El intendente de Pigüé denunció al Sindicato de Trabajadores Municipales por amenazas

15/10/2021 | 17:40 |

Además, el jefe comunal pidió la conciliación obligatoria ante el Ministerio de Trabajo.

   El intendente de Pigüé, Gustavo Notararigo, denunció hoy al Sindicato de Trabajadores Municipales por las amenazas manifestadas en las últimas horas y pidió la conciliación obligatoria ante el Ministerio de Trabajo.

   “No podemos dialogar bajo amenazas y aprietes”, sostuvo el jefe comunal, quien agregó que “no pueden decir que estamos administrando mal porque estamos dejando todo. La administración pasa por nosotros y vamos a tomar las decisiones porque a los que puso la gente a gobernar somos nosotros”.

   En una rueda de prensa ofrecida hoy, Notararigo junto a la secretaria de Gobierno, Alejandra González, y el secretario de Salud, Guillermo Tizón, respondieron sobre los dichos amenazantes realizado ayer por el secretario del STM, Néstor Batista quien dijo “¿Qué está esperando la población, que tomemos la comuna y caguemos a trompadas a algún funcionario? Si están esperando eso, falta muy poco tiempo”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El intendente señaló que "no voy a permitir que se me maltrate, que se maltrate a los funcionarios ni a los trabajadores municipales”. 

   Fue en relación a un incidente que hubo ayer en el hall municipal entre los manifestantes ayer y el secretario de Cultura Agustín Camandona sobre el cual dijo que “no pueden andar patoteando en los pasillos. No estamos en la era de piedra. Eperamos que el Ministerio de Trabajo haga lo que tiene que hacer y que vea cómo está el distrito de Saavedra”.

    Sobre la presencia de una escribana ayer en el municipio quien constató junto a la abogada municipal la situación por la manifestación de los trabajadores municipales; el mandatario comunal afirmó: ”Lo decidimos cuando acontecieron las amenazas para que exista constancia de lo que estaba sucediendo para sumar a la decisión del Ministerio de Trabajo”.

   Notararigo dijo que hay trabajadores que se suman a las medidas de fuerza porque tienen miedo y sostuvo que “si hay compañeros que quieren trabajar que los dejen. La época del miedo se terminó”.

   “Los malos manejos (refiriéndose a las finanzas municipales) vienen desde hace años y hoy se sienten resintiendo la economía. Esto agravado por la pandemia y la inflación. Tenemos que ser mediadores y atender los reclamos de todos: empleados y población en general que también paga las tasas. Tenemos que seguir cumpliendo con los servicios y yo no puedo dejar a un pueblo de lado porque allí se recaude poco o haya escasa población”, cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias