Según datos del BCRA

En el primer trimestre del año, los bancos locales sufrieron el retiro de depósitos en dólares

9/8/2020 | 08:00 |

La incertidumbre afectó al comportamiento de los ahorristas bahienses, que, al igual que en el resto del país, decidieron sacar su dinero de las entidades. 

Archivo La Nueva.

Francisco Rinaldi/frinaldi@lanueva.com

En los primeros tres meses de este año, los depósitos privados en dólares inmovilizados en la banca local cayeron un 48 por ciento con relación a idéntico lapso de 2019, de acuerdo con datos del Banco Central. 
Con todo, los bancos de Bahía Blanca tenían al último día hábil de marzo unos 134.145.017 dólares, unos casi 123.000.000 menos con respecto al período enero-marzo de 2019, cuando treparon a 256.427.077 dólares. 
El retiro de los ahorros en dólares del sector privado de nuestra ciudad tiene varias aristas. 
La primera -y probablemente la más importante- estaría asociada con un auténtico clásico argentino: las expectativas prey post elecciones de 2019. 
Es que desde agosto de ese año, los depósitos en moneda dura iniciaron un derrotero bajista en la ciudad, que se extendió hasta finales de marzo del corriente, al caer U$S 68.056.017 con relación al noveno mes de 2019, el de las elecciones presidenciales que finalmente consagró a Alberto Fernández como primer mandatario (en ese período, ya estaban cediendo y fueron de U$S 202.201.033). 
El otro tendría que ver con los retiros de empresas y particulares para atender gastos en pesos durante la etapa del aislamiento preventivo decidido por el Gobierno nacional, aunque la estadística del BCRA apenas abarca unos pocos días del mismo, ya que toma cifras acumuladas hasta el 31 de marzo de este año. 
Vale aclarar que las estadísticas del Central exponen las cifras de depósitos y préstamos siempre en moneda nacional. 
Por lo tanto, como es usual, se utilizó el tipo de cambio de la comunicación "A" 3.500 del BCRA. 
Del lado de los créditos en moneda extranjera, los mismos totalizaron en el primer trimestre de este año unos U$S 57.387.000, unos U$S 6.687,68  menos con respecto al año anterior (U$S 64.075,51 al tipo de cambio de la "A" 3.500) .
La normativa del Banco Central exige que las empresas que generan flujos de fondos en dólares (las firmas exportadoras), son las únicas que pueden solicitar financiamiento en ese moneda, el que se vio seriamente afectado a finales del año pasado, por la importante sangría de los depósitos. 
La evolución del financimianto en pesos a lo largo de los primeros tres meses permite inferir un aumento del enduedamiento de las familias y empresas privadas de la ciudad, toda vez que aumentó casi un 2% descontado el efecto de la inflación bahiense. 
Con todo, entre enero y marzo de 2020 se prestaron  al sector privado bahiense unos 16.163.520 millones de pesos, un 54% más con respecto a los números de 2019 ($ 10.524.498 milones).

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Informe nacional
Los datos a nivel nacional, que abarcan hasta junio del corriente, permiten inferir que la salida de dólares del sistema financiero local no se habría detenido.
Así, al sexto mes, los depósitos en dólares inmovilizados en todos los bancos argentinos disminuyeron 0,4% en el mes, y, en términos interanuales, la disminución fue del 46%.
Como contracara de este fenómeno, también en junio y a nivel país, los depósitos en moneda nacional en el sector privado aumentaron 9,9% respecto del mes pasado, cerrando el mes en alrededor de 4 billones de pesos, lo que representa una evolución de 79,7% en términos interanuales.
Desagregando por tipo de depósito, el mayor impulso provino de los Plazos Fijos en pesos  (tradicionales y con opciones de cancelación anticipada) , que evolucionaron a razón 11% respecto a mayo. 
 “Se observa un aumento en las colocaciones a plazo tradicionales en pesos del sector mayorista (mayores a un millón de pesos) en $123.800 millones, una suba nominal de 12% en junio, mientras que el resto de las colocaciones a plazo tradicionales aumentaron 8% ($39 mil millones)en términos nominales respecto a Mayo”, explicó Cristian Traut, gerente de First Capital Group.
Los depósitos a plazo con opción de cancelación anticipada aumentaron 18% en el mes (22.832 millones de pesos). Por otro lado, durante el mes se produjo un aumento de los saldos inmovilizados de 18% (22.830 millones de pesos) producto de depósitos a plazo que no fueron renovados o retirados de los bancos.
El 48% del incremento de los depósitos en moneda nacional estuvo explicado por el crecimiento de los depósitos a plazo. Las cajas de ahorro y cuentas corrientes experimentaron un aumento de 10% (+119,4 mil millones) y 8% (+84,5 mil millones) respectivamente.
 

Cautela en personales
Siguiendo a First, la línea de préstamos personales creció levemente en el mes en todo el país un 0,5% luego de varios de meses de retrocesos y estancamiento.
El saldo subió a $ 400.817 millones para el total acumulado, presentando un decrecimiento interanual en términos nominales del 3,3%, contra los $ 414.608 millones al cierre del mismo mes del año anterior.
“La situación laboral crea una doble presión sobre la originación de nuevos créditos, la cual como vimos, se encuentra muy limitada: por un lado, la disminución de la fuerza de trabajo privada formal ocasiona que la oferta no se dirija hacia los recientes desempleados, por otra parte la demanda permanece cautelosa ante la amenaza de nuevos ceses de trabajo”, aseguró Barbero.
La operatoria a través de tarjetas de crédito, registraron un saldo de $ 682.429 millones, lo cual significa una suba de 6,3% respecto del cierre del mes . 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias