Desde el 3 de agosto

Harán más estricto el control del estacionamiento medido y pago

13/7/2020 | 07:00 |

 Con casi 3 mil actas labradas cada mes, la falta de registro en los parquímetros del estacionamiento medido y pago es la infracción más cometida por los bahienses.

Por Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   El municipio decidió la semana pasada la conformación de un grupo de inspectores que desde el 3 de agosto se ocupará de manera exclusiva de controlar el estacionamiento medido y pago en la ciudad, buscando de esa manera mejorar la recaudación en un rubro que se destina en gran parte a subsidiar el valor del pasaje de ómnibus en la ciudad.

   Con casi 3 mil actas labradas cada mes, la falta de registro en los parquímetros del estacionamiento medido y pago es la infracción más cometida por los bahienses, triplicando incluso a las sanciones por estacionar en lugares prohibido, la segunda práctica indebida más realizada.

   Con la idea de intensificar el control sobre esa obligación pero también como una salida a la fuerte baja en la cantidad de pasajeros que registra el transporte urbano, la municipalidad creó este nuevo grupo de inspectores destinado de manera exclusiva a esa tarea, agrupando personal que se desempeñaba en Bahía Transporte Sapem, la sociedad de capitales municipales que administra el sistema de transporte local, y también proveniente de otras empresas que tienen a su cargo el servicio.

   Un total de 34 personas integrará la llamada Unidad de Ordenamiento del Espacio Urbano, la cual comenzará a desempeñarse de manera práctica el lunes 3 de agosto, luego de cumplir sus integrantes con un curso de capacitación.

   De esta manera, el control de los parquímetros dejará de ser una tarea a cargo del personal de Control de Tránsito Urbano, dependiente de la secretaría de gobierno, para pasar a depender de la dirección de Ordenamiento Urbano, dependiente de la secretaría de movilidad urbana y Espacios Públicos que lidera Tomás Marisco.

   “El control del estacionamiento medido era algo que se dificultaba al no poder asignar personal de exclusivo a esa tarea. Ahora haremos eso, al tiempo que resolvemos la preocupante situación que atraviesan las empresas del transporte urbano como consecuencia de la pandemia”, señaló el propio Marisco.

   De acuerdo a datos suministrados por esa secretaría, el sistema de ómnibus trabaja hoy al 20% de su capacidad. “Creemos que pasará mucho tiempo para volver a tener los 120 mil pasajes diarios de antes de la cuarentena. Por eso reubicamos personal de esas compañías”, agregó el funcionario.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Los controles

   Los inspectores de la Unidad de Ordenamiento lucirán uniformes en colores azul y amarillo, con gorra y tapabocas diseñados con el logo de la unidad.

   Luego de completar una capacitación vial comenzarán a recorrer las 330 cuadras en las cuales rige el estacionamiento medido y pago, un total de 7.500 boxes, en un área delimitada por calles 12 de Octubre-Corrientes y Terrada-Thompson, entre 25 de Mayo-Palau y Paraguay-Holdich.

   “La falta de control adecuada afectaba la recaudación, la cual es clave para sostener el transporte público ya que parte de la misma se destina a subsidiar el boleto de los denominados pasajeros frecuentes”, explicó Marisco.

   Por último, el funcionario aseguró que el sistema de parquímetros funciona de manera adecuada, con la particularidad que el uso del celular para registrar el ingreso y egreso representa el 93% de la actividad.

   El funcionario mencionó que es posible que cada vez sean menos los parquímetros que se dispongan en la vía pública, a partir de ese uso cada vez más generalizado.

   “Ahora viene una etapa donde analizaremos todos los datos disponibles, para conocer las zonas que más ocupan los vehículos, así como los tiempos y las rotaciones vehiculares. A partir de esa información veremos qué medidas haga falta tomar para hacer más eficiente el sistema”, detalló.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias