Caso Katherine: el suicidio del nieto de “Canini” González reavivó la polémica en Monte Hermoso

9/8/2018 | 13:31 |

Se ahorcó en la propiedad donde su abuelo fue linchado hace 3 años. En un principio también fue señalado como sospechoso.

Foto: Archivo La Nueva.

   A más de tres años del impune homicidio de Katherine Moscoso, un nueva muerte se sumó a la causa y no sólo reavivó la polémica y las especulaciones, sino que reabrió la grieta social que sufre Monte Hermoso desde mayo de 2015. El fallecido es Josué González, de 21 años, quien ayer se suicidó en la casa 37 del barrio Procasa.

   El joven era nieto de Juan Carlos “Canini” González, el hombre que fue linchado hasta la muerte por vecinos del balneario a las pocas horas del hallazgo del cuerpo de Katherine.

   Sin embargo, este no era el único vínculo de Josué con la causa. Su nombre también estaba mencionado en una de las cuatro hipótesis del homicidio que barajaba la Justicia.

   Josué y Katherine habían sido vistos en la madrugada del domingo 17 de mayo de 2015, a la altura de la calle Pampa al 900, discutiendo y forcejeando. Seis días después el cuerpo de la joven apareció enterrado a escasa profundidad en una zona medanosa ubicada a apenas 5 cuadras de allí.

    Josué, sin embargo, nunca llegó a ser imputado formal o procesado porque durante la investigación aparecieron no menos de cinco testigos que dijeron haber visto a Katherine en la casa de “Canini” González el lunes 18 de mayo de aquel año.

   La Justicia tampoco consideraba como un elemento determinante que el chico haya escrito en su Facebook, en aquel momento, la frase “Estoy arrepentido, me mandé una cagada”. Según él, lo hizo sin pensar, para disculparse con su madre, y después lo borró porque la mujer lo obligó.

   Otros vecinos también mencionan que en el balneario circulaba un audio anónimo en el que un familiar del chico lo vinculaba con el homicidio, dato que nunca pudo ser corroborado.

   Por todo esto, y más allá de que la Justicia no los considerara como elementos firmes para imputar al joven, para un sector de la opinión pública montehermoseña Josué habría tenido una participación clave en el crimen, y su decisión de ahorcarse con un cinturón, justo en la propiedad donde vivía su abuelo, no haría más que confirmar la culpa que sentía.

   Desde su entorno niegan en forma tajante esta teoría y contraatacan: Josué estaba sumido en un grave cuadro depresivo por la pérdida de su abuelo y el rechazo social que sufría desde que ocurrió el homicidio de Katherine, cuando comenzó a ser falsamente asociado al crimen. Parientes y amigos coinciden en que había sido utilizado como "chivo expiatorio" para desviar la investigación del caso.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Uno de ellos es su hermano Franco, quien hoy emitió en las redes sociales un enigmático mensaje: "La corrupción mata". Luego de algunas horas, lo borró.

   Desde la familia de Katherine casi no hubo comentarios. El único que se expresó en las redes fue Ezequiel Moscoso, tío de Kathy, y lo hizo para repudiar que se considere a Josué Gonzáles sospechoso del homicidio.

   "Respeto a la familia, por favor", reclamó, dando a entender que para los Moscoso no hay relación entre Josué y el asesinato de Katherine.

   Fuentes judiciales confirmaron hoy que el joven le venía diciendo a su padre -que es uno de los ambulancieros de Monte Hermoso- que no aguantaba más y que se iba a suicidar. Incluso llegó a pedirle un arma, y ayer le aconsejó que no fuera a la casa de “Canini”. Fue su padre quien lo encontró sin vida.

“El primer sospechoso”

   "Nunca estuvo formalmente imputado en la causa aunque fue el primer sospechoso”. De esa manera, una fuente judicial graficó la situación procesal de Josué González con el caso Katherine Moscoso.

   Las hipótesis de la causa, que están documentadas, son 4:

   - La amiga: Daiana Sánchez, amiga de Katherine, estuvo detenida aunque fue excarcelada y no se pudo avanzar en su contra. El presunto móvil era una cuestión pasional. Nunca fue sobreseida ni recibió falta de mérito, aunque tampoco hubo nuevas pruebas en su contra.

   - “Canini”: Juan Carlos Gonzalez le alquilaba una habitación a Daiana que era frecuentada por Katherine. “Canini” González fue linchado la noche en que apareció el cuerpo de la chica. Era una de las hipótesis de la familia de la víctima. Del allanamiento a su casa, luego de su muerte, no se pudo obtener ningún elemento que lo vinculara al crimen.

   - El boliche: Algunos testigos ubican a Katherine después de las 6.30 del domingo 17 de mayo de 2015 (cuando desapareció), dentro del boliche al que había concurrido. Aunque otras declaraciones aseguran haberla visto con vida en los días sucesivos.

   - Josué: Al joven lo vieron discutir o forcejear con Katherine, supuestamente luego de salir del boliche, en Pampa y San Martín. Sin embargo, esa hipótesis también choca con otras declaraciones que ven a la víctima en días sucesivos. Por ejemplo, 5 testigos afirman que Katherine estuvo en lo de “Canini” el lunes siguiente. La sospecha contra Josué creció en principio porque, aquel domingo, hizo una publicación en Facebook acerca de que se había mandado una macana, aunque después la borró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias