PREOCUPACIÓN EN LA COMUNA

Desplazan a un jefe de la policía de Pringles

6/2/2015 | 01:27 | A raíz de los últimos hechos de inseguridad, el subcomisario Fabián Bigurrarena fue separado.

El intendente de Coronel Pringles, Carlos Oreste, confirmó ayer la remoción del subcomisario Fabián Bigurrarena, quien se desempeñaba como segundo jefe de la seccional policial de aquella ciudad, a raíz de los graves y reiterados hechos de inseguridad cometidos en lo que va del año y que provocaron indignación en la comunidad.

En conferencia de prensa desarrollada ayer, el jefe comunal estuvo acompañado por el doctor Fernando Martínez, extitular de la ayudantía fiscal y actual secretario de Seguridad, y efectuó un exhaustivo informe sobre los delitos ocurridos últimamente en la ciudad, entre ellos varios asaltos contra comercios y otros hechos menores en la zona periférica.

“Me llama la atención la modalidad delictiva, golpe a golpe, donde los delincuentes no tienen ningún tipo de reparos en su accionar”.

Según se supo, entre la ola de delitos se encuentra el asalto al local de venta de electrodomésticos denominado Casa Silvia, situado en la calle Moreno 886, donde violentos malvivientes redujeron a los empleados cuando se disponían a cerrar y se alzaron con una importante suma de dinero en efectivo y mercadería.

También, durante el pasado fin de semana, un vehículo Fiat 147, propiedad de Mónica Villagrán fue quemado intencionalmente por personas desconocidas cuando se encontraba estacionado en Dorrego al 700. Otros ilícitos se perpetraron en la cantina del Club Alumni y en el taller mecánico de Rubén Naumman, a quien le sustrajeron múltiples herramientas de mano.

El funcionario municipal sostuvo además que “en materia policial la política tiene que ser prudente, pero debemos tomar la responsabilidad que nos cabe en esta situación. Vamos a responder a la comunidad con más trabajo, solucionando puntos mínimos”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

“Y si la policía no tiene móviles que lo haga a pie, en bicicleta o en moto, pero que brinde una mayor presencia en las calles”, opinó el jefe comunal.

“Vamos a hablar con los vecinos sobre las situaciones que se viven, porque la seguridad la hacemos entre todos. Es importante contar con un plan de trabajo con los comerciantes y, si es necesario, el municipio va a pagar los adicionales que la Provincia redujo a la mitad en la policía”, agregó.

Luego invitó a la comunidad pringlense para que se acerque a la sede de la secretaría de Seguridad, “porque, sinceramente, observo que los pobladores han perdido confianza en la policía y en el poder político”.

El intendente Oreste resolvió también duplicar la inversión respecto al funcionamiento de la Guardia Urbana y confirmó que firmará un convenio de colaboración con el municipio bonaerense de San Isidro para la adquisición de nuevos móviles.

“El municipio no puede comprar unidades policiales porque le corresponde al Ministerio de Seguridad, que envió un móvil en cinco años, de modo que no podemos esperar más”, sostuvo.

Y mencionó que “lo que vamos a hacer es recurrir a una acción excepcional, similar a la que realizó el partido de San Isidro, que más allá de la emergencia en seguridad que decretó la provincia no cubre ese ítem para la ciudadanía, pero desde el municipio lo vamos a cubrir”, aclaró el vocero.

Por último, sobre la existencia de una supuesta interna policial, el funcionario señaló que “es un tema del cual no puedo opinar porque corresponde de manera pura y exclusiva a la policía. Yo no soy quien para opinar”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias