"Siento bronca por cómo juegan con la vida de mi hijo"

1/8/2020 | 11:55 |

Meses atrás el papá de Alejandro González, de 5 años y con Síndrome de West, expuso en este medio el abandono en el que la obra social IOSFA tiene sumido a su hijo. Mirá el video donde su padre explica lo que están viviendo.

   "Es nuestro angelito, y le prometí que lo iba a cuidar", dice ya sin fuerzas Martín González.

   Desde noviembre de 2019 que Alejandro González dejó de existir para las autoridades del Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

   El niño, de 5 años, padece el Síndrome de West y las secuelas de una feroz cirugía que lo dejaron por 27 días en coma y 9 meses en terapia intensiva cuando tan solo tenía un año y medio de vida.

   Actualmente se encuentra con internación domiciliaria, lo que incluye materiales y recursos humanos (personal para su cuidado y rehabilitación) para poder mantener un poco la calidad de vida que perdió con la enfermedad.

   "Hace 9 meses empezamos un reclamo con IOSFA porque no entregaba el material y recursos humanos (rehabilitación) vital para mi hijo y hace 6 meses iniciamos acciones legales y ahí todo empeoró. Desde ese momento mi familia y yo nos sentimos atemorizados ya que la IOSFA inició una campaña de difamación y amedrantamiento en conjunto con empresa Genus Salud. Esto consiste en que el jefe de la delegación IOSFA Puerto Belgrano eleva notas a la justicia entre las que se destacan que en mi casa (propiedad privada ) existe acopio de insumos y que tenían fotos para comprobarlo el cual era realizado por algunos de los enfermeros (Genus-Cuidarte Salud) que atendían a mi hijo".

   Además, según cuenta, también denunciaron en otro escrito a su hijo de 4 años por resultar su contacto o cercanía "peligroso" para la salud de Alejandro.

   "Pero el hecho más aberrante fue cuando el día 04/07/2020 directivos de IOSFA mandaron policías a mi casa con la excusa de que se estaba rompiendo una medida cautelar y que el menor corría riesgo porque rechacé la presencia de un enfermero que no supo cumplir con su función cuando mi hijo tuvo una decanulación.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Desde ese momento, el padre de Ale asegura que viven con miedo.

   "Consideramos que fue una acción desmedida y arbitraria, ya que no se nos contesta las notas pidiendo explicaciones de tal brutal accionar, así como también la empresa Genus jamás nos brindó información sobre los 'profesionales' que asisten a mi hijo dado que ha sufrido 2 accidentes en 15 días que pusieron en riesgo su vida y los que le salvamos la vida fuimos nosotros, sus padres y no ellos que para eso están".

   Hoy además, sabiendo la cantidad de ataques de epilepsia que sufre Ale, también encuentran trabas para poder comprar el Aceite de Cannabis que tanto necesita.

   "Cotejando con otros afiliados nos hemos dado cuenta que a nosotros se nos exigen formularios innecesarios, solo para dilatar la cuestión".

   Recordemos que el Síndrome de West es la epilepsia infantil y cuando Ale cumplió los 8 meses de vida ya tenía unas 400 crisis diarias y tomaba 20 pastillas.

   "En el Garrahan nos dijeron que la única manera de frenar estos ataques era con una cirugía, una hemisferectomía. Al año y medio de vida le dividieron en dos el hemisferio, el dañado ahora se está disolviendo por lo que también tiene hidrocefalia, todo a causa de la cirugía. Pero, a la vez, si no nos arriesgábamos Ale tenía el riesgo de una muerte súbita por la cantidad de crisis de epilepsia que tenía".

   Ale fue el primer paciente del Hospital Italiano de Almagro en recibir el cannabis medicinal.

   "Gracias a las gotas de cannabis, le pudimos sacar 2 anticonvulsionantes. Son dos remedios menos que toma", contaba Martín González meses atrás a este diario.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias