Casamientos en el Teatro Municipal: ¿Qué opinan los artistas bahienses?

Polémica

Casamientos en el Teatro Municipal: ¿Qué opinan los artistas bahienses?

13/8/2018 | 06:30 |

Hoy se sortearán las cinco parejas que el próximo 23 de noviembre se podrán casar en la sala Payró. El proyecto despertó críticas.

El Teatro Municipal se utilizará para que cinco parejas contraigan matrimonio. Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Cinco parejas saldrán sorteadas hoy, entre más de 100 inscriptas, para casarse por civil en las instalaciones del Teatro Municipal.

   Los futuros matrimonios  elegidos firmarán el próximo viernes 23 de noviembre, entre las 9 y las 16, en la Sala Payró (primer piso).

   Esto tiene que ver con el proyecto "Casamientos Emblemáticos" que surgió desde la Dirección provincial del Registro de las Personas que también se realizó en distintos lugares emblemáticos de varias ciudades de la provincia.

   Si bien hubo una gran cantidad de parejas interesadas, artistas y personas ligadas a la cultura mostraron su descontento a través de la redes sociales.

   Contactamos a Pablo Wohl (actor), Pablo Duca (escritor), Enrique Lorenzi (guitarrista) y Marcelo Díaz (escritor) para que nos muestren su punto de vista.

“Que no se agregue otra mancha más al tigre”

   "Siendo como es, un emblema de la cultura de la ciudad, un coliseo reconocido y apreciado por la comunidad artística local, regional y nacional, más allá del expreso reconocimiento de varios artistas internacionales, entiendo que destinarlo a que se realicen casamientos iría en detrimento de su historia y por supuesto sería una evidente tergiversación del propósito con el que fue creado", explica el guitarrista Lorenzi.

   "Nuestro Teatro Municipal es un faro que honra a la cultura de la ciudad, por tanto, no merece ser banalizada con eventos que nada tienen que ver con su esencia. Bastante se lo ha atacado, si se permite el término, desde finales de 2015 a la fecha, estrategia que se nota con claridad en el recorte que viene sufriendo la programación de expresiones locales".

   "Abogo para que no se agregue otra mancha mas al tigre. ¡No a los casamientos en el Teatro Municipal!"

"Ojalá siga siendo un teatro abierto para los artistas locales"

   Escritor y conductor de "Black Bird" (Vórterix Bahía), Pablo Duca también dejó su sello.

   "Consideró que es el máximo lugar al que un artista puede aspirar a mostrar su arte. Este pensamiento lo esgrimo no sólo basado en lo maravilloso de su estructura edilicia, sino también sostenido en su riquísima historia de ser emblema de expresión cultural del sur argentino. Para nosotros, artistas independientes de la ciudad es un orgullo contar con un teatro que cuenta con un capital humano y técnico maravilloso. El intento de uso para prácticas no artísticas bastardea no sólo al teatro en sí, sino al arte en general. Ojalá siga siendo un teatro abierto a los artistas locales generando mayor cultura en nuestra ciudad", explicó Duca.

 

"En un contexto así, parece más una provocación o una tilinguería"

 

   Marcelo Díaz, escritor, también expresó su punto de vista.

   "Hace un par de semanas vimos en llamas al edificio del Banco Nación. Si damos una vuelta a esa misma manzana, la manzana fundacional de la ciudad, nos encontramos con el ex Banco Hipotecario, expuesto día a día al deterioro. La ex usina General San Martín permanece en ruinas a la orilla de la ría, y si no fuera por el compromiso, la búsqueda de subsidios y la creatividad del personal de Ferrowhite y su asociación de amigos, ni siquiera sería posible caminar por sus alrededores".

   "Los ejemplos podrían multiplicarse, seguramente todos recordamos alguno. Bahía Blanca no sabe (y no ha sabido nunca) cuidar su patrimonio arquitectónico. Una nota en este mismo diario, hace pocos días, alertaba de la poca protección que tienen los edificios patrimoniales, algo que arquitectos e ingenieros de la ciudad ocupados en el tema vienen advirtiendo hace años".

   "Teniendo en cuenta este panorama de desinterés oficial hacia el cuidado de lo público, no me parece oportuno en lo más mínimo el programa `Casamientos en lugares emblemáticos`. Lo que me parecería más lógico es que se lanzara un programa `Protejamos los lugares emblemáticos`, o uno `Hagamos que los lugares emblemáticos funcionen como deberían`, porque la contracara de esta propuesta es el recorte de horas extras del personal del teatro municipal (y de todo el personal de cultura), la reducción por segundo año consecutivo del presupuesto de cultura, y la ausencia de un programa de cultura para la ciudad".

   "No estoy en contra a priori de que se realicen casamientos en el teatro, al fin de cuentas el casamiento es un tipo de celebración y contrato público importante en nuestra cultura, y el teatro es un edificio público, que puede admitir ocasionalmente alguna función distinta de la específica para la cual existe, lo que me parece un despropósito es hacerlo precisamente cuando hay un abandono de programas específicos de cultura, como sucede, por ejemplo, con la orquesta juvenil del barrio Miramar".

   "Sabemos además que Bahía Blanca tiene un déficit de salas de espectáculos, compensado a duras penas por el esfuerzo que realizan quienes sostienen los espacios culturales independientes de la ciudad, también desatendidos por el gobierno".

   "En éste, como en muchos otros casos, da la sensación de que quienes gobiernan no saben establecer las prioridades de gestión, por lo que un programa como “Casamientos en lugares emblemáticos”, en un contexto así, parece más una provocación, o una tilinguería, que un aporte a lo que la ciudad verdaderamente necesita".

 

"Si el contexto hubiera sido distinto, carecería de importancia"

 

   Pablo Wohl, actor bahiense de teatro y cine, transmitió su punto de vista.

   "En el contexto actual por el que atraviesa la actividad cultural a nivel nacional, parecería una actitud un tanto provocadora dado que se utiliza un espacio de manifestaciones artísticas y culturales para un hecho que nada tiene que ver con las mismas. Tanto en la ciudad, como en la provincia y en todo el país, desde hace ya un largo tiempo, se vienen reclamando una revisión y, sobre todo, el cumplimiento de las políticas culturales que por el contrario están siendo desacatadas dando como resultante un desguace cultural, el desfinanciamiento de las mismas, recortes constantes en los presupuestos previamente asignados, sub ejecución de dichos presupuestos, pago de cánones nuevos, etc..."

   "Si el contexto cultural que hoy percibimos como `en emergencia` y la agenda artística hubieran sido completamente diferentes, creo que carecería de importancia esta propuesta, aunque en lo personal no logre entender cuál es el propósito de la misma".

   "Entiendo que solo se trata del acto civil y no de la ceremonia religiosa, con la que, en tal caso, sí tendría una posición de negación absoluta".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias