Una condición peligrosa

La mujer, en riesgo por la obesidad y el sobrepeso

17/8/2019 | 06:30 |

Pueden ocasionar trastornos en la salud en todas las etapas de la vida. Un peso saludable ayuda a mejorar los parámetros. 

   La obesidad en la mujer es una condición que conlleva riesgos a lo largo de toda la vida, desde  la primera etapa de vida intrauterina donde el exceso de peso en la embarazada condiciona el futuro metabólico del bebé y pasando por situaciones de bullying y discriminación que pueden afectar la autoestima en la infancia y adolescencia.

   Además el sobrepeso puede ocasionar trastornos en la fertilidad  al formar una familia e incrementar el riesgo cardiovascular tras la menopausia y el de distintos tipos de cáncer y enfermedades como Alzheimer en adultas mayores. 

   Este tema fue abordado en un encuentro dirigido a médicos cardiólogos, organizado por el laboratorio Teva, en el que también se explicó que -en contrapartida- alcanzar y sostener un peso saludable contribuye a mejorar la mayoría de los parámetros.

   “Al hablar de enfermedades asociadas al sobrepeso y a la obesidad en la mujer, debemos dividirlas en las de origen  puramente metabólico, aquellas de raíz mecánica y las mentales”, indicó la doctora Juliana Mociulsky, médica endocrinóloga, Jefa de  la Sección Nutrición del Servicio de Epidemiología y Prevención del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (ICBA).

   Mociulsky, quien disertó durante el encuentro del programa Sumá Corazón, añadió: “Entre las metabólicas, prevalecen la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares como infarto, ACV, hipertensión, dislipemias, insuficiencia cardíaca  congestiva y embolismo pulmonar, entre otras. También hígado graso, litiasis biliar, trastornos de fertilidad y algunos tipos de cáncer”.

   Entre las mecánicas, la especialista mencionó la artrosis, el dolor lumbar, las apneas del sueño y la incontinencia urinaria, mientras que las enfermedades mentales citadas -que muchas veces  encuentran su raíz en condiciones de sobrepeso y obesidad- fueron la depresión y la ansiedad.

   “En definitiva, el exceso de peso en la mujer estará acompañado de un cóctel explosivo que puede incluir bullying, problemas de pareja, disminución de la autoestima, dificultades para encontrar talles de ropa, inequidad salarial y menores  oportunidades laborales”, expresó.

   Según Mocilusky, las personas con obesidad suelen hacer “más visitas médicas” además de tener inconvenientes vinculados con la sexualidad y la fertilidad, discapacidad, ansiedad y depresión,  diabetes, dolores articulares, apneas del sueño, presión arterial elevada, entre innumerables condiciones”. 

   “Eso sí, siempre debemos mirar a la mujer que vive con obesidad, en todas sus dimensiones, en vez de concentrarnos meramente en  su enfermedad”, destacó.

   En contrapartida, la buena noticia es que muchos de los parámetros, especialmente los metabólicos, pueden disminuir considerablemente con una reducción variable del peso corporal que oscila desde un 3 a un 15%.

Los beneficios que trae bajar unos kilos

   A partir de una reducción de peso de un 3%, ya se visualizan beneficios en la prevención de la diabetes tipo 2, las dislipemias y la hemoglobina glicosilada (HbA1c.

   Mientras que a  partir de un 5%, se nota una mejoría progresiva de la hipertensión, la artrosis, el reflujo gastroesofágico y el síndrome de ovario poliquístico, que es importante causa de infertilidad.

   En tanto, desde un 7%, mejoran los síntomas de incontinencia y, a partir de un descenso del 10%, se reducen la inflamación y la fibrosis del hígado graso y se percibe un pequeño beneficio en la apnea del sueño.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias