Mundo Gremial

Coronavirus: el valor de saber reconocer y el cuidado del personal esencial

30/3/2020 | 07:00 |

El personal sanitario está en uno de los frentes de acción en situaciones de crisis y no sólo se trata de médicos y enfermeras. El reconocimiento de ATSA.

Por Javier Schwab / jschwab@lanueva.com

   Todas las noches a las 21, las personas que están confinadas en nuestro país le brindan un aplauso al personal sanitario, que forma parte del sistema asistencial; y que está teniendo una ardua labor por estos días.

 Sin dudas el personal sanitario, además de los profesionales que desempeñan su labor cuidando a nuestros enfermos, forman parte de una noción mayor en la jerga del manejo de la crisis; son denominados personal esencial.

    Cuando se hace referencia a personal esencial en situaciones de crisis, socialmente se tiende reducir a aquellos que tienen labores sanitarias, pero nada más alejado de la realidad, pues para que nuestro mundo siga funcionando lo mínimo necesario, hace falta la labor diaria de muchas personas.

   El personal sanitario está en uno de los frentes de acción, quizás el más visible; pero dentro de estos no solo hay médicos y enfermeras, también hay administrativos, conductores de ambulancia, personal de limpieza, entre otras personas, quienes garantizan variados aspectos de la operación, tras las primeras líneas.

   Dentro del personal esencial también encontramos al personal de seguridad, ya sea público o privados. Los primeros son el mayor contingente y están garantizando el orden público y el acatamiento de la instrucciones del Estado.

   Así también hay que mencionar a los privados que custodian el patrimonio no público. Cuando las condiciones recrudecen, en este ámbito, entran en la escena las fuerzas armadas nacionales.  

   Son personal esencial aquellas personas que forman parte del circuito de comercialización de alimentos, medicinas, de tal manera que usted solo ve al dependiente que le suministra el producto, pero este forma parte de otros y otras que van desde los transportistas, almacenistas, hasta los gerentes.

   Hay que seguir generando bienes de primera necesidad, de tal manera que hay actividades de manufactura que no se detiene, así como las agrícolas, que se mantienen en los límites necesarios. Hay personas elaborando alimentos y otros elementos de primera necesidad.

   En lo público (o privado) hace falta que funcionen servicios esenciales, como: agua potable, electricidad, gas, saneamiento básico (recogidas y procesamiento de desechos y limpieza de áreas claves) y telecomunicaciones. En estas actividades mujeres y hombres hacen trabajos cada día, independientemente de las condiciones.

    Los vemos cada día, pero no los incorporamos dentro de la idea de personal esencial, estos son los trabajadores de la prensa. Son un entramado que hace posible que usted esté leyendo esta nota y que cada día esté informado de los acontecimientos que van marcando las crisis y la gestión de las mismas.

   Finalmente existen un gran número de personas que deben tomar decisiones en el Estado, y éstas no serían posible sin un gran contingente que las viabilice y las soporte.

   Una palabra con poca reputación, pero de la que se rescata su esencia es la burocracia. Sin estas personas los líderes políticos, que están al frente de los estados, no podrían tomar las decisiones adecuadas.

   Seguro encontraremos otros oficios y trabajos esenciales, pero la idea por ahora es visibilizar las grandes áreas de trabajo que por estos días siguen poniendo el pecho y con ello garantizando unas condiciones adecuadas para la población que debe acatar un confinamiento obligatorio.

   Sin dudas cada vez que se aplauda para reconocer, estamos incluyendo a los que hoy en el mundo están realizando una labor para hacer que los efectos de esta pandemia se reduzcan a su más mínima expresión. Y no solo eso, demandemos los cuidados necesarios para conservar la salud del personal esencial, pues de no hacerlo serán víctimas colaterales de la crisis, que seguro se ignorarán en el balance oficial final, que a lo sumo los presentarán en una coletilla, al pie de la página.

El mensaje de ATSA

   -El Coronavirus (COVID-19) es una enfermedad infecciosa causada por un nuevo virus que no había sido detectado en humanos hasta la fecha.

   -Se propaga principalmente por contacto directo (1 metro o 3 pies) con una persona infectada cuando tose o estornuda, o por contacto con sus gotículas respiratorias (saliva o secreciones nasales).

   -Por eso es muy importante que te “QUEDES EN TU CASA” y respetes el aislamiento preventivo dictado por el Gobierno Nacional.

   -Si tenés fiebre mayor a 38C con tos, dolor de garganta o dificultad para respirar, no te automediques y llamá al 107 o al 148 por información y asesoramiento.

   -No te olvides que están habilitados todos los medios de consulta con la Obra Social. Podés llamar a la línea principal, 4551620 o enviar un e-mail a coronavirus@ospsabahiablanca.org.ar.

   -Los trabajadores de Sanidad somos hoy los principales de protagonistas. Necesitamos la ayuda de todos para evitar que el virus se propague.

El transporte gratuito

    La filial bahiense de ATSA, por intermedio de Roxana Modarelli, agradece la excelente predisposición de Ramiro Frapiccini, director de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de Bahía Blanca, y de Tomás Marisco, secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, como también de las autoridades de la empresa Rastreador Fournier, quienes trabajaron en conjunto con la comisión directiva para facilitar el transporte de los Trabajadores de Sanidad durante estos días de cuarentena, y hasta tanto perdure la misma.

   "Desde el último jueves 26, el transporte de pasajeros es gratuito para todo el personal de la salud (público y privado). El requisito es acreditar la condición de empleado de Sanidad presentando recibo de sueldo, credencial o constancia", afirmó Roxana Modarelli.

    También se hace extensivo el agradecimiento para con la empresa de transporte El Villarino, que brinda un servicio con frecuencias exclusivas para los trabajadores de la Sanidad. El trabajo se coordinó con Fabián Tuya, jefe de Delgados en Bahía Blanca.

   Asimismo, para los trabajadores que residen en General Cerri, se estableció contacto con el delgado Raúl Martín, quien durante el fin de semana largo, cuando no hubo servicio de transporte, puso a disposición los vehículos de la delegación para trasladar al personal de Sanidad hasta nuestra ciudad y, de manera recíproca, realizar el retorno a la vecina localidad.

   "En el gremio hemos constituido un Comité de Crisis desde el mismo inicio a la cuarentena. Además de solucionar el tema transporte, que fue una verdadera problemática en los inicios de la misma, nuestra comisión cuenta con Licenciados en Enfermería para asesorar, tanto a los afiliados como a empresas, en todo lo relacionado con infectología", sostuvo Modarelli.

   "Desde la secretaría gremial, con el respaldo de nuestro abogado, también se brindan respuestas a las consultas que van surgiendo durante la cuarentena", concluyó.

   

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias