Mundo Gremial

El voluntariado de oncología transmite toda la energía

26/3/2019 | 08:16 |

En abril comenzarán los talleres destinados a todos los pacientes que lo deseen. Se dictan en el Hospital Matera de la Asociación Empleados de Comercio.

   Bajo el lema “Vida contagiando Vida”, el Voluntariado de Oncología del Hospital Privado Raúl Matera de la Asociación Empleados de Comercio pondrá en marcha en los próximos días el dictado de talleres destinado a pacientes de toda la ciudad y la zona.
   El programa, que está en funcionamiento desde 2017, es coordinado por la licenciada en psicología Fabiana Acosta (MP 640), quien puso en valor la importancia del trabajo que desarrollan las voluntarias.

   “Este proyecto está presente en centros oncológicos de excelencia del país y el mundo, pero en Bahía Blanca somos los únicos que lo desarrollamos. Básicamente, la labor es organizar talleres y jornadas abiertas, que son gratuitas y que no son exclusivas para los pacientes oncológicos de este nosocomio, sino que pueden participar todos aquellos que lo deseen”, explicó Acosta. 

   Las jornadas son psico educacionales, con temáticas definidas por cuestiones que atraviesan los pacientes en el transcurso de la enfermedad. 

   “Este año tenemos previstos talleres de manualidades, folklore, literatura, gimnasia,  jardinería, horticultura y pintura, por ejemplo. Como también una jornada de nutrición y un Congreso en el que se abordará el tema de la sexualidad”.

   El primero de 2019 será con fines solidarios.

   “Está denominado “Para cada niño un juguete”, en el que los pacientes confeccionarán juguetes que después serán repartidos en el servicio de pediatría. En ésto debo agradecer la colaboración de las personas o empresas que nos donan materiales”.

   En ese sentido, Acosta señaló que agradecerán donaciones de madera de fibrofácil de 9 mm, que será utilizada tanto para la confección de los juguetes, como así también en el próximo taller de pintura. 

   El voluntariado es una suerte de apoyo al equipo médico, construyendo jornadas psico educativas.

   “Estamos convencidos que ésta es la forma de trabajar y de acompañarlos en el proceso, y por eso se decidió abrir el servicio a toda la comunidad.  Los distintos jefes del servicio acompañan este pensamiento”.

   En el voluntariado no se aceptan familiares de pacientes, porque se intenta también cuidar al cuidador. 

   “Intentamos que las personas que colaboren no estén condicionadas por la enfermedad de alguien querido ni tenga puntos de identificación. Necesitamos gente que sea ajena a eso para transmitir alegría y, fundamentalmente, esperanza.  Este año tenemos 16 voluntarias y 65 en lista de espera”. 

   Los talleres tienen muy buena respuesta.

   “Nos cuesta un poco que los pacientes comprendan el concepto y se sumen. Y son buenos desde distintos niveles. Por una parte, lo corre al paciente de la situación de enfermo; es enfermo, pero no está incapacitado. Y otra cuestión muy importante es que comparten vivencias y experiencias, porque convergen pacientes que están en la primera etapa de tratamiento con otros que están muy avanzados”. 

   Y añadió: “Para un paciente que recién está comenzando, la incertidumbre es muy grande. Y por más que los profesionales estemos acompañándolo permanentemente, la palabra de otra persona que vivió ese proceso tiene un valor crucial, porque ven que se puede tener calidad de vida. Se transmiten la fuerza”.

Para colaborar

   Se pueden contactar por Facebook (Voluntariado Oncología), por instagram (Voluntariado Oncología 2017) o en el servicio de oncología en el hospital de calle 9 de Julio 441.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias