Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

¿Quién y cómo se controla la noche bahiense?

En agosto de 2016 el Concejo Deliberante aprobó la creación de esa dependencia para dar seguridad y unificar los controles de la actividad nocturna, pero hasta hoy, jamás se puso en marcha.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com

 A pesar de que hace casi dos años se encuentra creada por una ordenanza que fue aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante, la Oficina de Nocturnidad del Municipio continúa sin funcionar y persiste la incertidumbre sobre qué tipo de controles se llevan a cabo en los espectáculos nocturnos y boliches bahienses.

   Ante la consulta de este diario desde el Ejecutivo municipal explicaron que el “primer año de demora se dio por la división que hubo en la Guardia Urbana--a principios de 2017-- y la creación del PreCom.

   “Uno de los problemas es que consideramos que el director de la oficina debe ser personal político y no un empleado de planta”, explicaron desde la Secretaría de Seguridad. “En las próximas horas vamos a pedir una reforma a la ordenanza aprobada para que el máximo responsable sea personal político y esto pueda empezar a funcionar”, agregaron.

   De todas formas, aclararon que los controles nunca dejaron de realizarse y continuaron “como siempre”.

   “Fiscalización se encarga de habilitaciones, REBA y de la vigencia de la habilitación de bomberos, pero bajo ningún aspecto se ocupa de controlar que no haya menores, discriminación o de algún aspecto de la seguridad”, agregaron.

   Por el momento se sabe que la facultad de inspeccionar el cumplimiento de ocupación, que no haya menores y otras normas provinciales se encuentran en manos de los 30 agentes con los que cuenta la Unidad de Prevención Comunitaria (Precom). 

    En agosto de 2016, tras varias semanas de debates, el Concejo aprobó la creación de la Oficina de Nocturnidad , dependencia que funcionaría bajo la órbita de la secretaría de Seguridad de la comuna, aunque hasta el momento, no hubo novedades sobre los motivos que demoran su puesta en marcha.

   “Lo cierto es que en dos años no se hizo nada, hay cada vez más problemas de inseguridad en la noche y no tenemos datos sobre los controles que se hacen”, se quejó el concejal Maximiliano Núñez Fariña (PJ-Cumplir), quien días atrás presentó un proyecto pidiéndole al Municipio explicaciones por las demoras.

   La idea de contar con una oficina encargada de controlar locales nocturnos surgió desde la propia secretaría de Seguridad en mayo de 2016.

   El objetivo era “generar un sistema único de coordinación y control del funcionamiento de la noche y la seguridad”, se dijo.

   Entre las funciones que iba a tener figuran la de autoridad de aplicación de leyes provinciales y nacionales, la fiscalización y emisión de infracciones o cambios en los permisos de habilitación otorgados a los locales nocturnos.

   Además se encargaría de recibir denuncias de discriminación, llevaría estadísticas de las infracciones a boliches y lanzaría campañas de prevención y hasta de hábitos saludables.

   También se crearía un comité conformado por un representante de diferentes organismos municipales, del Concejo Deliberante y el INADI que deberían reunirse periódicamente e informar sobre las acciones llevadas a cabo.

   En aquel entonces se anticipó que de lunes a viernes se realizaría el seguimiento de expedientes de todos los locales bailables y los fines de semana se verificará el cumplimiento de las normas.

   “Se controlará desde el factor de ocupación hasta las instalaciones eléctricas, horarios de cierre, la regularización de personal encargado del control”, se pensó.

"Queremos conocer los motivos del retraso"

   La propuesta logró el consenso de todos los sectores políticos tras incorporar varios pedidos de la oposición, que solicitó designar por concurso interno del municipio al máximo responsable de la dependencia y que se remita un informe de las tareas realizadas cada 90 días.

   “Estimamos que va a comenzar a funcionar cerca de fin de año, ya que en los próximos días comenzaremos a trabajar en la reglamentación” explicaron en aquel entonces desde el área que conduce Emiliano Álvarez Porte.

   Sin embargo y pese al ambicioso plan, la puesta en marcha nunca se concretó.

   “Uno de los problemas es que consideramos que el director de la oficina debe ser personal político y no un empleado de planta”, explicaron desde la secretaría de Seguridad.

   En los últimos años dos noticias vinculadas a la noche generaron un fuerte impacto social, tanto en Bahía como a nivel nacional. La venta de drogas sintéticas detectada en una fiesta electrónica que se realizó en el boliche El Reino, en septiembre de 2016, y días atrás el asesinato de Mario Díaz, un chico de 21 años que fue hallado muerto a escasos metros de la zona de boliches en Fuerte Argentino.

   “Queremos conocer los motivos del retraso y cómo se llevan a cabo los controles, y procesos de fiscalización tanto en los boliches como en espectáculos públicos”, dijo Núñez Fariña.