En Libertad

Fede Nievas volvió a jugar y festejó su doble campeonato: "Es una recompensa a tanto esfuerzo"

9/12/2019 | 07:00 |

El volante de Liniers se recuperó de una grave lesión y se coronó campeón en la misma cancha de la que se había ido en ambulancia hace 623 días.

Malerba, Perotti, Juanjo Ramírez, Nievas, Turu y Partal celebran el título. Fotos: Jano Rueda y Emmanuel Briane - La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   “El fútbol ahora no importa, quiero volver a caminar con normalidad”.

   Con esa frase, Federico Nievas le resumía a La Nueva. lo que estaba viviendo en marzo del año pasado, desde el hospital Municipal, luego de sufrir una múltiple fractura de peroné y tobillo en su pierna derecha.

   Ayer, luego de 623 días, Fede volvió a jugar en la Primera de Liniers, justo el día que el "Chivo" se consagró campeón y, encima, en la misma cancha donde vivió la desafortunada jugada que lo envío al quirófano y que ayer lo vio campeón.

Volvió Fede: entró por Diego Romero, a los 87 minutos.
 

    "La verdad que estoy muy contento de haber vuelto y, encima, poder coronarme campeón en el mismo partido, es lo mejor que me pudo haber pasado", admitió Nievas, ni bien terminó el partido en el que "Chivo" venció a Villa Mitre (2 a 0) y se adjudicó el Clausura de la Liga del Sur.

   Una jugada desafortunada con Darío Gigena, en el triunfo del albinegro ante Libertad por 2 a 1, desencadenó en "cuatro fracturas visibles, una en el peroné y las otras en el tobillo", según explicó Fede aquel día.

   "Después de 19 meses, poder volver es una alegría muy grande, estoy muy contento. La verdad que no pensé que se me iba a dar este año, ya me estaba preparando para la pretemporada de enero. Por suerte, el técnico confió en mí, mis compañeros también y pude jugar un ratito, encima en esta cancha... que fue la que me lesioné", agregó el volante surgido de la cantera albinegra.

   Luego de probar en Reserva, ayer finalmente Fede cumplió el sueño de volver a firmar planilla, ponerse la camiseta y sumar unos minutos en el equipo campeón.

   "Los primeros meses estuvieron duros -admitió-, por todo el sacrificio que le metí, que le metió mi familia y el apoyo de mis compañeros, esto es una recompensa a tanto esfuerzo y justo en esta cancha", insistió.

   El jueves pasado Walter Carrio le avisó a Nievas que ocuparía un lugar en el banco en la finalísima, el regreso estaba más cerca...

   "Desde ese día no paraban de pasarme cosas por la cabeza, quería entrar a toda costa y por suerte me dio unos minutos", señaló.

   Sólo él, sus familiares, amigos y el plantel de Liniers saben lo que vivió para poder disfrutar lo que pasó ayer -otra vez- en cancha de Libertad.

Hace 20 meses, Nievas se iba de la cancha de Libertad en ambulancia. Ayer, se fue campeón...
 

   Por eso, no es casualidad que más de uno de sus compañeros corriera para abrazarlo a él, antes de comenzar con los festejos del campeonato. Y que el primer desahogo grande después del partido se diera con Fede en el medio de la montonera de abrazos y Juan Malerba señalándolo a él por sobre todos.

   "Lo veo a Fede ahí y... lo vi cuando leyó que estaba convocado y casi se larga a llorar. Se lo recontra merece, vos no sabés lo que sufrió, se lo merece más que nadie. Ojalá esto sea el regreso, que no sea solamente una alegría momentánea. Ojalá que vuelva a estar competitivo, porque lo necesitamos un montón. Esta alegría lo tiene que empujar para seguir para adelante como lo viene haciendo. Yo le rompo muchísimo las bolas para que le meta, para que se cuide... a veces le cuesta o reniega pero para eso estamos nosotros que somos los amigos, para ayudarlo. Salió de él también venir a abrazarme y me pone muy contento por él", señaló Mauro "El Turu" Martínez, tras abrazarse fraternalmente con Fede en el medio del campo.

   "En estos meses me aferré a mi familia sobre todo, mi novia y mis compañeros, que me apoyaron todos los días. En la semana ellos me daban la fuerza para seguir. Ahora a disfrutar estos días y a pensar en la pretemporada...", cerró Nievas.

   Tal como añoraba, Fede ya camina con normalidad y también juega en la Primera de su querido Liniers, con el que ayer celebró otra vuelta olímpica y salió campeón dos veces en la misma tarde...

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias