Momentos de definiciones y de “porotear” candidaturas

8/6/2019 | 07:00 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   Son días agitados por especulaciones y operaciones políticas de todo tipo que cruzan de lado a lado la superficie de la provincia de Buenos Aires.

   Es que el gobierno de Cambiemos estaría impulsando un supuesto pacto electoral para asegurar un triunfo de María Eugenia Vidal a través de las llamadas listas “colectoras” en la eleccción bonaerense.

   Un eventual acuerdo electoral entre Vidal y el tigrense Sergio Massa, significaría un reconocimiento implícito de que existen serios riesgos de que el macrismo puro puede perder la Provincia.

   En verdad no es algo nuevo: la política es un “juego de pícaros”. El nexo político del tigrense, es el ministro de Gobierno, Joaquín De La Torre, uno de los massistas que se incorporó al gabinete de Vidal. “El massismo está poroteando cargos ministeriales y legislativos” con el kircherismo pero también con “operadores” de Cambiemos, se señala.

   El esfuerzo del candidato presidencial Alberto Fernández por incluir a Massa dentro del frente electoral de Unidad Ciudadana (espacio más simbólico del universo K) terminó de “subirle el precio” al “renovador de Tigre” se advierte en las diagonales. El referente tigrense enfrenta presiones de los propios. Muchos le piden por su “vuelta” al PJ, aunque ello signifique caer de rodillas ante Cristina Fernández de Kirchner.

   ”El fracaso del gobierno de Cambiemos requiere que hagamos todos los esfuerzos necesarios para darle a la Argentina y a la provincia de Buenos Aires una nueva mayoría”, presiona el diputado y precandidato a gobernador “massista”, Jorge D´Onofrio.

   No es el mejor momento político de Cambiemos. La fuerza gobernante parece más preocupada por “estrategias ajenas” que por las propias en términos electorales. También se “operó” un acuerdo con la “endeble” construcción política de Alternativa Federal entre el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y el senador rionegrino Miguel Pichetto. Básicamente porque no cuentan con un nombre de fuste para postular a la sede gubernamental platense.

   Lo gestual vale más que mil encuestas de opinión pública sobre intención de voto. Si Cambiemos apela a modificar una legislación que prohíbe las listas colectoras (el presidente Macri firmó un decreto que justamente prohibió esa variante electoral hace unas semanas atrás, y por pedido de Vidal) sería una “prueba de debilidad política” o borrar con el codo lo que se escribió con la mano con el objetivo de fortalecer las chances de retener la Gobernación de calle 6.

  El peronismo bonaerense salió al cruce salió al cruce de posibles “trampas electorales” ante los rumores y versiones sobre la posibilidad de que Cambiemos utilice una lista “colectora” que lleve a la gobernadora Vidal en la boleta presidencial de Alternativa Federal, incluido el tigrense Massa.

   “Quieren cambiar las reglas de juego electorales porque saben que la gente les va a dar la espalda en las urnas” aseguró la jefa del bloque de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García. La crisis económica y con empleos que se pierden a diario, son aspectos puntuales de la coyuntura social del “segundo semestre” del año.

   Dentro de la oposición PJ calculan que el electorado bonaerense no quiere agarrar la boleta amarilla del oficialismo gobernante. Y en ese contexto. la fórmula peronista Axel Kicillof y Verónica Magario es “una buena oferta electoral” para los votantes desencantados con Macri .

   Según la legisladora, voz cantante del PJ: “Desde fines del año pasado Cambiemos está tratando de encontrar una ventaja legal que les permita escapar del castigo en las urnas por el desastre que hicieron en la Provincia”.

   Primero, el “vidalismo” intentó el desdoblamiento electoral – para evitar que Macri arrastre a la Gobernadora “hacia abajo”, y ahora dicen, lanzan este “globo de ensayo” para para poder intentar quedarse en el poder gubernamental bonaerense.

   Aquella idea de los estrategas políticos de Vidal de desdoblar las elecciones bonaerenses de las presidenciales, para que en la PBA se votara a gobernador en agosto sigue flotando sobre la superficie. En no pocos despachos institucionales de Cambiemos ratifican que esa “receta” habría garantizado la reelección de la Gobernadora y acaso también haber empujado a Macri a llegar a un ballotage presidencial tras los comicios generales de octubre. Los radicales que reportan al vice Daniel Salvador (a cargo interinamente de la Gobernación por el viaje de Vidal a Colombia junto a su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, para interiorizarse sobre la lucha contra el narcotráfico) creen poder aportar al caudal electoral de la mandamás de Cambiemos en territorio bonaerense.

   La unidad de toda la oposición es la base fundamental de este frente patriótico” afirman desde el espacio de los intendentes peronistas de la PBA. “Tal como demostró, con una enorme grandeza Cristina de Kirchner, este no es un momento de personalismos, es un momento de unidad, para que construyamos un nuevo presente de esperanza en nuestra Provincia” ante el “enorme daño a los argentinos” que le hizo el gobierno de Macri,deslizó la joven titular de la Cámara de Diputados, la pigüense peronista Marisol Merquel.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias