CON LAS FORMAS DEL AYER

El gran Polo del sur

9/1/2015 | 00:19 | Por Mario Minervino

Hace 40 años, en enero de 1975, José Ignacio De Lizaso jugó su último partido de básquet con la camiseta de Olimpo.

Considerado uno de los tres grandes de la época de oro del básquetbol bahiense, José Ignacio “Polo” De Lizaso llegó desde su Necochea natal a los 18 años de edad, para calzarse la camiseta aurinegra en 1964. Junto con Lito Fruet, Alberto Cabrera, Adrián Monachesi y Jorge Cortondo, entre otros, formó lo que muchos llamaron “el quinteto ideal” de todos los tiempos del básquetbol local.

Luego de una exitosa carrera en las selecciones bahiense, provincial y nacional, De Lizaso había anunciado su retiro del seleccionado local un mes antes, luego de ganar el torneo en San Pedro. Ahora jugaba, según sus propias palabras, su último partido definiendo el título del torneo local frente a su clásico rival.

El Negro no se pudo ir campeón, ya que el trofeo ese año se lo llevó Cabrera y su gente, al ganar esa final por 78 a 72. Entre Monachesi y De Lizaso marcaron 50 puntos. Cabrera y Raúl Alvarez sumaron 44 para el albo.

Esa noche, curiosamente, De Lizaso fue continuamente hostilizado desde las tribunas. “Pensamos que él, por todo lo que hizo en bien de nuestro básquetbol, no mereció este agravio”, comentó un cronista de este diario, atento a la condición histórica de esa jornada.

Advirtiendo esa situación, apenas terminó el partido, Cabrera se estrechó en un fuerte abrazo con el jugador símbolo del rival. Minutos después, al recibir la copa, el capitán albo hizo un gesto, señalando a los dos elencos como merecedores del trofeo. Una ovación espontánea arrancó, entonces, de todos los sectores, premiando al mejor deportista local del siglo XX y a un jugador que aportó fuerza, templanza y talento en dosis extraordinarias.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias