Mundo Gremial

"El sector iba directo a la catástrofe, con cierres de empresas y despidos masivos"

11/1/2021 | 07:00 |

Gabriel Matarazzo celebró la decisión del gobierno de apostar por los biocombustibles, pero señaló que no es la solución definitiva.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Aunque el gobierno nacional sorprendió con un aumento de 90 por ciento en los biocombustibles, con el objetivo de recomponer la relación con los productores que habían paralizado desde septiembre numerosas plantas, desde el sector gremial celebraron la medida, pero estiman que no es una solución definitiva al conflicto.

   “Creemos que están dadas las condiciones para que las empresas pongan en marcha, aunque sea parcialmente, las plantas de producción. ¿Por qué digo parcialmente? Si bien el incremento del precio de la tonelada es muy fuerte, también es importante la reducción del volumen de producción, porque el corte obligatorio de los combustibles con bio pasa de ser el 10% al 5% y se va incrementando de a poco hasta abril”, analizó Gabriel Matarazzo, secretario general del sindicato de Petróleo, gas y Bio de nuestra ciudad y también secretario de Hacienda de la Federación Sindical Argentina del sector.

   Según determinó el gobierno, el incremento es escalonado hasta mayo y busca una salida para las firmas dedicadas a los biocombustibles con varias plantas cerradas y 9.000 puestos de trabajo en juego.

   “Habrá que ver cómo repercute esa determinación de bajar el corte de mezcla, ya que se tendrá que realizar un nuevo análisis de costos”, amplió. 

   Y agregó: “Por lo pronto, desde el punto de vista gremial, hasta el 31 de diciembre, el sector iba directo a la catástrofe, con cierres de empresas y despidos inminentes. Con esta decisión, al menos las empresas volverán a producir y los trabajadores retornarán a sus puestos de trabajo, que es lo que siempre reclamamos”.

   Precisamente, la última semana de diciembre, la Federación Sindical organizó una marcha de protesta ante el Ministerio de Economía por “la falta de un plan integral” que reactive la actividad.

   “No parece ser ésta una solución definitiva, pero de ello tendrán que hablar los empresarios del sector. Porque les dan por un lado, pero les quitan por otro. Abril será un mes clave para determinar cómo se perfila el futuro de la actividad”, vaticinó Matarazzo. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “De todos modos, para nosotros es muy importante que las empresas reabran sus puertas y vuelvan a producir, ya que la situación era muy complicada”.

   Sin ir más lejos, desde el cierre de las plantas, producido a principios de septiembre, los trabajadores del sector no cobraron la totalidad de sus sueldos.

   “En estos días están cobrando el 50% del salario correspondiente a diciembre. Y estamos discutiendo el aguinaldo, pero esta noticia nos da otra perspectiva de negociación”, amplió el dirigente gremial bahiense.

   Cabe recordar que en nuestra ciudad desarrolla esta actividad la empresa Biobahia, radicada en el Parque Industrial, que emplea a alrededor de 60 personas.

Los nuevos valores

   La secretaría de Energía, a cargo de Darío Martínez, decidió autorizar un fuerte incremento de 59,3 por ciento en el precio del biodiesel que las petroleras utilizan para mezclar con el gasoil (de 48.533 a 73.300 pesos por tonelada), mientras que el litro de bioetanol de caña de azúcar que se mezcla con las naftas sube 33 por ciento (de 32,789 a 43,6 pesos). 

   Pero, al mismo tiempo, redujo el porcentaje de mezcla obligatoria de 10 a 5 por ciento en enero. 

   En el caso del biodiesel, la resolución traza un sendero de suba de precios para los primeros cinco meses del año. En enero la tonelada de biodiesel pasa de 48.533 a 73.300 pesos (59,3 por ciento). En febrero subirá otro 12,4 por ciento hasta 86.875 pesos. En marzo se ajusta otro 3,6 por ciento para llegar a 89.975 pesos. En abril un 0,4 por ciento y queda en 90.300 pesos, mientras que en mayo sube 2,5 por ciento para llegar a 92.558 pesos. 

   El porcentaje de corte baja en enero de 10 a 5 por ciento, pero en febrero sube a 6,7 por ciento, en marzo a 8,4 y en abril vuelve al 10 por ciento original.

   “Por eso digo que la supuesta normalidad llegará en abril. Mientras tanto transitaremos un período de transición que, esperamos, no afecte a los trabajadores”, señaló Matarazzo.

   Además, el gobierno dejó trascender que a mediados de enero avanzará con el tratamiento de la prórroga de la ley 26.093 que otorga beneficios impositivos para los productores. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias