El gobierno licita una obra clave para el desarrollo del gas en Bahía Blanca

13/7/2019 | 06:30 |

Mediante un decreto de necesidad y urgencia, la Casa Rosada apunta a concretar para 2021 un gasoducto desde Vaca Muerta.

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   El gobierno nacional trabaja a contrarreloj para concretar un gasoducto que permita transportar la riqueza de Vaca Muerta.

   La premura está dada por la necesidad de tener terminada la obra en el invierno de 2021, de ahí que apeló a un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para lanzar una licitación que ronda los 2 mil millones de dólares.

   El decreto fue publicado el miércoles pasado en el Boletín Oficial y como novedad se destaca la forma en que dicha obra será pagada, ya que no exige desembolso alguno de parte del Estado nacional.

   Para eso el gobierno creó un Régimen Especial Temporario (REM) donde quien resulte adjudicatario podrá pactar libremente el valor del transporte con las empresas cargadoras.

   Durante los 18 años restantes de la concesión, que será por 35 años, el operador  quedará sujeto a la normativa vigente para el transporte de gas y su cuadro tarifario.

   En ningún caso los valores que surjan de la negociación serán trasladables a los cuadros tarifarios finales de los usuarios residenciales de gas natural o del resto de la demanda prioritaria, ni para aquellos que tienen contratada capacidad de transporte en firme.

Incidencia en Bahía

   Tal como se vino informando desde “La Nueva.” si bien el nuevo gasoducto pasará por la planta compresora Saturno, en Salliqueló, es decir a unos 250 kilómetros de Bahía Blanca, la traza elegida tendrá directa repercusión en la ciudad.

   En primer término la mencionada planta compresora ubicada muy próxima a las ruinas de Epecuén tiene vinculación con Bahía y podrá despachar gas si así se lo requiere.

   En segundo término, una vez que el nuevo gasoducto esté concretado hasta San Nicolás, permitirá aliviar a los otros ductos que pasan por Bahía Blanca rumbo al norte bonaerense.

   Esto permitirá una mayor disponibilidad de gas y por ende la concreción de nuevos emprendimientos industriales.

   En el primer lugar de la lista de proyectos con posibilidades concretas de ampliación figura una nueva planta de Profertil en Cangrejales para la producción de urea granulada.

   El segundo gran emprendimiento previsto es la construcción de una planta terrestre que permita convertir al gas en Gas Natural Licuado (GNL) y pueda ser exportado por el puerto local mediante barcos metaneros.

   Según consigna el sitio oficial de la secretaría de Energía, el pliego de la licitación establecerá la asignación parcial de la capacidad de transporte inicial en forma directa, y el resto de la capacidad se asignará mediante procedimientos abiertos a fin de asegurar la no discriminación en el acceso.

En dos etapas

   Este nuevo sistema de transporte se extenderá por aproximadamente 570 km desde las cercanías de la planta de tratamiento de Tratayén -en la provincia del Neuquén- hasta la planta compresora Saturno, para luego continuar por otros 470 kilómetros hasta las cercanías de la localidad de San Nicolás en la provincia de Buenos Aires.

   El nuevo gasoducto -que tendrá una capacidad inicial mínima de 15 millones de m3/día en una primera etapa- podrá ser ampliado en sucesivas etapas hasta 40 millones de m3/día, acompañando el desarrollo armónico de la producción de Vaca Muerta y la demanda futura de gas natural del país.

Algunas dudas

   Desde el Instituto Mosconi, su titular, Jorge Lapeña dijo a través de la red social Twitter que resulta muy importante que antes de adjudicar esta obra el Gobierno haga pública la factibilidad técnica, económica y financiera de este proyecto.

   Para el Instituto vinculado al radicalismo todo quedó en manos de los privados

   “¡Evitemos un error argentino repetido: Lanzar proyectos de Infraestructura sin Estudios!

     "Es fundamental conocer las garantías que se darán a quienes construyan y financien las obras”, agregó Lapeña.

   ¿Estrategia electoral o estrategia energética?  Probablemente se trate de ambas cuestiones.

   Mientras tanto el gobierno parece haber acelerado a fondo con una obra de magnitud que contribuirá al desarrollo industrial y portuario de Bahía Blanca.

El principal objetivo es Rosario y el Gran Buenos Aires

   En el gobierno sostienen que el acelerado incremento de la producción saturó la capacidad de transporte de gas natural desde la Cuenca Neuquina hacia los principales centros de consumo del país, localizados principalmente en el sector comprendido entre el Gran Buenos Aires y Rosario.

   Los tres gasoductos que movilizan el gas natural desde la Cuenca Neuquina -Neuba I, Neuba II y Centro Oeste- se encuentran saturados en su capacidad de transporte.

   El nuevo gasoducto -que tendrá una capacidad inicial mínima de 15 millones de m3/día en una primera etapa- podrá ser ampliado en sucesivas etapas hasta 40 millones de m3/día, acompañando el desarrollo armónico de la producción de Vaca Muerta.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias