Gay: entre reasignaciones del presupuesto, obras y ayuda para llegar a 20.000 familias

1/8/2020 | 07:00 |

“El intendente contó que  "tuvimos que triplicar la asistencia hasta llegar a 20.000 familias” y que reasignó dinero que  iba a ser destinado a cultura y a obras públicas para “comprar comida para la gente”. También habló de su relación con los gobiernos nacional y provincial.

Sergio Prieta / sprieta@lanueva


El intendente Héctor Gay aseguró que durante los 4 meses de pandemia en la ciudad hubo que triplicar la ayuda a familias afectadas por la crisis, habló sobre el escenario que dejará el coronavirus en Bahía y se refirió a la relación que mantiene con el gobierno nacional y provincial.

En el marco de un nuevo aniversario de “La Nueva”., el jefe comunal abrió la puerta de su despacho para sumarse a los saludos y dijo que “a pesar de los tiempos difíciles La Nueva mantiene encendida la llama del periodismo como medio emblemático de los bahienses”.

Además dio sus puntos de vista sobre los últimos 120 días transcurridos, las obras que  continuaron a pesar de las dificultades y anunció que ya trabajan en el Presupuesto Municipal 2021.

--¿Cómo evalúa el comportamiento de los bahienses de los últimos 4 meses?

--Creo que fue una época de aprendizaje constante y del día a día para todos. Si tengo que definirlo en forma general no tengo más que palabras de agradecimiento para la gente: la mayoría  se cuidó y fue muy responsable en todos los pedidos y fases.

“Hubo un cumplimiento muy alto durante los primeros 60 días de cuarentena, donde hubo muchísimas donaciones de empresas y particulares, gente que trabajó de manera voluntaria y solidaria. También hubo algunos casos de gente que no cumplió pero por fortuna fue una minoría”.

“En los 60 días restantes el comportamiento varió pero creo que tenemos una situación relativamente estable, sobre todo teniendo en cuenta que para esta fecha esperábamos muchos más contagios. De todas formas me parece que debemos aprender a convivir con esto, cuidando a las personas de riesgo porque ya no se puede volver a la cuarentena estricta de marzo. De hecho en Capital y el Conurbano se impuso días atrás y fracasó”.

--Ante un aumento de casos y teniendo en cuenta la capacidad del sistema sanitario: ¿En qué momento o que en circunstancias analizaría o le pediría a la provincia retroceder de fase? 

--Para tomar una decisión así tenemos mucha más autonomía. La verdad es que vamos definiendo a medida que las autoridades sanitarias nos dan los detalles de lugares disponibles en los hospitales y en cantidad de contagios. Hablamos todas las semanas con infectólogos y especialistas para tener un monitoreo de la situación y al mismo tiempo  lo trabajamos con las autoridades provinciales. No hay un parámetro previsto y decidimos en base a lo que nos recomiendan los especialistas

--¿Cómo ha sido la relación con el gobierno nacional y provincial en este tiempo?

--No hemos tenido grandes problemas. Sí hemos tenido más respuestas de Nación que de Provincia pero la verdad es que no lo tomo como una cuestión política o discriminatoria, sino que el gobierno de Axel Kicillof tiene menos recursos y una situación muy complicada en el Conurbano. 

“Desde Provincia tenemos muchos menos aportes en alimentos y leche que cuando María Eugenia Vidal era gobernadora. También tengo que decir que cuando pedimos dinero porque no podíamos pagar los sueldos nos respondieron. Creo que la relación con ambos ha sido razonable”.

“A  nivel local y más allá de toda diferencia hemos trabajado muy bien en conjunto. Tanto con Federico Susbielles, a quien horas atrás le pedí colaboración para llevar el operativo Detectar a Ingeniero White con aportes del puerto, como con Gabriel Godoy, que es el referente de La Cámpora, a quien le pedí colaboración para que el Ministerio de Salud nos envíe a Bahía Blanca parte  de los materiales chinos para hospitales que compraron y ya hizo algunas gestiones”.

--¿Le hubiese gustado tener más independencia para tomar decisiones sobre el avance de fases o habilitación de actividades?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

--Puede ser que para algunas cosas sí, porque al inicio de todo esto desde la gobernación tenían una mirada basada en el AMBA, pero no es lo mismo una ciudad como Lomas de Zamora que cualquier pueblo del interior. De todas formas me parece correcto que haya un lineamiento para evitar que los 135 intendentes puedan tomar decisiones contradictorias entre ellos, porque en ese caso podría haber sido un aquelarre. 

“En este momento vemos que hay algunas situaciones injustas, como por ejemplo que abrieron los bares y los restaurantes pero no se puede ir a pescar, jugar al golf, al tenis o a navegar por la ría. En ese sentido ya le pedimos a Kicillof que nos habilite a esas prácticas porque vemos que no tiene sentido no permitirlas”.

--¿Cómo se vieron afectados los números del Municipio en estos 4 meses?

--Muchísimo, sobre todo en abril. Luego con la habilitación de algunas actividades comerciales se mejoró, pero la realidad es que es una situación delicada, que nos ha llevado a tener que pagar los aguinaldos en tres cuotas. Las actividades que no fueron declaradas esenciales  la están pasando mal y no tenemos recursos para ayudarlos y ni siquiera lo tiene provincia como cultura, clubes y gimnasios Nosotros tuvimos que reasignar partidas porque triplicamos la cantidad de ayuda social en alimentos.

“De 7.000 familias a las que debíamos asistir en marzo llegamos a las 20.000 que necesitaron alimentos en julio. Y todo eso con unos 50 o 60 millones de pesos menos que no llegaron desde Provincia y Nación. De hecho tuvimos que reasignar dinero de cultura y obras públicas para brindar esa asistencia e incluso hacer recorte de horas extras y subsidios”.

--Desde el ámbito cultural hubo algunas críticas e incluso manifestaciones al respecto.

--Si, el otro día nos reclamaban el pago de 2 millones para la comedia municipal que no se puede poner en escena porque el teatro está cerrado. La verdad es que no puedo darles ese dinero porque tengo que comprar alimento para la gente. Además desde Provincia se bajó el rango de Cultura, que pasó de ser Ministerio a una Subsecretaría y con eso disminuyeron los fondos destinados para ese sector, pero no escuché quejas sobre eso a mucha gente. En la misma situación se encuentran los clubes y otras instituciones.

--¿Qué obras publicas se tuvieron que suspender?

--La obra de instalación eléctrica del Teatro Municipal está con demoras porque el proveedor que ganó la adjudicación nos dijo que no hay precios de referencia, mientras que en los próximos días se empieza a trabajar en el sistema contra incendios.

“La obra más importante que tiene el Municipio junto al Consorcio de Gestión del Puerto es la de ampliación y reforma de avenida Dasso. En ese caso va mucho más lento de lo que teníamos previsto. Lo mismo ocurre con la Escuela 2 de Colón y Vieytes y otros establecimientos educativos, ya que, como dije anteriormente, llegaron menos recursos del Fondo Educativo”.

“Además tenemos la obra de Sesquicentenario paralizada hace 6 meses y en el plano local, el proyecto de reforma del Parque Independencia y el llamado a concurso. Tanto el teatro como ese parque van a ser las prioridades de 2021”.

--¿Qué Bahía quedará después de la pandemia?

--Es algo que me preocupa mucho porque va a ser complicado, se han perdido muchos empleos a nivel nacional y no va a ser sencillo volver a la normalidad. Va a haber mucha gente que tendrá que reinventarse. En definitiva me preocupa mucho el crecimiento en los niveles de pobreza y las proyecciones que existen.

--¿Hay algún plan para poder enfrentar todos esos problemas?

--Se trabaja permanentemente en esto pero hay que ver como evoluciona. Ya empezamos  a trabajar en el Presupuesto 2021 para ver como avanzamos con las cuestiones prioritarias. Estamos en gestiones permanentes con  el puerto y hay inversores interesados en venir a la ciudad con diferentes iniciativas, cómo el edificio en La Falda, el templo de los Mormones y un interesado en invertir en fibra óptica

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias