En el día de su 122 aniversario

La Nueva, un libro de más de un millón de páginas

1/8/2020 | 07:00 |

Me dijo que su libro se llamaba el Libro de Arena, porque ni el libro ni la arena tienen ni principio ni fin”. El Libro de arena, Jorge Luis Borges.

Por Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Que una ciudad como Bahía Blanca tenga un diario que se publica desde hace 122 años es un hecho por demás significativo y trascendente.

   La historia de la ciudad está guardada en esa suerte de libro de más de 1,5 millones de páginas, que desde 1898 reflejan con letra impresa una diversidad única de acontecimientos. Los del mundo, los del país, los de la región, los propios.

   En cada ejemplar guardado en su propio archivo o en la biblioteca Rivadavia está esa “primera versión de la historia” que, se dice, escribe el periodista, “un historiador del instante” que, prescindiendo de la perspectiva histórica, refleja los acontecimientos del momento. Cada página es un documento que consultan investigadores, historiadores, vecinos, buceadores de datos y curiosos.

   Un testimonio que no se limita a reflejar los grandes hechos, sino que también cuenta historias mínimas, desde el estreno de una película, una fiesta familiar, un casamiento, un accidente de tránsito, la liquidación de una gran tienda, el desborde de un arroyo, la inauguración de un barrio.

   Este repaso de notas de distintas décadas permite reconocer ese trascendente papel. Así como se suele referir que nada muere mientras esté en la memoria de alguien, puede decirse que lo que fue publicado en un diario ha quedado para siempre. Lo que se ha ignorado en su momento termine, posiblemente, en el más completo de los olvidos.

Alem, el hombre

   El primero de julio de 1913, en una propuesta poco habitual, la primera página del diario incluyó un dibujo de Leandro N. Alem, en ocasión de cumplirse 17 años de su fallecimiento. Dice el escrito: “La corrupción, que como en esas inundaciones implacables que todo lo avasallan amenazaba concluir con los últimos vestigios de la dignidad argentina, con los últimos soportales del honor heredado.

   Y Alem, viéndose solo y humillado en la noche negra de la desgracia pública vio por inspiración divina que era preferible sucumbir por su propia rebeldía salvándose para el porvenir, antes que esperar que la montaña espantosa lo aplastara…!”.

   Alem se suicidó en 1896, disparándose en la sien dentro de su carruaje, luego de mantener una animada reunión con amigos. Tenía 54 años de edad. Fue el fundador de la Unión Cívica Radical.

Un accidente en Bajo Hondo

   La misma edición de julio de 1913 da cuenta de un fatídico accidente de automóvil, de los primeros con víctimas fatales registrados caminos vecinales de la ciudad.

   “Nuevamente la crónica periodística viene a registrar un suceso luctuoso que por sus circunstancias y dolorosas consecuencias ha llenado de consternación el sentimiento público, sembrando el dolor más intenso al seno de los hogares afectados por irreparables pérdidas. Los últimos días con un fugaz veranito de San Juan sugirió a un grupo de amigos a pasar un día de campo con un vehículo alquilado.

   Los viajeros llevaban escopetas, fiambres, vinos y todo lo necesario para un ameno día. De regreso, a una velocidad prudente, un montículo en el camino hizo que el chauffer quisiera evitarlo, lo cual derivó en un freno y posterior vuelco. De los siete tripulantes, dos perdieron la vida: Nazareno Raineri, de 33 años, italiano, y el niño Rafael Figueras.

   Uno de los ilesos, Mario Bimboni, corrió en busca de auxilio a la estación de Bajo Hondo, desde donde procuró inútilmente comunicarse por teléfono con Bahía Blanca. El telégrafo le permitió pedir ayuda. Pocas horas después llegaban al lugar los doctores Amado Cattáneo y Alberto Medús y entre ambos trasladaron a los heridos y a los fallecidos a la ciudad.

El centenario, ese año

   Pocas fechas conmocionaron tanto a los bahienses como la del 11 de abril de 1928, primer centenario de la ciudad. La portada del diario daba cuenta del acontecimiento con un dibujo alegórico. Además de los diversos actos, este diario reflejó el aspecto del concurrido y alegre baile de gala.

   “En los anales de la sociabilidad bahiense señala uno de los más grandiosos acontecimientos el baile de gala celebrado en el Palacio Municipal, en ocasión del centenario de Bahía Blanca. Fue, la fiesta, el más alto exponente del grado de cultura que nuestra sociedad ha alcanzado. Una fiesta señorial donde la distinción, elegancia y buen tono eran las notas dominantes, que ha definido ampliamente el ambiente mundano de nuestro medio. Se habilitó para ella el gran hall, el salón blanco y las galerías de la planta alta, con servicio a cargo de la Confitería París de Buenos Aires, dos orquestas, una típica y una de jazz, ejecutaban los bailables más de boga. Vimos en la fiesta a las señoras Aurora de Vergara, Vicenta de Julio, Emilia de Coleman, Delfina de Amado Cattáneo, Raquel de Harrington, Luisa de Morado Veres, Celia R. de Avanza, Mercedes de Dillon, Inés de Casnova, entre muchas".

Las escuelas, ese lugar

   En la década del 20 varias escuelas estrenaron edificios nuevos (por caso las números 2, 3 y 5), reemplazando precarias viviendas alquiladas para ese uso. Fue una ocasión para repasar la historia de la educación local.

   “No puede hablarse del progreso de la aldea primitiva, sin recordar a los primeros maestros que con un desinterés y una amor a la civilización tan grande supieron cimentar los ideales elevados y noches que inspiraron su ardiente espíritu civilizador. Misioneros del ideal, sus nombres que debieran ser gloriosos permanecen empolvados en el oscuro anonimato de los archivos como mudos y silenciosos actores de aquella época de leyenda”. LNP, 1 de agosto de 1935

Los barrios, esa periferia

   Páginas y páginas a lo largo de más de cien años reflejan el progreso de los barrios, dejando en sus letras de molde y fotografías parte de esa historia. Villa Mitre, entre otros, fue parte de esa evocación.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “La casa de nuestro convecino Francisco Feliú. Este viejo poblador de las villas trabajó desde muy joven como obrero panadero en varias casas del ramo y sus condiciones de hombre económico le permitieron independizarse de la tutela patronal. En sociedad con su primo Anacleto se estableció en Villa Mitre y más tarde en “La Flor del Día”. En esa casa tuvo la suerte de realizar operaciones comerciales que le rindieron ganancias apreciables. Varios años pasaron desde entonces y unas veces en las buenas y otras en las malas se consolidó hasta tener un establecimiento importante, sólido y de mucho prestigio”. LNP, 1 de agosto de 1935

Las chicas, de gala

   “De nuestro ambiente social” se titulaba la sección que retrataba a las niñas y jóvenes de la sociedad local, dando cuenta de nombres, estilos, modelos y moda. En esta página se lucen, entre otras, Mimí Zabala, Hilda Berthold, Susana Veres, Raquel Perramón, Melita Bautista, Delfina Amado Cattáneo y Fanny Cervini. LNP, 4 de junio de 1935

Teniendo calle

   El diario como reflejo de las carencias de la ciudad. Un lugar para el reclamo y la posibilidad de hacer públicas carencias y necesidades. El mal estado de las calles, por caso, es un hecho que se mantiene año tras año.

   “Hasta el cansancio nos hemos venido ocupando del estado deplorable que, en general, se encuentran las calles de las distintas barriadas bahienses, cuyos habitantes tienen que padecer, por fuerza, ese estado de cosas, sin que al parecer, valgan las quejas formuladas, el envío de petitorios ni nada de los que arbitren las comisiones de fomento. Comencemos por La Falda, eterna Cenicienta en este sentido, que tiene unas arterias poceadas y desniveladas, que hacen materialmente imposible la transitabilidad de los vehículos, al punto de que los repartidores de artículos de primera necesidad se ven en la obligación de no satisfacer los pedidos de sus clientes”. LNP, 1 de agosto de 1947

Los cines, cartelera

   La página de espectáculos fue una sección con vida propia y miles de lecturas. El cine antes que cualquier otra propuesta fue llamativo, la magia de la pantalla y las grandes salas para todos los gustos.

   Una muestra, el cine Plaza anunciaba La Novicia Rebelde; el Palacio del Cine una de cowboy, Nevada Smith, con Steve Mc Queen; el Ocean con Tobruck, con Rock Hudson; el Astral con Cuando los hombres hablan de mujeres, con Luis Sandrini y Silvio Marzolini (¡); el Gloria con Comanche Águila Negra, el Bahía con La Batalla decisiva, con Henry Fonda, el Unión con Un guapo del 900 y el Gran Splendid con El espía del sombrero verde (con Robert Vaughn y David McCallum). Todas salas que han desaparecido y cuya existencia se verifica a lo largo de décadas. LNP 1 de agosto de 1967

Un gobernador y sus ministros

   El diario registró cientos de visitas de funcionarios relevantes: gobernadores, presidentes, ministros, candidatos. En agosto de 1967 llegó el gobernador Francisco Imaz y su gabinete, para detallar el denominado Operativo Bahía Blanca, con obras por 100 mil millones de pesos.

   “El gobernador y sus ministros realizaron ayer en nuestra ciudad una verdadera reunión de gabinete de puertas abiertas para informar al periodismo de sus planes, en un hecho inusual pero eminentemente práctico, que incluyó el anuncio de una inversión en materia vial de 1.560 millones, en agua potable de 6.070 millones, en Energía eléctrica de 1.260 millones y otro tanto en planes de viviendas y hidráulicas. Se construirá la represa en Paso de las Piedras, un aeropuerto internacional, un hospital regional, y se modernizará el sistema educativo”.

Llegan los campeones

   El deporte fue siempre alma mater del diario y la historia del básquet en particular está entre las más desarrolladas. Los campeonatos provinciales y nacionales, de los cuales el seleccionado bahiense era destacado protagonista, daban cuenta de esa pasión.

   “Eran las 17.05 cuando el avión Boeing 737 con destino final Bariloche quemaba cubiertas en su contacto con las pista de la Aeroestación Comandante Espora. Unas 600 personas que poblaban las instalaciones del edificio se movilizaron hacia el acceso a la pista para recibir a los quíntuples campeones argentinos de básquet, que llegaba a pocas horas de haber concretado otra victoria. Cabrera fue el primero en pisar la escalerilla. Lo siguieron De Lizaso, Monachesi, sin ocular problemas en su rodilla, Scheines, Cortondo, Brusa y Ojunián.

   “”De Lizaso”, fue la respuesta del capitán Cabrera cuando se le preguntó cuál había sido el jugador de provincia que había descollado. También señaló que el equipo funcionó bien en algunos partidos. Luego todos partieron hacia el centro, detrás de un patrullero de la policía con el ulular de su sirena abriendo la marcha y una caravana de 200 vehículos. LNP, 6 de marzo de 1973

Epecuén, al borde

   Antes que de la localidad de Epecuén quedara bajo las aguas, este diario fue siguiendo el día a día de la preocupante situación generada por las inundaciones.

   “El gobierno bonaerense decidió ayer aislar el sistema de encadenadas del Oeste de cualquier tipo de aporte de aguas, como una forma de buscar un mejor control de las lagunas que sufren la mayor creciente que se recuerde. En Epecuén existen unos 500 pobladores fueras de sus hogares con la perspectiva, casi segura, de que nunca más puedan habitar las viviendas seriamente dañadas por las guas. En el lugar el panorama es desolador, con gran parte de la población iniciando el éxodo, frente al temor de nuevas crecientes”. LNP, 12 de noviembre de 1985

Los casos tan penosos

   Cientos de casos policiales comenzaron a conocerse en las páginas del diario, muchos de ellos abriendo historias que han quedado en la memoria de la gente, muchas de ellas sin haber sido resueltas.

   Es el caso de Ivonne Gallardo, asesinada en 1994 a los 10 años de edad.

   “Prácticamente toda la policía de la ciudad fue lanzada en la búsqueda del o los autores del asesinato de la niña Ivonne Gallardo, cuyos restos momificados por la acción de la sal fueron encontrados en una barraca de la ciudad. Voceros policiales confirmaron que según los estudios, el fallecimiento se produjo poco después de su desaparición el 14 de agosto del año pasado, a causa de un golpe en la cabeza. Por las características de sus ropas se confirmó que se trataba de la niña cuya desaparición había movilizado en su momento a toda la ciudad, llegando inclusive al resto del país”. LNP, 2 de abril de 1994

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias