EL PASE MOVILIZÓ A TODA LA CIUDAD

Hace 40 años, Cabrera se sintió lejos de Estudiantes

28/8/2016 | 09:00 | El 28 de agosto de 1976 debutó con la camiseta de Gimnasia y Esgrima La Plata. Se fue después de que la lista que integraba perdiera las elecciones.

Beto tomó la decisión, y se puso la 8 de Gimnasia. Fue en la ciudad de 9 de Julio.

Fernando Rodríguez

ferodriguez@lanueva.com

Las diferencias políticas internas del club Estudiantes sacudieron el ambiente basquetbolístico local y nacional. La lista que integraba, entre otros, Alberto Pedro Cabrera, perdió las elecciones y el mejor jugador argentino de entonces, poco después decidió alejarse de su institución.

Fue un golpe para el club y la ciudad. Difícil de digerir. Debutó el 28 de agosto de 1976. Hace exactamente 40 años. Él tenía 30.

El cambio, oficialmente, se registró el viernes 13 de agosto, cuando firmó el pase y se convirtió en jugador de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Al día siguiente, vía aérea, regresó a la ciudad, en un marco de hermetismo. Y recibió a “La Nueva” en su casa de calle Angel Brunel.

“Su estado de ánimo no era el habitual. Parecía arrumbado. Había tomado una decisión muy difícil. Más que eso -que nadie tenga dudas- contra sus propios sentimientos deportivos. Entonces...

-¿Qué fue lo que lo llevó a alejarse de Estudiantes?

-Motivos de índole particular...

-¿Referidos a su (ex) club?

-Sí.

-¿Con sus actuales dirigentes?

-(...) Prefiero no hacer comentarios al respecto. Al menos hasta que no se clarifiquen algunas cosas...

-¿Seguirá vinculado a Estudiantes de alguna otra manera?

-Ese es mi propósito. Todo depende...

-¿Y al básquetbol bahiense?

-Por supuesto. En todo lo que pueda y se me necesite.

-¿Sabía Osvaldo Iglesias, actual titular albo, de su decisión?

-Sí, se la había adelantado...

-¿Por qué a Gimnasia?

-Porque tengo allí muchos amigos y porque es una gran entidad.

-¿Y River y Ferro? ¿Y Mar del Plata?

-Es cierto, todos se interesaron en mí. Pero en realidad, las conversaciones más formales las mantuve siempre con Gimnasia y River. Antes de firmar en La Plata, hablé claro con Pacazzochi (dirigente millonario) y le expliqué los motivos. Lo lamento mucho -así me dijo- pero me comprendió perfectamente.

En el momento de la despedida, Cabrera casi dio rienda suelta a su contenida emoción. Junto a la puerta de entrada vimos un mural colgado de una de las paredes, con el plantel superior de Estudiantes. Obviamente, uno de los jugadores que aparecían era él, luciendo la casaca número 14. Le hicimos un mudo gesto de interrogación.

“Lo conseguí precisamente en este viaje a Buenos Aires. Apenas regresé, lo primero que hice después de saludar a mi esposa y mis chicos fue colocarlo allí...”. Y su voz se quebró. No pudo seguir explicando... ¿Hacía falta?

El debut, en 9 de Julio
Fue el jugador convocante

El debut de Beto con la camiseta mens sana se registró en la ciudad de 9 de Julio, contra un seleccionado local reforzado por jugadores de Lanús, venciendo 85 a 75.

El partido fue promocionado -incluyendo afiches-, en base a la presencia del bahiense y se recaudaron 18 millones de pesos nacionales, lo cual constituyó todo un récord para la época.

En el primer tiempo ya ganaba el equipo platense, por 42 a 35

Selección de 9 de Julio (75): Víctor Hernández 18, Guitart 24, Messina 12, Guglielmino, Ucha 9, Rodríguez 6, González 2 y Rombozi 4.

Gimnasia (85): Peinado 7, Cabrera 14, Gehrmann 26, Haller 30, Sfeir 4 y López 4.

En el segundo partido, Gimnasia superó a Bolívar, por 86 a 73, con 20 puntos de Beto.En partidos oficiales, Beto Cabrera reforzó -junto a Atilio Fruet y Ernesto Gehrmann- a la Asociación Buenos Aires, en una gira por Europa y Medio Oriente, entre el 21 de diciembre de 1969 y el 3 de febrero del '70. Real Madrid lo vio y le hizo una oferta. Él la rechazó.

Con Olimpo disputó tres torneos, ganando dos.

El primero fue el Provincial de Clubes, en 1978, en el que el aurinegro le ganó a Comunicaciones de Pergamino, por 91 a 59.

En el Argentino, disputado en Santiago en diciembre del mismo año, nuevamente Olimpo, con Beto y Eduardo Muñiz como refuerzos, terminó primero, superando en la final a Obras, por 75 a 67.

Y la tercera oportunidad, en Isla Margarita (Venezuela), en el 11º Sudamericano de Clubes campeones, en 1979. El aurinegro -con Beto y Gehrmann-, terminó tercero.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias