El fallo no está firme

Lo condenan por vender drogas pero continúa en libertad

26/6/2017 | 17:51 | Walter Ledesma recibió una pena de 7 años. Lo atraparon en 2010, con más de 8 kilos de cocaína.

Lo condenan por vender drogas pero continúa en libertad. La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca

   Un presunto vendedor y/o proveedor de drogas, a quien se le había secuestrado una importante cantidad de cocaína para el mercado bahiense, fue condenado a cumplir 7 años de prisión, aunque llegó al juicio en libertad y seguirá en esa condición hasta que el fallo quede firme.

   Se trata de Walter Oscar Ledesma, quien tiene 41 años y último domicilio en Remedios de Escalada 1334, uno de los 3 inmuebles que se allanó durante el operativo que derivó en su detención, entre el 12 y el 15 de febrero de 2010.

   Elba Lazzarín (34), expareja de Ledesma, también fue procesada aunque terminó absuelta, al no acreditarse su intervención en el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

   El fallo fue dictado por los jueces Juan Leopoldo Velázquez y Beatriz Torterola, del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca.

   Los operativos tuvieron lugar en la casa de Ledesma, en la vivienda de Waika 510 del barrio Patagonia (allí vivió el hombre y su exmujer) y en la leñera de Esmeralda 1266. Todo el secuestro significó sacar de circulación 8,447 kilos de cocaína fraccionados y 21,4 gramos de marihuana.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El hombre arribó al juicio en libertad porque, en primera instancia -y tras permanecer algunos meses entre rejas-, se entendió que no iba a entorpecer la investigación ni que existía peligro de fuga. De todas maneras, al dictar el fallo, el tribunal tuvo en cuenta, como agravante, una condena anterior en su contra, a 3 años de prisión en suspenso.

   Según Sebastián Martínez, su defensor, Ledesma goza de buen concepto y durante los 7 años que duró el proceso "no existen informes de incumplimiento". También cuestionó la demora en los tiempos de la justicia, con la incertidumbre que esa situación le generó.

Pruebas contundentes

   Si bien el acusado se mantuvo en silencio durante toda la instrucción de la causa y en el juicio, para los jueces quedó probada su intervención.

   "Su autoría se encuentra acabadamente demostrada con los hallazgos, incontrovertidos, del estupefaciente en los lugares sometidos a su exclusiva esfera de dominio, como en mayor medida, sucedió en la calle Remedios de Escalada o, en ínfima medida, en el que compartiera, por un tiempo, con su pareja en la calle Waika", se indicó en el fallo.

   También tuvieron en cuenta la dosificación de la droga (en tizas), el secuestro de una balanza de precisión, la gran cantidad de dinero secuestrado y los mensajes telefónicos descubiertos.

   En cuanto a Lazzarín, se estableció que la tenencia de droga que se le puede achacar solo alcanza para el consumo propio y, al ser en un ámbito privado, se la absolvió.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias