Mundo Gremial

"Empecé a correr por hobby y de pronto estoy siendo protagonista"

17/2/2020 | 07:00 |

Lucas Damián Gerling tiene 31 años y, con el apoyo de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA, filial Bahía Blanca), en poco tiempo logró constituirse en una de las sorpresas del atletismo local.

Por Pablo Andrés Alvarez /  palvarez@lanueva.com

   Apenas cuatro meses de entrenamiento le bastaron a Lucas Damián Gerling para darse cuenta que tenía condiciones para el atletismo.

   A los 31 años, y con el auspicio del gremio al que está afiliado hace 11 años (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina), este bahiense se constituyó en uno de los principales protagonistas de las pruebas que se realizan en nuestra ciudad y la zona.

   “Empecé hace poco más de un año a correr por mi cuenta, luego de que un compañero del trabajo me dijera de acompañarlo. No me imaginé que iba a mejorar tanto y pudiera hacerlo casi en forma profesional”, señaló Lucas.

   Ya ganó dos carreras oficiales en la categoría 30 a 34 años durante 2019 y se esperanza con un 2020 aún mejor.

   “Cuando ví que salir a correr como hobby ya no me llenaba, un amigo (Marcelo Cardozo) me hizo una rutina de entrenamientos personal que me dio la posibilidad de dar un salto de calidad. Pero lo mejor vino cuando me uní a Miguel Centeno como entrenador”. 

   En ese momento fue a hablar al sindicato para ver si lo podían ayudar con los gastos que insume este deporte.

   “Hugo (Modarelli) se puso a disposición. La ayuda del gremio es indispensable. Si dependiera de mis propios medios, no podría tomar parte de la gran mayoría de las competencias, porque todo es muy costoso”, manifestó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Lucas reconoció que la actividad le genera una gran dependencia. 

   “A medida que vas viendo tus mejoras, más querés entrenar. Y por ahora se está dando todo redondo. Empecé a correr por hobby, sin expectativas. Y de pronto ya estoy siendo protagonista de casi todas las carreras a las que acudo”.

   En cuanto a su rendimiento, en menos de un año, bajó considerablemente sus tiempos.

   “Cuando empecé a correr hacía 5 minutos el kilómetro. Ahora ya estoy en 3,46 y creo que voy a poder seguir bajando. En la general de Reyes clasifiqué en el puesto 60 entre más de 2.000 inscriptos”.

   Admitió que combinar entrenamiento, vida familiar y trabajo no es sencillo.

   “Me levanto a las 6, hago unos kilómetros de entrenamiento, vuelvo a mi casa, me ducho y me voy al trabajo por 8 o 9 horas y cuando salgo, hago otro entrenamiento. Sino salgo a correr, es como que me falta algo. Y muchas veces me enojo conmigo mismo si no coordino los horarios para poder entrenar”, dijo quien está en pareja con Carolina y es papá de Gastón, Bastian y Ambar Itatí. 

   --¿Cuando hiciste el clic para que deje de ser un hobby y pasara a ser una actividad formal? 

   --Cuando ví que iba mejorando los tiempos. En ese interín metí mi primer podio en una carrera que se realizó en La Salada y ahí me comprometí a tomarme las cosas lo mayor profesional posible. Incluso, con Centeno, empecé una dieta de atleta, porque antes comía cualquier cosa y a cualquier hora.

   Aunque se siente cómodo en las carreras de 21 kilómetros, el primer objetivo que se fijó para este año es ser protagonista en las de menor distancia. 

   “Mi sueño es poder participar en las de 42 kilómetros y mi superficie preferida es el asfalto. Aunque gané en Marisol, que era todo de arena, y me fue bien en la de la UNS, que es campo traviesa, me gustan los terrenos firmes”, manifestó. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias