"Bajar 20 días a fase 3 es una aspirineta para un tipo que tiene 45 de temperatura"

21/9/2020 | 17:06 |

El titular de la Seccional local de la Sociedad Argentina de Medicina opinó sobre el retroceso en Bahía e indicó que la clave pasa porque la gente tome conciencia.

   El titular de la Seccional local de la Sociedad Argentina de Medicina, Matías Mirofsky, habló este lunes con La Nueva. sobre el retroceso de fase en Bahía Blanca.

   Si bien aún no mantuvo una reunión con todas las partes, dio a conocer su opinión: "No es una medida que vaya a tener un gran impacto. Por supuesto que todo ayuda pero si me preguntan si va a tener impacto de acá a 15 ó 20 días, la verdad es que soy bastante escéptico".

   En ese punto dijo que hay que tener en cuenta dos cosas: primero, que "esto a la población no le va a caer nada bien, hay personas que habían comenzado hace poco con sus actividades laborales y necesitan seguir porque la situación económica también está mal"; y segundo, "esto va a durar tres semanas y después la gente va a volver a hacer lo mismo, entonces el que vuelva a trabajar va a estar con bronca porque le cortaste el laburo y cuando le pidas algo más va a decir que no".

   El médico señaló que en otras ciudades el retroceso no está dando los resultados esperados, como en el caso de Mar del Plata, que "retrocedió a fase 3 y los casos siguen aumentando".

   "Estas medidas uno las podría llegar a ver en 15 ó 20 días, pero el problema no es la medida sino cómo la gente la va a tomar, si la va a respetar o no. Creo (y es una visión completamente personal) que tenemos que estar al lado de la población, entender lo que le está pasando, acompañar para que pueda trabajar. Muchos comercios y locales respetan los protocolos y lo que nosotros tenemos que hacer como profesionales de la salud es insistir en que se cuiden porque esto va a llevar meses y muchos meses hasta que tengamos una vacuna, si es que la tenemos", planteó.

   Y agregó: "No es la solución definitiva bajar a fase 3 durante 20 días, eso es una aspirineta para un tipo que tiene 45 de temperatura. ¿Cuánto le va a afectar? Ojalá que un poquito, pero no tengo esperanzas de que eso pueda suceder. Apelo mucho más a la conciencia colectiva, a que la gente se cuide".

   Mirofsky dijo que este fin de semana vio menos gente en los espacios públicos e insistió en seguir por ese camino.

   "Salí en dos oportunidades y vi mucha menos gente comparado con otros fines de semana. Me dio la sensación de que la gente, al ver que la cosa está empeorando, fue menos a los espacios públicos y hubo un poco más de cuidado. Creo que hay que apelar a eso porque lo que en definitiva va a dar buenos resultados es que la gente tome conciencia de que de ahora en más tiene que hacer un cambio en su hábito de vida: va a tener que cuidarse, usar un tapaboca mucho tiempo, lavarse las manos, mantener la distancia; vamos a tener que esperar mucho tiempo para abrazarnos, darnos la mano y saludarnos como hacíamos antes", detalló. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Por esa razón, consideró que esta medida de retroceso "no la veo como algo positivo a largo plazo, y a corto plazo tengo mis dudas. Lo más probable es que el coronavirus conviva con nosotros y tenemos que cuidarnos con las medidas que siempre decimos: uso de barbijo, lavado de manos, distanciamiento social y, por ahora, evitar las reuniones sociales".

   Si bien reconoció que al principio desde la Sociedad Argentina de Medicina plantearon un retroceso de fase, después se dieron cuenta de que la gente decía "basta".

   "Tenemos que tratar de comprender a la gente, que necesita salir del encierro porque el encierro los enferma (en los adultos mayores la soledad los deteriora más); tenemos que ver esa cuestión para que el día de mañana no aparezca una ola de depresión, de trastornos de angustia, de ansiedad, de crisis de pánico, que ya lo estamos viendo; y pedirle a la población: 'Bueno, yo te dejo salir, pero por favor cumplí esto, respetá esto y ayudanos'. Es como una negociación que uno tiene que intentar hacer", indicó. 

   Con respecto a la actual situación hospitalaria de la ciudad, aseguró que "es crítica y va a seguir así porque esta enfermedad no te ocupa una cama 4 días y el paciente se va de alta, te ocupa una cama 10, 15 ó hasta 20 días. La posibilidad de recambio está limitada y no nos olvidemos de que el problema no es solo la cama sino el recurso humano para la cama. Si hay mucha gente aislada, como pasó en varios hospitales, las camas no me sirven para nada".

 

 

   

   

También te puede interesar

Deportes

Arte y cultura

Economía y campo

Sociedad y tiempo libre

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias