Rugby

La noche en Cardiff que Stortoni y Los Pumas no olvidarán

23/5/2020 | 06:30 |

Hace 15 años y con el bahiense en cancha, el seleccionado argentino quedó muy cerca de la hazaña ante British & Irish Lions en Gales.

Después del partido, el plantel argentino (Stortoni al centro en la hilera del medio) lo celebró como una victoria. Fotos y videos: prensa UAR.

   Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

  (Nota ampliada de la edición impresa)

   Los Pumas es el seleccionado del hemisferio Sur que menos veces enfrentó a British & Irish Lions, el combinado de los mejores jugadores de rugby de las islas británicas creado en 1888.

   Los Lions se formaron para hacer giras por países del hemisferio sur contra Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y en menor medida Argentina. En comparación, en el caso de nuestro país los cruces del historial se ven como excepciones.

   De los siete enfrentamientos hasta hoy, la única vez que Los Pumas no perdieron fue en 2005, cuando empataron en 25 en uno de los escasos partidos disputados por Lions de local. Y único choque del nuevo siglo entre ambos, 69 años después del anterior.

   No es poca cosa que un bahiense haya estado allí para contarlo hoy, a quince años de aquel resultado histórico para el rugby argentino en Millennium de Cardiff (Gales), ahora conocido como estadio Principality.

Renace la ilusión

   Bernardo Stortoni estaba en su mejor momento. A los 28 años cumplía su tercera experiencia en el rugby profesional en un equipo inglés (Bristol).

   La convocatoria para sumar un nuevo cap internacional lo tomó casi por sorpresa, después de haber quedado afuera del equipo para el Mundial 2003.

   “Cuando me llamaron para volver a Los Pumas estaba visitando a unos amigos en Francia y España. Se comunicó (Marcelo) Loffreda y viajé directo a Gales. Fue todo espectacular y a la vez todo improvisado porque el equipo se armó dos semanas antes (NdR: el plantel comenzó a entrenar el 17 de mayo)”, recordó Bere.

Vista impresionante del Millennium de Cardiff, con los equipos en la entrada en calor.

    Loffreda, con la asistencia de Les Cusworth, iba a contar con muy pocos profesionales. Tan sólo 9 de los 27.

   “Varios estaban en las instancias finales de los equipos top de Francia y no los cedían. Se armó con los que estábamos en Inglaterra, Irlanda y algún otro que estaba por dejar de jugar, como Federico Méndez y Mauricio Reggiardo, quienes se retiraron en esa jornada”, agregó el bahiense.

   Para Lions era el primer partido de la temporada y preludio de una dura gira por Nueva Zelanda. Eran dirigidos por sir Clive Woodward, capitaneados por el irlandés Brian O'Driscoll y con el actual presidente de World Rugby (Bill Beaumont) como manager.

   “Estábamos en Gales, donde se respira rugby todo el tiempo y había mucha atmósfera. Jugaban todas las estrellas del Reino Unido como (Jonny) Wilkinson, (Lawrence) Dallaglio... Aparte, para los diarios de allá era ver cuántos tries nos iban a meter. Pero nosotros estuvimos muy metidos y nos dedicamos a entrenar”, recordó.

El plantel argentino, con titulares y suplentes.

   “Cuando salimos del hotel para ir a la cancha, esas nueve cuadras explotaban de hinchas vestidos de rojo. Y en la cancha habían cerrado el techo del Millennium, impresionante. No había rocío, no llovía... Fue otra atmósfera. Como una cancha de básquet pero con 60 mil personas. Habíamos jugado otros partidos en estadios importantes, pero el fanatismo de los anglosajones esa noche fue terrible”, agregó.

Emoción y presión

   Las 61.569 personas que coparon el Millennium serían testigos de una gran noche argentina. Porque el equipo dominó desde el arranque y se mantuvo arriba hasta el final, capitaneado por primera vez por Felipe Contepomi.

   “La cancha fue un espectáculo. Todo color rojo, fuego que salía de los costados, el símbolo del león... Era la fiesta de ellos, pero nosotros fuimos quince loquitos que teníamos que ir a tacklear, tacklear y tacklear. De repente, tomamos la iniciativa. Patear y presionar. Y en la presión metimos un try. Después tuvimos al Ninja (Federico) Todeschini que las metió todas. En el vestuario dijimos de seguir igual”, dijo Bere sobre el primer tiempo que Los Pumas ganaron 19-16 (penales de Todeschini y try de José María Núñez Piossek).

   En el complemento Lions fue a buscar el partido. Pero le costó tanto, que recién pudo salvar la noche gracias al cronómetro: penal a favor a los 8m35s de tiempo adicionado. El infalible Wilkinson evitó la catástrofe al asegurar el penal del empate y cerrar un lunes atípico. Para el olvido.

   “El pack bancó la parada y metió presión. Ellos empezaron a dudar y la gente presionó. Estábamos ganando al minuto 40 y mirábamos al árbitro para que lo terminara, pero daba una más, una más... Nosotros defendíamos todas tratando de no cometer penal. Pero llegamos al minuto 48 y nos pitó penal. Se ve que por cansancio hicimos el penal que Wilkinson metió y les dio el empate”, agregó el actual DT de Sociedad Sportiva.

Stortoni (15) y el agradecimiento de parte del equipo a los locales que reconocieron la labor Puma.

   Las imágenes posteriores mostraron a unos Pumas exultantes, en contraste con los rostros serios de los británicos.

   “Lo festejamos porque fuimos ganando todo el partido. Hoy vemos que pudimos haberlo ganado. El tercer tiempo se hizo en un salón tipo palco, mirando a la cancha. En un momento bajamos al césped, con las luces aún encendidas. No podíamos creer estar ahí. El partido, la gira... Tal es así que se nos fue el micro y volvimos al hotel caminando, siendo saludados y felicitados por gente que estaba en los distintos pubs. Fue uno de los partidos más lindos que me tocó vivir en todo sentido”, recordó.

   “Fue volver a empezar. Reinsertarme en el sistema Pumas. Viví esa esa sensación de pelear el puesto otra vez, ganármelo y después ser titular. Fue soñado. Y para UAR fue algo muy bueno porque veníamos de un mal Mundial 2003 y este partido fue un gran paso. Si le ganabas a alguna potencia, estabas en boca de todos, más allá que fue un empate. Dos años después Los Pumas se plantaban de otra manera. Luego hubo algún otro batacazo al año siguiente y en 2007, el inolvidable tercer puesto en el Mundial de Francia”, concluyó.

Bernardo Stortoni, la noche del empate en Cardiff.

Todos los detalles

   Esta es la síntesis del partido:

   British and Irish Lions (25): Geordan Murphy; Denis Hickie, Ollie Smith, Gordon D'Arcy y Shane Williams; Jonny Wilkinson y Gareth Cooper; Michael Owen (capitán), Lewis Moody y Martin Corry; Danny Grewcock y Donncha O'Callaghan; John Hayes, Shane Byrne y Graham Rowntree.

   Argentina (25): Bernardo Stortoni; José María Núñez Piossek, Felipe Contepomi (capitán), Lisandro Arbizu y Francisco Leonelli; Federico Todeschini y Nicolás Fernández Miranda; Juan Manuel Leguizamón, Martín Schusterman y Federico Genoud; Mariano Sambucetti y Pablo Bouza; Mauricio Reggiardo, Mario Ledesma y Federico Méndez.

   PT: 4m penal de Todeschini (A); 6m try de Núñez Piossek (A) convertido por Todeschini; 15m penal de Todeschini (A); 17m try de Smith (BL) convertido por Wilkinson; 22m penal de Todeschini (A); 31m penal de Wilkinson (BL); 35m penal de Todeschini (A) y 38m y 45m penales de Wilkinson (BL). PT: British Lions 16-Argentina 19.

   ST: 9m penal de Wilkinson (BL); 14m y 18m penales de Todeschini (A); 26m y 48m penales de Wilkinson (BL).

   Cambios: 50m Julian White por Hayes (BL); 58m Chris Cusiter por Cooper (BL), 61m Shane Horgan por Smith (BL); 69m Steve Thompson por Byrne y Ben Kay por Grewcock (BL) y Santiago Sanz por Genoud (A); 72m Manuel Carizza por Sambucetti (A) y 73m Lucio López Fleming por Todeschini (A).

   Arbitro: Stuart Dickinson (Australia).

   Estadio: Millennium (Cardiff, Gales).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias