Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Volvió la "moda" de las amenazas

Llamados reiterados y anónimos al 911 que denuncian la presencia de bombas en diversas instituciones (mayormente, escuelas) están poniendo nuevamente en jaque a las autoridades locales y traslucen un proceder que ya se repitió en 2008 y que convirtió a Bahía Blanca, tristemente, en la ciudad con más intimidaciones de la Provincia.

 Llamados reiterados y anónimos al 911 que denuncian la presencia de bombas en diversas instituciones (mayormente, escuelas) están poniendo nuevamente en jaque a las autoridades locales y traslucen un proceder que ya se repitió en 2008 y que convirtió a Bahía Blanca, tristemente, en la ciudad con más intimidaciones de la Provincia.


 La situación, que distrae de sus funciones a personal policial, de Tránsito, de Defensa Civil y de Explosivos, motiva, en la mayoría de los casos, la evacuación de los inmuebles afectados, la suspensión temporaria de las actividades (clases), el riesgo de accidentes en la vía pública y los temores de los involucrados involuntariamente; especialmente, si son niños de corta edad, entre otros aspectos.


 Si bien el tema no tiene el alcance que registró en los primeros meses del año último (ver aparte), entre mediados de febrero (cuando comenzaron las mesas de exámenes en el nivel medio) y abril de este año, se registraron 43 llamados intimidatorios sobre presuntos explosivos en establecimientos educativos bahienses; el grueso, del sector público.


 El dato, proporcionado por la Jefatura Departamental de Policía, indica que, en el presente ciclo, hay un promedio de dos amenazas por día, siendo un porcentaje mínimo de lo que ocurrió en 2008 (de hasta 30 por día), pero superior a lo habitual.


 A esto hay que sumar que, paralelamente, ya hubo 12 paros (de porteros o docentes, con acatamiento diferente), hecho que no ocurrió el año último, cuando los paros empezaron luego del receso invernal, además de cuatro feriados.


 De las 43 amenazas de este año, la EPB Nº 61, de Manuel Molina 1.400, registró cinco; cuatro, el colegio Don Bosco, de Vieytes 150, y tres la EEM Nº 11, de Villa Rosas.


 Los alumnos más afectados son los de clase media y baja, de diversos barrios.


 Las comunicaciones intimidatorias a escuelas locales en 2009 comenzaron el último día del receso estival.


 Y un viernes de marzo hubo que evacuar varias escuelas del barrio Patagonia, luego de un paro por 48 horas, porque un llamado anónimo alertó por la presencia de una bomba en una escuela del barrio, sin especificar cuál era.


 En los últimos días, también se debieron evacuar el hospital Municipal y el Concejo Deliberante, así como algunos boliches bailables.


 En las amenazas a escuelas, se suele identificar la voz de menores, según afirman las fuentes policiales, recordando que, en 2008, fueron detectados varios responsables in fraganti.

Reunión con todos los actores




 Por el carácter que está tomando la situación y para evitar llegar a lo ocurrido el año último, convocada por la Jefatura de Policía Departamental, se llevará a cabo, hoy, en avenida Alem 836, una reunión sobre la problemática de las amenazas de bomba contra establecimientos educacionales en la ciudad.


 Según explicó el comisionado Héctor Abel Maggi, titular de la citada dependencia, "la reunión ha sido convocada con carácter preventivo, teniendo en cuenta la grave situación que se viviera durante el año 2008 y la preocupación e incertidumbre que tales sucesos generan en la comunidad educativa, y que afecta tanto a docentes como alumnos y padres".


 Han sido invitadas las máximas autoridades educacionales a nivel local y regional, personal del Servicio de Atención de Emergencias 911, de la división Centro de Despacho y Emergencias Radioeléctricas Bahía Blanca, de la delegación de Explosivos y de Defensa Civil, habiéndose también de contar con la presencia del jefe de la Policía Distrital y de los titulares de las distintas comisarías locales.


 Según se supo, se prevé consensuar cursos de acción a seguir ante hechos de esta naturaleza, tratando de coordinar acciones, porque existen discrepancias entre los sectores sobre cómo actuar.


 Así, por ejemplo, las directoras suelen proceder a la evacuación inmediata, permaneciendo, en general, enfrente del establecimiento, mientras que personal experimentado recomienda no evacuar hasta tanto ellos se presenten.


 En el transcurso del año 2008, se produjeron en la ciudad de Bahía Blanca 840 llamados por amenaza de bomba a establecimientos educacionales, tanto públicos como privados, superando la media provincial y logrando el récord de ser la peor ciudad, en ese rubro, de la Provincia.


 Maggi presentó, entonces, la denuncia ante la justicia. A la investigación penal preparatoria Nº 146.518, de trámite por ante la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio, se agregaron otras diez causas conexas, en cuyo marco, y como resultado de las diligencias investigativas desarrolladas, se logró la identificación de varios de los teléfonos desde los cuales provenían las citadas amenazas, habiendo sido citados por la justicia los menores tenedores de dichos aparatos y sus progenitores, a fin de que dieran las explicaciones del caso.


 Sumado al trabajo desarrollado por el personal de la división de Explosivos, el cual detectara, al momento de la inspección, a varios de los menores (alumnos del mismo establecimiento afectado) responsables de las llamadas intimidatorias, se pudo descomprimir, hacia mediados de año, la problemática.


 Maggi indicó que, en cada evacuación, se produce la afectación de recursos logísticos y humanos, tanto de personal policial de seguridad (mínimo dos móviles y cuatro efectivos para el corte de calle), peritos en explosivos (al menos uno, con movilidad especial), Defensa Civil y, eventualmente, unidades de asistencia médica.

Amenazas 2008

EstablecimientoTotal
EEM Nº 13(ex Nacional) 66
EPB Nº 61(Manuel Molina 1.400) 62
EET Nº 4(Florida al 400) 51
EEM Nº 10(Rayén y Quillén) 41
EEM Nº 6(Vieytes 51) 38
EPB Nº 84(Roberto Arlt y Panamá) 36
EEM Nº 3(Vieytes y Bravard) 33
EPB Nº 50(Nueva Bahía Blanca) 25
EET Nº 3(Charlone al 300) 20
La Piedad(Gorriti 1.200) 19
EPB Nº 2 (Vieytes 51) 19
EPB Nº 76(Panamá 3.000) 17
EET Nº 2(Azara 1.200) 17
Don Bosco(Vieytes 150) 16
EPB Nº 7(19 de mayo 347) 16

Los aspectos clave

* Las amenazas de bomba se realizan al servicio de emergencia 911, no a las escuelas.
* Al recibirse la denuncia en el 911, se acciona un sistema de atención a la emergencia, aunque se presuma que la llamada sea un alerta irreal.
* Todas las comunicaciones quedan registradas y grabadas y puede saberse el número del que provienen, aunque sean teléfonos públicos.
* El 92% se da en relación a escuelas públicas.
* Hubo varias personas procesadas por el delito de intimidación pública.
* Los chicos demorados utilizaron el aparato dentro de la institución, a pesar de que, desde hace dos años, está prohibido el uso del celular dentro de los establecimientos educativos, en toda la provincia de Buenos Aires. (La DGCyE prohibió el uso del celular, tanto por parte de docentes como de alumnos, según resolución Nº 17.728, del año 2006).
* La delegación de Explosivos tiene escaso personal y un solo camión preparado para este tipo de emergencias, por lo que su accionar se ve sumamente sobrecargado, a raíz de los llamados.
* La mayoría de los establecimientos educativos provinciales de Bahía Blanca no está en condiciones de enfrentar un peligro de magnitud. La mayor parte carece de plan de evacuación y de un sitio alternativo para trasladar al alumnado.
* Hay "riesgo" a 200 metros a la redonda del lugar afectado, por lo que, en caso de ser un peligro real, deberían alejarse de allí a esa distancia mínima.
* No todas las escuelas poseen accesos y egresos adecuados, ni matafuegos cargados ni escaleras con cintas antideslizantes.
* Las fuentes involucradas en las evacuaciones afirman que el personal docente no está entrenado ni para tomar decisiones de urgencia ni para llevar adelante una evacuación.

Consejos prácticos

* Lo ideal es que, por lo menos, las puertas de emergencia se abran hacia fuera.
* Ante un incendio, hay que cortar los servicios de luz y gas.
* En caso de incendio o advertencia de evacuación, la salida debe ser rápida, pero tranquila. Los niños deben seguir a su maestra. Dejar las mochilas y bolsos, pero no olvidar los documentos.
* Las escuelas deben tener una o varias salidas de emergencia, dependiendo de las dimensiones y características de los edificios. Las mismas deben estar bien señalizadas.
* Las escuelas deben tener un plan de evacuación, que tiene que ser conocido por todos los actores y deben ponerlo en práctica a través de simulacros.
* Cada institución debe tener un sitio predeterminado para trasladar al alumnado, en caso de peligro; no debe estar muy distante, para evitar problemas en el trayecto. Lo ideal sería un lugar cerrado, a dos cuadras del establecimiento.
* Si el simulacro no está bien coordinado, puede haber riesgo, tanto adentro como afuera del edificio.
* En un plan de evacuación, hay diversos roles. El personal debe saber qué debe hacer, para no superponer tareas. Los maestros de grado deben hacerse responsables de sus niños.
* Si no se puede tener un botiquín en cada aula, que haya uno disponible en las preceptorías o la dirección.
* Los matafuegos deben revisarse anualmente.

Es delito


















































 Para la Fiscalía Federal, que entiende en el caso de la UNS y las EMUNS, las llamadas se encuadran dentro del delito de amenazas agravadas por el anonimato, comprendidas dentro de los artículos 149 y 149 bis, que puede determinar penas desde hasta 10 años de prisión.


 Para la Fiscalía que tiene injerencia en los hechos relacionados con las escuelas provinciales, el delito es de intimidación pública, artículo 211 del Código Penal, con penas de entre dos y seis años.

Karina Cuchereno/"La Nueva Provincia"