A horas de presentar una nueva propuesta

¿Por qué es conveniente para la Argentina evitar ir a un default?

7/7/2020 | 07:00 |

El corte del financiamiento, necesario para que el país pueda crecer sostenidamente, es el efecto principal de no poder arreglar el eterno problema de la deuda. 

El gigante de las finanzas BlackRock administra 7 billones de dólares.

Francisco Rinaldi

frinaldi@lanueva.com

A menudo, se escuchan términos de la jerga económico-financiera que parecen incomprensibles para el común de la gente. Y no son pocos aquellos que, pese a estar muy bien informados, se preguntan ¿por qué sería malo para nuestro país entrar en default?

Antes que nada, vale la pena aclarar que el país ya se encuentra afuera de los mercados internacionales de crédito, aunque, propuesta mediante, hoy mantiene un compás de espera hasta el 4 de agosto, el nuevo "día D" para saber si se ingresó o no formalmente en cesación de pagos.

Y si eso ocurriese, ¿cuáles serían los efectos  para nuestra malograda economía nacional?

“Hay proyectos de inversión que el país necesita para volver al crecimiento real, algo que no se ve desde hace mucho tiempo. Pero para ingresar en ese sendero se necesita financiamiento, porque los grandes proyectos privados que modifican la estructura productiva y mejoran la competitividad, requieren e una tasa de interés competitiva, algo imposible de conseguir en un mercado de capitales tan limitado como el nuestro. Con lo cual, no queda otra que ir a pedir al extranjero y, con default, la tasa resulta exorbitante, imposible de afrontar, lo que obliga a los interesados a desistir de realizar las inversiones que se necesitan para poder crecer en serio”, explica el economista bahiense, radicado en CABA, Pablo Besmedrisnik. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

El analista aclaró que “el país ya está afuera” de los circuitos del crédito internacional, aunque la declaración formal del default profundizaría, todavía más, este problema.

Es que con niveles de inversión privada muy bajos para un país que necesita crecer -el porcentaje no pasa del 24% en los mejores años desde 2004 al presente, de acuerdo con las cifras del INDEC- la falta de financiamiento a tasas internacionales complicaría más aún este frente.

Nueva propuesta

Presentada en la noche del domingo, la nueva propuesta de canje mejora los plazos y los montos que se reconocerá a los acreedores extranjeros. Para que la misma sea exitosa, es necesario que el 66% de los acreedores esté de acuerdo, por lo que se hace indispensable igualar o superar ese porcentaje.

De acuerdo con el periodista porteño Carlos Burgueño, el ministro de Economía Martín Guzmán confía en una “aceptación rápida” del 50%, alejando, así, al país de la posibilidad de default. 

Pero grandes fondos de inversión, como el gigante BlackRock, que gestiona la friolera de 7 billones de dólares en todo el planeta, bien podría complicar las cosas. Sin embargo, no todo es un lecho de rosas para este coloso de las finanzas internacionales: el gestor de inversiones tiene participaciones en varias empresas argentinas, entre las que se destacan bancos, empresas de servicios públicos y hasta la propia YPF entre otras.

Con todo, las dudas se irán despejando en los próximos días. Un factor más de incertidumbre. Nada a lo que un argentino de más de 40 años no está acostumbrado. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias