Gay: "No voy a ser candidato a intendente y me gustaría que me suceda una mujer"

21/12/2020 | 15:43 |

Afirmó que asumió "un compromiso" y que no será jefe comunal desde 2023. Además, analizó el problema del agua, ofreció un panorama de los espionajes y dijo que "la salida de la pandemia es otra vez un momento de oportunidades".

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   Héctor Gay confirmó esta tarde que no será nuevamente candidato a intendente, pensando en el período 2023-2027 y contó que le gustaría que su lugar sea ocupado por una mujer.

    "No voy a ser candidato a intendente. Asumí un compromiso y fui unos de los primeros que le dijo a (María Eugenia) Vidal que avanzara con la ley para evitar las reelecciones. Me gustaría que quien me sucediera sea una mujer", señaló.

   En diálogo con Convergencias, por LU2, el jefe comunal dijo que "es muy posible que el próximo intendente celebre los doscientos años de la ciudad y me gustaría que sea una mujer. No pienso en nadie, es una expresión de deseo".

   "Estoy muy contento con el grupo que he podido formar en el Municipio, me sirvió mucho estar con gente joven y con mujeres. La mujer ve cosas que a veces los hombres no vemos. Y esto no tiene que ser por una cuestión de cupo, eso es una estupidez", añadió.

   Gay también hizo mención a la causa de espionaje ilegal y al eterno problema del agua en nuestra ciudad.

   "Es muy berreta", calificó al primero.

   "Empecé a trabajar en medios en tiempos de la dictadura, pasó el tiempo y nunca hubo un concepto de los servicios de inteligencia que sirvieran al país. Hay gente que se dedica a cosas increíblemente berretas. Pasó con todos los colores políticos. Cuando uno va a los países en serio, el funcionario a cargo de la inteligencia es alguien que se dedica a las cosas que pueden servirle al país. A mí, por lo menos tres veces me dijeron 'cuidate, tenés el teléfono pinchado'... No tenemos una política de inteligencia", relató.

   A su vez, mencionó que "hay un problema cultural" y "de distribución" respeto al agua.

   "Acá hay un problema cultural: el promedio mundial está en 200 litros y nosotros acá gastamos 500 litros por día, por persona", sostuvo.

   Al margen, afirmó que "el problema es uno solo: inversión".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "En 1981, entre Navidad y Año Nuevo, se rompió el acueducto, estuvimos tres días sin agua. Era otra ciudad, con la mitad de habitantes. En todo este tiempo no se hicieron las inversiones que se tenían que hacer. La paradoja es que no falta agua, el dique está lleno o casi lleno, el problema es de distribución", declaró.

   Y puso como ejemplo a EDES, la empresa distribuidora de energía.

   "EDES mejoró su servicio porque ha invertido, que es lo que no hizo ABSA. No tengo ni recursos ni facultades para solucionar el tema del agua. El jefe de Gabinete y el secretario de Gobierno viven en la zona de la ciudad con más problemas, así que tengo información de primera mano", agregó.

   Asimismo, el intendente hizo referencia a la cuarentena, a la que calificó de "eterna" y señaló que en un principio se había alineado a las disposiciones nacionales y provinciales.

   "Nos mantuvimos encolumnados con las disposiciones porque entendíamos que había una estrategia y porque tampoco puede ser que en una provincia cada cual haga lo que se le canta. Pero después vimos que la cuarentena eterna no servía. El Gobierno genera una expectativa que no es tal y eso complica. Tenemos tres problemas con la pandemia: primero, que la gente que cree que ya pasó; segundo, las fiestas y el verano; y tercero, la expectativa de la vacuna, porque no sabemos ni qué vacuna vamos a tener ni cuándo. Esos mensajes no son buenos para la sociedad", resumió.

   Luego, insistió con el concepto de "la nueva provincia".

   "Cuesta entender que no es lo mismo La Matanza que Tornquist. Hay cosas que se aplican con el prisma del conurbano para toda la provincia, por eso hay que seguir luchando con el concepto de la nueva provincia. Es algo que hay que perseguir; lo que era un anhelo, hoy es una necesidad. Con esta distribución y el conurbano, la provincia es inviable. Además, de los que viven en el conurbano, ¿cuántos son bonaerenses y cuántos son argentinos? El conurbano debería ser otra provincia aparte", subrayó.

   Por último, Gay ofreció su gratitud y esbozó un deseo de cara al 2021.

   "Soy un agradecido eterno de la gente de Bahía. Por estas horas se cumplieron 40 años de que yo llegué a esta ciudad y haber hecho esta trayectoria, ser electo intendente sin buscarlo y luego ser reelecto es un mimo enorme y una gran responsabilidad", contó.

   "Agradezco a todo el personal de salud —continuó—, se pusieron la salud al hombro; a los medios, hemos llegado con los mensajes hacia la gente; y en definitiva a la comunidad en general".

   "El deseo es que sigamos todos juntos, que entendamos que la pandemia no terminó y que lo que viene va a depender del comportamiento de cada uno de nosotros. Y al margen de la pandemia, Bahía Blanca sigue estando en el radar y debemos tener una mirada regional, trabajando con los intendentes de la zona. La salida de la pandemia es otra vez un momento de oportunidades, tenemos que aprovecharlas estando juntos", completó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias