vez cada segmento por raspaduras, muescas, incisiones, cañonazos". Italo Calvino

   Hay una ciudad distinta para quienes la caminan cada día. Es la que se ubica por encima del metro cincuenta que es la altura media de nuestra mirada. Una ciudad que está por encima de la planta baja. Cuando se levanta la mirada aparece otra arquitectura, otro diseño, cercano al original, distinto. Y también aparecen señales que han quedado de otros tiempos, dando testimonio de lugares que ya no están, de comercios desconocidos o de otros que perduran en la memoria colectiva.

   Entre los muchos lugares de nuestra ciudad que reúnen esas condiciones, se encuentra la esquina de San Martín y Las Heras, sede actual del Banco Industrial. Allí se advierten, sobre cada una de las calles, dos carteles de clara estética art déco, ubicados de forma perpendicular a las fachadas, como en los cines y teatros de Hollywood y Miami.

   Para ser más de ese estilo debiera haber sido de aluminio o hierro cromado. Pero son de material. La ménsula que sostiene a cada uno da cuenta del art déco, con su diseño escalonado. En uno de los carteles, sobre Las Heras, quedan unas letras, dispersas. Las superiores formando la palabra “TRAJT”, una única final, la “G”.

   Es lo que queda de la identificación de la tienda mayorista de Simón Trajtenberg, quien en marzo de 1942 inauguró en el lugar su moderna tienda, con las leyendas Mercería y Tejidos.

   El segundo, sobre San Martín, casi en esquina, no guarda letra ni referencia alguna.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Trajtenberg abrió su primer negocio en 1919 y fue creciendo de tan buena manera que en 1942 inauguró su amplio local de San Martín y Las Heras. El mismo realizó la dirección de los trabajos, con la cooperación del ingeniero Néstor Jauregui, el aporte del arquitecto Ricardo Klamer y la participación del constructor Mario Germani.

   La obra no pasó desapercibida, por su ubicación y su estética. “Ediliciamente gana la ciudad un  moderno edificio, contribuyendo a que la futura capital de una nueva provincia tenga el orgullo de mostrar a los ojos de los viajeros su belleza arquitectónica”, mencionó este diario.

   Lo cierto es que el negocio no funcionó durante mucho tiempo. A principios de la década del 50 el lugar tenía un nuevo ocupante: la Mueblería Bahía Blanca, que se convertiría en un clásico de esa esquina, por sus muebles, sus planes de financiación y, sobre todo, por su pegadizos y populares jingles publicitarios. 

Sobre las Heras, todavía puede advertirse parte de la cartelería identificatoria

   Siempre una esquina es un punto destacado en el armado de la ciudad. Un punto clave de la manzana, una referencia, un quiebre.

   Las muchas personas que cada día se pueden ver en este lugar hoy, por cuestiones de trámites bancarios, pueden tener entonces un motivo de distracción. Reconocer esas huellas, evocar un pasado, entender a la ciudad como una estratificación de usos, donde lo nuevo toma el lugar y lo que ya no está suele dejar su huella.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias