AYER INHUMARON SUS RESTOS

Con Brítez se fue un goleador de raza

12/2/2008 | 10:00 | Virgilio Brítez no decía mucho. Llegó de su Chaco natal allá por 1975, con 21 años de edad, para cumplir con el servicio militar. Ese mismo año fue campeón con Rosario, integrando un equipo de excepción que contaba con figuras de la talla de Carlos Ortiz, José Dolcemáscolo, Luis Ramos, Néstor Barú, la "pantera" Carlos Rodríguez, Miguel Jacobo y otros tantos.


 Virgilio Brítez no decía mucho.


 Llegó de su Chaco natal allá por 1975, con 21 años de edad, para cumplir con el servicio militar. Ese mismo año fue campeón con Rosario, integrando un equipo de excepción que contaba con figuras de la talla de Carlos Ortiz, José Dolcemáscolo, Luis Ramos, Néstor Barú, la "pantera" Carlos Rodríguez, Miguel Jacobo y otros tantos.


 Le decían "Cachilo", era de estatura baja, de físico más bien delgado, callado y con un buen pique. Estaba lejos de las estridencias, pero cerca, muy cerca del área.


 Esos 18 metros que lo tuvieron, por más de una década, entre sus habitantes más certeros. Como navegante de sus vericuetos, fue un goleador implacable, quizás uno de los más grandes dentro de la rica historia de los de la casaca francesa.


 Ahora mismo se puede escuchar en la tribuna, ¡sí lo tuviéramos a Virgilio! Con 55 años, próximo a coordinar el fútbol menor de Rosario, y víctima de una mala jugada de la vida, se marchó, pero dejó un recuerdo imborrable entre los hinchas tricolores y del fútbol de la Liga del Sur todo.

Marcelo Michalijos

Un artillero notable






 Virgilio Brítez jugó un total de 280 partidos oficiales, con nada menos que 117 goles (fue goleador en los torneos del `75 y `77). En Rosario, donde debutó el 22 de junio del `75 (caída ante Huracán, 1-0), año en el que fue campeón, tuvo 219 presencias, con 91 tantos. En Pacífico fue campeón del promocional `76 (venció en la final a Sansinena, 1 a 0) y además lo hizo en el `85, con, en total, 19 partidos y 13 conversiones. El goleador también jugó en Sporting (`87 y `88), con 40 cotejos y 13 anotaciones; y en Olimpo (regional `78), donde jugó 2 partidos y no convirtió.


 El 3 de noviembre del `76, en el partido que marcó la despedida de Juan Carlos Zapata como jugador, Brítez anotó el tanto de la Liga del Sur en la derrota 5-1 ante la Selección Argentina.

Enfoque

"El gol lo buscaba a él"






 "Virgilio era una persona sencilla y humilde. Con su perfil callado y sereno siempre imponía serenidad en sus palabras. Eso sí, nunca sabíamos cuándo estaba contento o triste. Era reservado, muy querido y respetado en el ambiente del fútbol.


 "Su calidad futbolística era inagotable. Siempre estaba bien ubicado en el área, tenía un olfato goleador envidiable y parecía estar un segundo antes que el resto.


 "El no buscaba el gol, el gol lo buscaba a él. Tenía un buen arranque y cuando ganaba en velocidad no había cómo pararlo. Era derecho, pero jugaba por la izquierda. Siempre utilizó la camiseta "11" y enamoró a todos los hinchas de Rosario con su eficacia.


 "Llegó de Chaco con ganas de cambiar de aire. Hizo el servicio militar en Punta Alta, conformó una hermosa familia y se ganó el reconocimiento de compañeros y rivales.


 "También jugó en Sporting y Pacífico, pero su amor siempre fue Rosario. Pese a que hacía mucho tiempo que no lo veía, fuimos grandes compañeros y me dejó un recuerdo imborrable".

Angel Martín García/Fue compañero en el Rosario campeón del `75







Mustang Cloud - CMS para portales de noticias