La fe mueve montañas

“Estoy convencido de que lo que pasa es por algo y que tiene un propósito”, dijo Fabián Dauwalder

12/10/2019 | 07:00 |

El jugador de Villa Mitre sufrió una lesión ligamentaria en un gran momento de su carrera. Fue operado y ya está enfocado en la recuperación.

Fabián, junto con su mujer Agustina y su hija, Fiorella. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Fabián O. Rodríguez / farodriguez@lanueva.com
(Nota publicada en edición impresa)

   Amparado en la fe y con el objetivo claro de superar su primer gran obstáculo en el fútbol, Fabián Dauwalder ya inició el proceso de recuperación de una lesión a los que muchos le temen, como la rotura de los ligamentos cruzados.

   El polifuncional jugador de Villa Mitre atravesaba un muy buen momento futbolístico y con mejor proyección, aunque dice estar convencido de que ahora deberá superar una prueba más para poder seguir haciendo lo que más le gusta: jugar al fútbol.

   “Estoy tranquilo, pero no veo la hora de empezar con la recuperación”, dijo Fabi en un mano a mano con La Nueva., a modo de presentación, acompañado de su mujer Agustina y de su hija, Fiorella.

   El miércoles fue intervenido quirúrgicamente.

   “Es cierto que me encontraba en un muy buen momento y cuando el grupo estaba bien, haciendo muy buenos partidos”, amplió el lateral o volante tricolor.

   La religión forma parte de la vida diaria de Fabián y él lo pone de manifiesto: “Estoy bajo la palabra del Señor, me tengo mucha fe para hacer la recuperación y poder volver otra vez a una cancha”.

   —Se te nota fuerte de la cabeza como para poder sobrellevar este tipo de lesión.

   —La verdad que sí. Estoy convencido de que lo que pasa es por algo y que tiene un propósito. Algo debo haber hecho mal para que me pase esto. No estoy bajoneado porque la palabra de Dios y la fe me está ayudando mucho. Y, sinceramente, en todo momento sentí el apoyo de mi familia, de mis compañeros, mis amigos y mucha gente que no conocía. Y eso es muy lindo para poder empezar con la recuperación.

   —Sí es cierto que de afuera se sufre el doble.

   —Tal cual. Tenía muchas ganas de estar en el partido contra Sansinena y, por suerte, los dirigentes de ese club nos autorizaron y lo pude ver. Lo sufrí mucho de afuera, pero por suerte los chicos ya recuperaron la buena senda. Los chicos que están afuera también tienen nivel para ser titulares. Fijate que faltamos varios y la estructura colectiva no se resintió. Lógicamente uno quiere estar ya adentro de una cancha, pero tengo que estar tranquilo y apoyarme en la familia.

   —Hay que poner la mente en positivo.

   —Seguro. Dicen que el primer mes es el más complicado, cuando uno no puede caminar demasiado, pero una vez que me pueda calzar los cortos ya me pondré a trabajar con el tema de la recuperación. Y también el contacto con mis compañeros me va a hacer muy bien.

   —Se te nota en un gran momento futbolístico, muy consolidado.

   —Realmente me siento bien en todo sentido, tanto en lo personal como en lo futbolístico, pero son cosas que pasan y que hay que afrontar. Carlos (por Mungo) me dio mucha continuidad y para un futbolista es muy importante sentir que el DT te banca. Uno se prepara de otra manera, tanto en lo físico como en lo mental cuando eso ocurre. Y también estoy muy tranquilo a la hora de encarar un partido. Ya no me vuelvo tan loco, je, je, je.

   —Con Formigo formaron una gran dupla por la franja derecha.

   —Nos entendemos mucho. A los dos nos gusta la presión, el roce físico e ir para adelante. Y enseguida nos entendimos muy bien.

   —A mirar muchos partidos de fútbol en este período de recuperación.

   —Miro todo. Federal A, Primera Nacional e internacional. Me la paso mirando fútbol y creo que siempre se aprenden muchas cosas.

   —Y el Federal A está más parejo que nunca. ¿Coincidís?

   —Es un torneo durísimo, con muchos partidos peleados. Se hace difícil jugar, pero Villa Mitre está preparado para ser protagonista.

   Confeso hincha de Boca, no pierde la fe para la revancha por Copa Libertadores.

   “Está difícil, pero le tengo fe. Sufrí mucho el primer partido, pero si salimos a atacar a River tenemos una chance, ja, ja, ja...”.

“Es muy lindo ver el crecimiento del club”

   Fabián llegó a Villa Mitre cuando apenas tenía 8 años y es testigo del crecimiento de la institución. 

   “Prácticamente toda mi vida estuve en Villa Mitre y fui palpando el crecimiento del club, sobre todo en cuanto a infraestructura. Es muy lindo ver a un club que sigue creciendo y no solo en el fútbol, sino en muchas otras actividades”, confesó.

   “Y en el plantel hay muchos chicos que ya llevan muchos años en el club y son uno más de nosotros. Creo que ellos sintieron el apoyo del hincha, que es incondicional, y muy lindo jugar con esta camiseta”, amplió.

   Dauwalder se mostró feliz con el regreso de Federico Tanner, quien sufrió la misma lesión.

   “Es una alegría que pueda estar jugando otra vez. Hizo todo bien para volver de la mejor manera y le deseo lo mejor”, concluyó.

También te puede interesar

Deportes

Arte y cultura

Economía y campo

Sociedad y tiempo libre

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias